Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo MIÉRCOLES 9- -1- -2008 ABC Diseñan islas artificiales para obtener energía limpia de las aguas tropicales Las plataformas flotantes aprovecharían la diferencia entre la temperatura de la superficie y el fondo marino E. J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. La idea central tiene casi cien años, pero ha hecho falta que el barril del petróleo esté en los cien dólares y que políticamente se haya abierto paso el deseo de reducir las energías contaminantes. Un nuevo proyecto pretende finalmente aprovechar la diferencia de temperatura del agua en las zonas tropicales (un salto de más de 20 grados, entre los 29 que puede alcanzar en la superficie y los 5 que tiene a un kilómetro de profundidad) para generar energía eléctrica. Al tiempo que se desaliniza agua y se aprovechan las plataformas flotantes que se instalarían en el océano, a modo de islas y archipiélagos artificiales, para obtener beneficio también de la energía solar, la eólica y la de las corrientes marinas. El proyecto está impulsado por el ingeniero Dominic Michaelis y su hijo Alex, junto con el investigador también británico Trevor Cooper, y que buscan ganar el concurso convocado por el magnate Richard Branson para idear un nuevo sistema de producción energética acorde con las nuevas exigencias del planeta. En el jurado del concurso, abierto hasta 2010, están Al Gore y el científico James Lovelock. La financiación para la puesta en marcha de la idea, no obstante, podría aparecer antes, al menos para su materialización en un plan piloto. La maqueta presentada tiene como unidad una plataforma exagonal, cuyo centro acoge una instalación para la llamada Conversión de Energía Térmica Oceánica. Se pueden ensamblar cuantos exágonos se deseen, dando además a cada uno varios usos complementarios: paneles solares, postes eólicos, desanalización de agua, cultivo de vida marina para alimentación... De acuerdo con las previsiones de sus inventores, detalladas en un largo artículo publicado ayer en The Daily Telegraph cada exágono podría llegar a producir 250 megawatios al día. Con cuatro de esas plataformas, se generarían lo mismo que una central nuclear de tamaño medio. Su construcción costaría el doble que el de ésta, pero no tendría los elevados gastos añadidos de disponer de los residuos nucleares y de la final neutralización de las instalaciones. La electricidad lograda se transmitiría a tierra firme por cable. Unas 50.000 plataformas de este tipo generarían las actuales necesidades energéticas del mundo, según advierten esperanzados sus impulsores. La Conversión de Energía Térmica Oceánica fue desarrollada inicialmente por el inventor francés Georges Claude, padre de la lámpara de neón. En la década de 1920 propuso varias maneras de aprovechar el diferencial de temperatura de los oceános. Sus prototipos, basados en principios ya adelantados en el siglo XIX, no acabaron funcionando, debido a inclemencias del clima y al escaso interés de la sociedad de su tiempo. Uno de ellos, por ejemplo, llevado a cabo en 1930 en la bahía cubana de Matanza, donde Claude llegó a producir 22.000 watios, una cantidad muy pequeña pero que podría haber dado pie a una continuidad en la investigación. La conversión energética prevista en el modelo ahora presentado incluye dos ciclos en el uso del agua de los trópicos. En un ciclo cerrado se utilizaría el agua caliente de la superficie marina para calentar amoníaco, que hierve a baja temperatura. El vapor movería una turbina para producir electricidad. El agua fría de las profundidades se usaría para enfriar el amoníaco, devolviéndolo al estado líquido para comenzar de nuevo el proceso. Un ciclo abierto tendría además el efecto colateral de desalinizar agua. El agua caliente se introduciría en una cámara al vacío en la que podría hervir más fácilmente, perdiendo la sal y transformándose en vapor para mover la turbina. Después, el vapor sería conducido a una cámara de condensación, enfriada por el agua fría del fondo marino. El resultado de este último proceso sería agua potable: 1,2 millones de li- CÓMO FUNCIONARÍAN LAS ISLAS DE ENERGÍA Poder solar Los heliostatos de la superficie focalizan el calor hacia la caldera central, que genera energía Caldera Central de Energía Solar Plataforma de energía Cada plataforma combinaría un número de técnicas de energía renovable Cisterna Agua destilada como subproducto del proceso Turbinas de viento Planta de OTEC Una idea del siglo XIX Generadores sub- acuáticos extraen energía de corrientes bajo la superficie Almacén termal Transformador de energía de las olas Entrada de agua caliente de la superficie, deja pasar agua caliente que ayuda a calentar el amonio para producir un gas generador de energía Salida de agua de la superficie Tubería de agua fría bombeada desde 1000 metros bajo la superficie Usando el calor y el frío del océano La conversión de energía termal del océano (OTEC) utiliza el agua muy fría de los fondos oceánicos y el agua caliente de la superficie para generar energía 180 a 200 C 200 a 220 C Ecuador El Océano Pacífico de alrededor del trópico es el sitio ideal para el OTEC 220 a 240 C Más de 240 C Paneles solares y planta OTEC Entrada de agua caliente superficial a las plantas OTEC Turbinas de corriente Muelle Puerto Isla de viviendas ISLA DE ENERGÍA 8 módulos en línea Isla almacén Cuatro plataformas generarían la misma energía que una central nuclear de tamaño medio Las islas artificiales obtendrían agua potable, energía eólica, hidrógeno para combustible y comida El proyecto cuenta con el apoyo del magnate Richard Branson, dueño de la compañía Virgin ABC CG. Simón Fuente: ENERGYISLAND Plataforma exagonal Transformadores de viento y olas