Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 ABC Seis años por descuartizar a un compatriota y tirarlo a la basura Ep MADRID. La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a seis años de prisión a Roman S. S. de origen polaco, por participar el 10 de abril de 2004, junto a otros tres individuos, en el asesinato de un compatriota, a quien descuartizaron y arrojaron a un contenedor de basura en Alcalá de Henares. La Sección Sexta considera a Roman S. S. responsable de un delito de homicidio, con la atenuante analógica de embriaguez. La condena atiende a la petición realizada por la Fiscalía tras alcanzar un acuerdo de conformidad con el abogado defensor. En un principio, se solicitaba para él 18 años de cárcel por un delito de asesinato. Además de Roman S. S. también están acusados por este mismo procedimiento Robert R. Artur J. B. y Jacek P. H. aunque actualmente se encuentran huidos de la Justicia española. Los procesados fueron ya absueltos por la Audiencia después de que un jurado popular les declarase no culpables por falta de pruebas. Pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ordenó repetir la vista oral porque no se habían incorporado a la causa las declaraciones que los acusados prestaron ante la policía. La sentencia considera probado que el 10 de abril de 2004 Roman S. S. se encontraba en el salón de su casa, junto a Robert, Artur, Jacek y la víctima, Mykola S. Sobre las 14.00 horas se inició una discusión entre Roman y Mykola a consecuencia de las tareas de la casa. Entonces Roman y Robert comenzaron a golpear a Mykola, quien había ingerido grandes cantidades de alcohol. Ante esta situación, Artur y Jacek abandonaron la casa, mientras los otros continuaban golpeando a la víctima. Le llevaron al patio de la casa y le ataron alrededor del cuello una cuerda, enganchando el extremo de la misma en un hierro clavado en una de las paredes del patio. Le colgaron y murió. Escondieron el cadáver en un cuarto de herramientas en donde estuvo 8 días. El noveno le descuartizaron. Ya, en la madrugada del 21 de abril, metieron el tronco y los muslos dentro de una bolsa de deportes y la arrojaron a un contenedor de basura frente a la casa. Un día después, tiraron a otro contenedor la cabeza, los brazos y la parte inferior de las piernas. JAIME GARCÍA Vuelve la rutina, y con ella los atascos El embotellamiento habitual de por la mañana, el de la hora de comer, y el de por la tardenoche, más algún atasco de propina si entre horas hay que hacer algún recado. Ayer, después de la tranquilidad de las fiestas navideñas, se volvía a instaurar la rutina y con ella, el colapso en las diferentes calles y accesos a Madrid. En la imagen, el parón que se registraba a primera hora de la mañana en la M- 30 a la altura del Puente de la Paz. Riña por las tareas domésticas Alunizaje en una administración de lotería abierta en Vallecas Uno de los tres asaltantes arrojó el botín al suelo cuando estaba siendo perseguido s Ascendía a unos once mil euros M. J. ÁLVAREZ MADRID. Fue a plena luz del día: 10.30. Por suerte, a esa hora solo se encontraban en el establecimiento de lotería, situado en el número 21 de la calle de Congosto (Villa de Vallecas) la dueña, de unos 60 años, y su hija. Una, estaba en el mostrador; la otra, en la parte trasera, que da a otra calle. Y fue en esta última, en donde se encuentran las cajas fuertes donde un fuerte estruendo sacudió las paredes del inmueble. Era un todoterreno (Land Rover) viejo que estrellaron contra el comercio. Segundos después, se reprodujo el golpe. La joven, instintivamente, cerró las cajas de seguridad y abandonó el lugar, junto a su madre, gritando: ¡Socorro! Entretanto, vecinos y viandantes que se encontraban en las inmediaciones, al percatarse de que algo anormal estaba sucediendo dieron la voz de alerta a una patrulla en labores preventivas que pasaba por allí. Ésta observó que un vehículo de gran cilindrada (BMW) ocupado por una sola persona, salía a toda pastilla de la calle, poniendo en peligro la seguridad. Le seguía el Land Rover que se había empotrado contra el muro del local, con un único ocupante. De la administración salió una tercera persona con el rostro cubierto por un pasamontañas, huyendo a toda prisa. Fue perseguido por los agentes y por las personas que se habían congregado. Para zafarse de ellos, a unos cien metros, arrojó al suelo un bolso, que resultó tener parte del botín. El asaltante continúo su carrera hasta que tropezó y cayó al suelo, momento en el que fue detenido. En el interior de la bolsa los agentes hallaron unos once mil euros, una parte en metálico y otra en resguardos pendientes de cobro de décimos de lotería. El apresado, Alejandro P. M. de 26 años y nacionalidad española, fue conducido a la comisaría del distrito, en donde pasará a disposición judicial, tras tomarle declaración. La propietaria de la administración, que sufrió una crisis de ansiedad, tuvo que ser atendida por sanitarios del Samur- Protección Civil. Todo apunta a que los asaltantes, que iban encapuchados, son del barrio. O, al menos, conocen perfectamente la distribución del establecimiento, que da a dos calles, y con una única entrada- -la que da a Congosto- Por ello estrellaron el vehículo, que aparcaron la noche anterior, contra la pared que da a otra calle. Hace un mes, unos individuos atracaron en el Ensanche de Vallecas la gran superficie Ikea, repleta de público, y no dudaron en encañonar a un policía nacional y dispararle para poder escapar con el botín. La Guardia Civil detiene a cuatro personas dedicadas al robo de viviendas ABC MADRID. La Guardia Civil de la Comandancia de Madrid, en la denominada Operación Morfeo detuvo ayer a los cuatro integrantes de un grupo organizado, presuntos autores de 45 robos con fuerza cometidos en la zona Norte, Oeste y Este de la Comunidad de Madrid en los últimos seis meses. Además, la Guardia Civil logró intervenir gran cantidad de efectos procedentes de los robos como vehículos de alta gama, joyas, dinero y pequeños electrodomésticos. Los investigadores vinculan a estas cuatro personas originarias de la Europa del Este, con numerosos robos cometidos en los últimos meses en la Comunidad de Madrid y en otras provincias españolas. Por otra parte, agentes de la Policía Nacional que se encontraban en el aeropuerto de Barajas detuvieron ayer a un ciudadano holandés cuando supuestamente trataba de introducir en España un kilogramo de cocaína oculto en el interior de su organismo. Un detenido y dos huidos