Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 RELIGIÓN 33 Oviedo y Tarragona ultiman los preparativos de sus Años Santos J. B. MADRID. El próximo domingo, la catedral de Oviedo acogerá la ceremonia inaugural del Año Jubilar de la Iglesia asturiana, concedido por Su Santidad el Papa a petición de su arzobispo, monseñor Carlos Osoro, con objeto de que las comunidades de la Iglesia puedan profundizar en sus valores cristianos a la sombra de la Cruz de la Victoria y de la Cruz de los Ángeles Ambas insignias, símbolo de la fe y la historia de esta región, cumplen, respectivamente, 1.200 y 1.100 años. Con este motivo, todos los fieles que acudan en 2008 a la Catedral y su Cámara Santa o a la Basílica de Covadonga podrán ganar Indulgencia Plenaria en las condiciones acostumbradas por la Iglesia, es decir: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice. Serán miles los peregrinos que acudan a la Santina de Covadonga en peregrinación, para lo cual se ha dispuesto un servicio especial de acogida a lo largo de todo el Jubileo. Es una oportunidad única, es un Año de Gracia apuntó esta semana monseñor Osoro, quien animó a los fieles asturianos a presentar a la sociedad con radicalidad a Jesucristo, no sólo con la palabra, sino con sus propias vidas para hacer frente a la enfermedad que sufre la sociedad actual, basada en el oscurecimiento de la esperanza El de Oviedo será uno de los dos grandes Años Jubilares que, a lo largo de 2008, se celebrarán en nuestro país merced a la gracia concedida por el Santo Padre. El otro arrancará el 20 de enero, y tendrá como protagonista la diócesis de Tarragona. La sede primada celebrará el 1.750 aniversario del martirio de los santos Fructuoso, obispo de Tarragona, y Augurio y Eulogio, diáconos, los primeros mártires cristianos en España. Este hecho, informan desde la diócesis, está sustentado por las Actas de su martirio, que suponen el documento cristiano auténtico más antiguo de la Península Ibérica Desde el 20 de enero de este año y hasta el 21 de enero de 2009, Tarragona será escenario de numerosos actos religiosos, culturales y lúdicos que recordarán la figura de estos mártires y su repercusión para la transmisión del Evangelio en tierras hispanas. Los jesuitas honran la tumba de su fundador, San Ignacio de Loyola, al comienzo de su 35 Congregación AFP La Congregación General de los jesuitas inicia el informe sobre la Compañía Fuerte presencia española en la secretaría general y los dos grupos de trabajo s Previsiblemente, en siete u ocho días se elegirá al sucesor del padre Kolvenbach JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. En el clima de discreción y serenidad que ha caracterizado los casi 25 años de mandato del padre Peter Hans Kolvenbach, la 35 Congregación General de la Compañía de Jesús inició ayer el trabajo por comisiones para asegurarse que nadie haya hecho campaña al cargo de Prepósito General y para redactar el informe sobre el estado de la Orden. Los primeros cuatro o cinco días de esta Congregación que durará en torno a dos meses se dedican a organizar el trabajo antes de pasar, en cuanto el calendario y los programas estén definidos, a la elección del nuevo Prepósito General. Los 225 participantes eligieron al padre Luis Orlando Torres de Puerto Rico como secretario general de esta Congregación, y al español Ignacio Echarte como ayudante. Ignacio Echarte, miembro de la Curia de la Compañía, participa en la Congregación como uno de los delegados del padre Kolvenbach. La presencia de jesuitas españoles es notoria tanto en la comisión encargada de descubrir si alguien ha hecho campaña electoral como en la que se está encargando de redactar el informe De Statu Societatis sobre el estado de la Compañía de Jesús. El padre Elías Royón, provincial de España, forma parte de ambas comisiones, mientras que el español Ramón Alaix, provincial de Bolivia, está en la destinada a excluir posibles candidatos que hayan podido haber hecho campaña absolutamente prohibida en las Constituciones. El Prepósito General saliente, padre Kolvenbach, se ha incorporado también a esa comisión, pues es la persona más informada de toda la Compañía. En la comisión que redacta el informe sobre el estado de salud de la orden, con sus luces y sombras figura además del padre Elías Royón, otro jesuita español, Alfonso Palacio, provincial del Brasil. En cuanto los diez componentes concluyan su trabajo, que requerirá muy pocos días gracias a la extensa preparación previa, lo leerán a los 225 participantes en la Congregación General. A partir de ese documento se estudiaran las características que deberá reunir el nuevo Prepósito General. Es decir, que primero se define la tarea y después se elige la persona más adecuada para llevarla a cabo. El reglamento de la Congregación General prevé cuatro días de murmuraciones en que los participantes intercambian informaciones sobre personas con las características necesarias para asumir el timón de la Orden, según el borrador de mandato esbozado en el informe. Como los jesuitas trabajan en 127 países, resulta normal que no conozcan bien las personas valiosas que realizan su tarea en otro continente o en otra área lingüística. Las murmuraciones que tienen un sentido positivo, cubrirán esa laguna y permitirán pasar, quizá dentro de unos siete u ocho días, al cónclave electivo. Elegido el Prepósito General, y comunicado su nombre en primer lugar al Papa, la Congregación elegirá a los cuatro asistentes centrales y a los diez asistentes regionales. Con los nuevos responsables ya en sus puestos, la Congregación dedicará casi mes y medio al trabajo de retocar las estructuras organizativas y definir las directrices para la próxima década. Los primeros mártires Comunicado al Papa Luces y sombras El reglamento de la Congregación General prevé cuatro días de murmuraciones positivas antes del cónclave electivo Los trabajos para definir las directrices de la próxima década durarán mes y medio