Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 ABC Beauvoir, la caída de un mito Hoy se cumplen cien años del nacimiento de la autora de El segundo sexo que formó, junto a Sartre, una de las parejas más emblemáticas de una época. Ahora, numerosas biografías ensombrecen la leyenda de la escritora POR JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Impiadoso y cruel centenario de Simone de Beauvoir (1908- 1986) Ningún editor tiene la tentación de publicar sus obras completas. Una docena larga de sus libros no se reeditan. Su única obra dramática no encuentra teatro donde volver a escena. Y sus más recientes biógrafas, antiguas admiradoras desencantadas, publican retratos feroces sobre las mentiras tejidas durante toda una vida, sobre sus relaciones con el sexo, sobre el abismo existente entre lo que ella escribía, lo que decía y lo que realmente hizo. Esa revisión en curso de la vida, la obra y la leyenda de Simone de Beauvoir queda bien reflejada en la distancia, el embarazo y la crítica acerba con la que el centenario es presentado por los grandes semanarios nacionales. Le Nouvel Observateur (izquierda socialdemócrata) estima que Beauvoir fue una escandalosa pero presenta su dossier con frases de este tipo: Manipuladora y frágil, intransigente y sumisa, tolerante y celosa... ¿Cómo construyó su leyenda entre verdades y mentiras? La gran primicia del semanario es una foto de Beauvoir desnuda (de espaldas) en pie, con altos tacones, arreglándose el moño. L Express (centrista) no considera necesario destacar el acontecimiento en primera página y se pregunta: A los veinte años de la caída del Muro, ¿no comienzan a producirse fisuras en el icono? El semanario presenta como acontecimiento dos biografías de Ingrid Galster y Danièle Sallenave que desmontan el mito desde dos ángulos devastadores: la papisa del compromiso político colaborando en Radio Vichy (la emisora nacional durante la ocupación nazi) y la papisa del feminismo mintiendo con cinismo durante 50 años sobre su vida sexual, utilizando y manipulando con desprecio a sus amantes (femeninas) más débiles. Le Point (centrista liberal) tampoco destaca el acontecimiento en su primera página y comenta por extenso los mismos libros, presentados con esta frase: Al final, queda hecha polvo la pareja que formaban Sartre y Beauvoir Jean- Pierre Amette, premioGoncourt y uno delos críticos más respetados de Francia, afirma: Descubrimos un Sartre frío sexualmente, machista, autoritario, celoso Descubrimos con qué crueldad y con qué rabia reaccionaba Beauvoir a las caricias desafortunadas de una de sus amantes Tras tales presentaciones en los grandes semanarios nacionales, el detalle de los análisis ahonda la distancia crítica en los terrenos capitales: vida íntima y sexualidad, vida pública y compromiso político. Las primeras grandes revelaciones sobre la verdad de la vida sexual de la pareja SartreBeauvoir datan de 1993, cuando una de las amantes de la pareja, Bianca Lamblin, publicó sus memorias íntimas, descubriendo la realidad atroz de un filósofo sucio, grosero, machista y finalmente poco dotado para la vida amorosa. Más allá de aquellas y pavorosas intimidades, Ingrid Galster y Danièle Sallenave han ido mucho más lejos, comparando los escritos feministas de Beauvoir con sus correspondencias íntimas y la realidad documental. El resultado desmonta el mito libertario de la pareja, dejando al descubierto una realidad muy negra. A la luz de sus biógrafas más recientes, la pareja Beauvoir- Sartre se asemeja muy mucho a la pareja de la marquesa de Merteuil y el vizconde de Valmont, los legendarios personajes de la más famosa de las novelas epistolares francesas, Les liaisons dangereuses, de Pierre Choderlos de Laclos: dos predadores sin escrúpulos, pre- Sexo y política La novelista francesa, fotografiada en París en 1971 dicando la moral en público, y comportándose en la intimidad con una pavorosa falta de escrúpulos para con los y las amantes seducidas y pronto abandonadas, por capricho, en no pocas ocasiones. Cuando Galster y Sallenave comparan lo escrito por Beauvoir sobre la vida, la sexualidad, el feminismo y el compromiso político, con su comportamiento real, en la vida pública y privada, se desprenden imágenes de una negrura cínica y oportunista francamente desagradables. Beauvoir y Sartre vivieron la ascensión del nazismo, la guerra civil española, el Frente Popular, y la segunda Guerra Mundial muy alejados de todo compromiso. En Berlín, la pareja no percibe nada inquietante en Hitler. Ante las batallas de la guerra civil española sólo mostraron una indiferencia olímpica. Cuando los nazis toman París, Beauvoir comienza a colaborar con Radio Vichy, la radio oficial de los colaboradores con Hitler. Y Sartre publica en 1943 uno de sus grandes libros filosóficos. Derrotados y expulsados de París los alemanes, la pareja descubre el compromiso, que Sartre resume de manera muy AFP A la luz de sus biógrafas más recientes, la pareja Beauvoir- Sartre se asemeja mucho a la pareja de la marquesa de Merteuil y el vizconde de Valmont, de la novela Les liaisons dangereuses gráfica: Todo anticomunista es un perro rabioso En su caso, el compromiso político, orquestado con mucho aparato publicitario, se manifiesta con viajes oficiales a Moscú, Pekín y La Habana. Y algo más: denuncias implacables del imperialismo norteamericano, pero textos de apoyo intelectual expreso a las tiranías comunistas rusa y china. Beauvoir llegó a publicar un libro apologético sobre la China de Mao, piadosamente olvidado. En el terreno íntimo, sexual, la predicadora feminista tiene rostros menos simpáticos. Durante la ocupación na-