Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 ABC Carrera contrarreloj de los corazonistas para reunir a sus alumnos en un año Construirán un colegio nuevo en la calle de Paraguay y rehabilitarán el de Alfonso XIII s Los de Infantil estarán en una nave prefabricada durante al menos este curso MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. Ninguno de los 1.200 alumnos del colegio Sagrado Corazón comenzó ayer el segundo trimestre del curso en su pupitre habitual. Todos han tenido que ser reubicados en otros centros. El hundimiento del tejado del edificio escolar que daba a la calle de Paraguay el pasado día de Navidad y la clausura posterior del segundo edificio- -al que se accede por la avenida de Alfonso XIII- -porque el Ayuntamiento no tiene clara la seguridad dentro del mismo, han hecho que el alumnado esté disperso, al menos durante todo lo que queda de curso. Sin embargo, los Hermanos Corazonistas han emprendido una carrera contrarreloj para conseguir que, en poco más de un año, todos los alumnos vuelvan a su colegio. Según ha manifestado a ABC el hermano Guillermo Maylín, superior provincial de esta orden religiosa, ya estamos estudiando créditos para construir un nuevo edificio que sustituya al que se nos vino abajo en la calle de Paraguay que era el que tenía las nueve aulas de Educación Infantil y dos de Educación Primaria. Costará un dineral. Lo sabemos, pero nosotros estamos en la enseñanza desde hace muchos años y ese es nuestro principal empeño añadió Maylín. instala ya en uno de los patios del colegio, también llamado Sagrado Corazón, que pertenece a las Religiosas del mismo nombre y que está ubicado en la calle Santa Magdalena Sofía, número 12, en el distrito de Chamartín, y muy cerca del colegio Nuestra Señora del Recuerdo, de la Compañía de Jesús. Los cerca de 500 alumnos de Educación Primaria empezarán el segundo trimestre- -también el 14 de enero- -en el colegio concertado Highlands, situado en el Soto de la Moraleja. Por último, los de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato ocuparán el colegio público Miguel Hernández, situado en Aluche. Este es uno de los colegios de que dispone la Consejería de Educación para reubicar, por una urgencia y con carácter temporal, a estudiantes de otros centros educativos. Ayer, sin embargo, unos cincuenta alumnos de segundo de Bachillerato iniciaron las clases, a la vuelta de las vacaciones de Navidad, en un espacio especialmente habilitado en la sede de la Confederación Española de Religiosos (Confer) y ahí estarán sólo esta semana puesto que el lunes 14 se unirán a sus compañeros en el Miguel Hernández. La dirección del colegio Sagrado Corazón y los padres de alumnos entendieron que estos estudiantes no podían perder una semana de clase- -la primera de este trimestre- -porque se preparan para la Selectividad y cualquier merma educativa podría repercutir negativamente. Según ha indicado Guillermo Maylín, el traslado de todos los alumnos a sus respectivos centros educativos de prestado se hará desde el propio colegio Sagrado Corazón. Así, todos los días, varios autocares llevarán a estudiantes y profesores tanto al Miguel Hernández como al Highlands y al Sagrado Corazón de la calle Santa Magdalena Sofía. Que vuelvan enseguida El superior provincial de los Corazonistas también adelantó que se van a emprender obras de rehabilitación en el edificio que sigue en pie- -el de la avenida de Alfonso XIII, construido en 1959- y esperamos que los alumnos que aquí estaban- -algunos de Primaria, Secundaria y Bachillerato- -puedan volver enseguida. No descartamos que sea después de Semana Santa o a principios de verano. Si así ocurriera, volvería aquí el 80 por ciento de nuestro alumnado. Sería estupendo y tenemos empeño en que así sea De momento, esos 1.200 alumnos han sido repartidos de la siguiente manera: los de Educación Infantil irán, a partir del 14 de enero, a una nave prefabricada de alquiler que se Sólo 50 estudiantes de Bachillerato volvieron ayer a clase, en la sede de la Confederación de Religiosos Cada día, a partir del lunes, varios autocares trasladarán a los estudiantes a sus nuevos centros Los padres están descontentos por el trasiego de sus hijos y porque se les obliga a la jornada continuada Trajín diario Además, Maylín ha asegurado que esta reubicación de sus alumnos no implica que dejen de pertenecer al colegio Sagrado Corazón. Muy al contrario: serán atendidos y evaluados por sus profesores de plantilla.