Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 ABC ACS eleva al 45 su posición en Fenosa, donde ha invertido ya 4.500 millones El grupo que preside Florentino Pérez descarta superar el 50 de la eléctrica J. G. N. MADRID. ACS ha adquirido un paquete del 4,83 de Unión Fenosa, por lo que su participación en esta eléctrica se eleva ya al 45,3 Esta última compra, a 44,50 euros la acción, ha supuesto un desembolso para el grupo que preside Florentino Pérez de 655,61 millones de euros, según fuentes de la constructora. Desde que ACS entró en el capital de Unión Fenosa en septiembre de 2005, ese grupo ha invertido unos 4.500 millones de euros para alcanzar el mencionado 45,3 de la eléctrica. Este aumento de la participación en Unión Fenosa, ya previsto, confirma la apuesta de ACS por la compañía madrileña, de la que es su principal accionista y consolida por integración total en sus cuentas desde hace un año. Cabe subrayar que ACS es también el primer accionista de Iberdrola, con una participación directa del 7,22 y otra del 5,2 a través de derivados. Su inversión en esta eléctrica es de 3.400 millones de euros. En cuanto a la posibilidad de que ACS acometa nuevas eventuales inversiones en el capital de Fenosa, fuentes de ACS consultadas por Ep no se pronunciaron al respecto, aunque descartaron totalmente que el grupo vaya a superar el 50 del capital de esa eléctrica, ya que en tal caso estaría obligado a formular una oferta pública de adquisición por el 100 del capital. Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo AFP El Santander, en Iberdrola La recesión en EE. UU. es ya una realidad, según Merrill Lynch Francia presiona al BCE para que dé prioridad al crecimiento ABC MADRID. El banco de inversión estadounidense Merrill Lynch afirma que la recesión de la economía de Estados Unidos ya no es más un pronóstico, sino una realidad, especialmente tras los datos del último informe de empleo del país publicado el pasado viernes. En concreto, un documento elaborado por el departamento de análisis económico de la entidad indica que el informe de empleo del pasado viernes sugiere firmemente que la recesión ha llegado aunque señala que como es tradicional será el Bureau Nacional de Investigación Económica (NBER por sus siglas en inglés) el encargado de oficializar esta circunstancia, aunque podría llevar casi dos años antes de que nos informen de ello De este modo, el documento elaborado por Merrill Lynch apunta que el NBER tiene en cuenta fundamentalmente el análisis de cuatro factores a la hora de determinar si la economía ha entrado en recesión: empleo, ingresos personales, producción industrial y ventas reales en los sectores manufacturero y minorista. En opinión del departamento de análisis del banco de inversión, si tras los datos de empleo del pasado viernes ponemos juntas estas cuatro piezas del puzzle que NBER analiza para juzgar si se produce un punto de inflexión, todas parecen haber tocado techo entre noviembre y diciembre, lo que sugiere con firmeza que de hecho nos encontramos en el primer mes de recesión En este contexto, los analistas de Merrill Lynch subrayan que esta posibilidad ya no puede ser considerada un pronóstico de ahora en adelante, sino que se trata de una realidad informa Ep. Por su parte, la ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, en una entrevista concedida al International Herald Tribune presionó al Banco Central Europeo para que dé prioridad al crecimiento económico en detrimento del control de la inflación. La ministra volvió a reiterar la corriente crítica que desde París se ha venido dirigiendo contra la política monetaria del BCE, poniendo en entredicho la independencia de la institución presidida por Jean Claude Trichet a la hora de cumplir su mandato primordial de mantener la estabilidad de precios en la eurozona. Si tenemos que elegir entre un alto nivel de inflación y un alto crecimiento, o un nivel estable de precios con un menor crecimiento, yo ciertamente prefiero una inflación temporalmente más elevada y un crecimiento más alto afirmó Lagarde, quien mostró su confianza en que esta postura sea compartida por otros socios europeos y que se lo hagan saber al BCE. Por otra parte, el Banco Santander ha elevado también su participación en Iberdrola hasta el 3,4 del capital. De ese porcentaje, valorado en unos 1.780 millones de euros, el 0,784 es una participación directa y el 2,5 está en manos de varias sociedades filiales, como el Banco Madesant, Norbest, Banesto y Santander de Seguros y Reaseguros. Barclays despide a su responsable de operaciones en el mercado americano AGENCIAS MADRID. Barclays Capital, la división de inversión de Barclays, el tercer banco más importante de Gran Bretaña, ha decidido despedir a su copresidente y responsable de operaciones en Estados Unidos, Grant Kvalheim, por las pérdidas sufridas en la crisis de las hipotecas subprime según informó ayer la edición digital del diario The Times Kvalheim dejará la entidad en el primer trimestre de este año y Jerry del Missier, el otro copresidente, asumirá en solitario la dirección de los negocios de Barclays Capital en Estados Unidos. Barclays ha tenido que admitir unos fallidos de 1.300 millones de libras esterlinas (1.740 millones de euros) durante 2007 vinculados a la crisis hipotecaria. El cese de Kvalheim se ha conocido poco después de que trascendiera que, pese a los malos resultados del año pasado, el presidente de Barclays, Bob Diamond, recibirá este año primas por valor de 14,8 millones de libras (casi 20 millones de euros) De esa manera, Diamond, según The Times habrá cobrado unos 75 millones de libras (más de 100 millones de euros) por todos los conceptos, desde que en 2005 entró en el consejo de Barclays. Nueva York baja un 1,86 por rumores de bancarrota La Bolsa de Nueva York cerró ayer a la baja y el Dow Jones de Industriales cayó un 1,86 debido a los rumores de que la compañía Countrywide, la mayor del país en el negocio de préstamos hipotecarios, se iba a declarar en bancarrota, y a la espera de confirmarse la dimisión del consejero delegado de Bear Stearns. Las acciones de Countrywide bajaron 2,09 dólares -27,36 hasta los 5,55 dólares, a pesar de que esa empresa negó los rumores antes mencionados. Los problemas financieros de Countrywide y la caída de ventas pendientes de viviendas en Estados Unidos hacen que los inversores no vean la luz al final del túnel de la crisis crediticia.