Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 ABC Muere un niño de dos años al atragantarse con un chupachús Varios testigos se agolparon alrededor del menor llorando y sin saber qué hacer ABC VALENCIA. Un niño de dos años falleció ayer tras atragantarse con un caramelo, concretamente con un chupachús que contenía un chicle en su interior. El suceso tuvo lugar cuando el menor se encontraba en la calle Don Juan de Austria de la capital valenciana, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad. Tras un aviso de una testigo que alertaba de lo ocurrido sobre las tres de la tarde, se desplazó hasta el lugar del suceso una unidad del Servicio de Asistencia Médica de Urgencia (SAMU) quien asistió al pequeño y lo trasladó al Hospital Clínico, donde falleció, indicaron fuentes del Centro. Según relató uno de los testigos presencuiales, los efectivos sanitarios desplazados hasta la céntrica calle de la capital valenciana estuvieron practicándole maniobras de reanimación durante cerca de 40 minutos, y el pequeño, que estaba blanco y con los labios morados logró recuperar un poco la consciencia Varios empleados de los comercios cercanos y un gran número de transeúntes que se encontraban por la zona presenciaron lo ocurrido, y se agolparon alrededor del menor llorando y sin saber qué hacer Por su parte, una testigo que trabaja en una farmacia cercana que fue quien avisó a los servicios sanitarios, una vez que las hermanas del menor entraran al establecimiento a pedir auxilio, indicó que el niño se encontraba muy mal cuando fue trasladado al citado centro hospitalario, ya que tenía solamente 20 pulsaciones por minuto y había estado bastante tiempo sin que le llegara oxígeno al cerebro mientras que su madre se encontraba presa de una crisis nerviosa. EFE Ingresa en prisión el degollador de Torrevieja La juez de instrucción número 1 de Torrevieja ordenó ayer el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, para el acusado de degollar a su pareja- -una joven rusa de 30 años- -el pasado domingo, tras mantener una discusión cuando se encontraba en estado ebrio en el domicilio que compartían en la localidad salinera. En libertad un polaco que golpeó a su mujer hasta hacerla abortar De momento, la juez de Torrevieja ha incoado diligencias previas tan sólo por un presunto delito de malos tratos habituales A. R. ALICANTE. La titular del Juzgado de instrucción número 1 de la localidad alicantina de Torrevieja ordenó ayer la libertad provisional y sin fianza para el ciudadano polaco detenido el pasado lunes por haber provocado la muerte de un nonato de ocho meses al golpear a la madre gestante. La juez ha impuesto a este hombre, de 44 años y marido de la mujer agredida, una orden de alejamiento de nueve meses. Durante este periodo de tiempo no podrá acercarse a la víctima a menos de quinientos metros. Además, deberá comparecer en el juzgado todos los meses para firmar, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) De momento, la magistrada ha incoado diligencias previas únicamente por un presunto delito de malos tratos habituales, aunque se investigan las manifestaciones realizadas por la mujer, de nacionalidad española, en relación con la pérdida del feto. Las mismas fuentes indicaron que, según la familia de la víctima, ésta no puede vivir sola, ya que la enfermedad que padece le impide hacerse cargo de sí misma, tarea que asumió su marido durante los últimos cinco años La presunta agresión se produjo hace ahora más de un año. Las investigaciones se iniciaron entonces al haber sospechas de malos tratos para esclarecer si los golpes que recibió la mujer cuando se encontraba en avanzado estado de gestación, pudieron provocar la muerte del feto y el parto prematuro. Como resultado de las pesquisas del equipo de Policía Judicial de la ciudad salinera, efectivos de la Guardia Civil detuvieron, en la mañana del pasado lunes, al marido de la víctima como presunto autor de la agresión. Al parecer, la mujer dio a luz en su domicilio- -sin asistencia sanitaria- -un bebé prematuro que nació muerto pocas horas después de haber sido agredida por su pareja. Casi 40 minutos de reanimación Amenazas por el embarazo Más de un año de investigación Presuntamente, la agresión se produjo hace más de un año y causó la muerte y el parto prematuro del bebé El aviso a los servicios de urgencia se produjo varias horas después del alumbramiento y los sanitarios tan sólo pudieron certificar el el fallecimiento del bebé. Según indica en su web la Fundación Línea de Atención a la mujer, hasta un 39 por ciento de los casos de mujeres embarazadas atendidas por la Línea 900500505 dicen carecer de apoyo alguno en su embarazo, además de presentar en un 63 por ciento casos de amenazas o coacciones- -en la mayoría de casos por parte de su pareja- -por su condición de gestante. De hecho, el Ministerio de Sanidad considera al embarazo como el primer factor grave de riesgo de violencia de género. Entre otros casos, cabe recordar que en noviembre de 2007, en Sevilla, un hombre tiro a su novia embarazada de una moto en marcha y huyó a toda velocidad. También en la misma capital, otra mujer recibió un fuerte puñetazo con su hijo en brazos mientras que otro varón de 32 años de edad fue detenido en San Sebastián acusado de propinar a su pareja patadas en el vientre. Un grupo de menores apalea a una mujer y lo graban con los móviles PATRICIA GONZÁLEZ MEDINA DEL CAMPO. Una vecina de Medina del Campo de 43 años, P. F. H. fue apaleada el pasado lunes por la noche en la puerta de su casa por un grupo de menores de la localidad que, según la víctima, grabaron la agresión con los móviles. La lesionada, que ya ha interpuesto la denuncia, acabó en el hospital con múltiples contusiones y un dedo fracturado. Los hechos se produjeron a las 21.45 horas, cuando una pandilla de 21 chicos y tres chicas, según la víctima, comenzaron a tirar piedras en la parte trasera de la casa de la madre de la lesionada: Estábamos en casa y, de repente, llamaron a la puerta narró mientras los ojos de su madre y hermano se humedecían al escuchar su relato. Al principio pensé que serían mis sobrinos, pero al escuchar los tremendos golpes me extrañé dijo. La mujer abrió la puerta trasera de metal con salida a la plaza del Rey, junto a la explanada del ambulatorio, ajena a lo que se iba a encontrar. Nada menos que 24 jóvenes, todos menores, estaban tirando piedras y ladrillos contra la vivienda. La afectada salió de casa y les recriminó con un: Ya está bien, es que no tenéis educación antes de que la agarraran y la arrastraran hasta el callejón de los juzgados. Los adolescentes retaron a la víctima con un: Pégame que soy menor, a ver si te atreves Los niños de entre 14 y 17 años, comenzaron a empujarla y darle bofetadas hasta llegar a retorcerle los dedos de la mano izquierda mientras las chicas vitoreaban a los que me estaba golpeando recuerda. Mientras la golpeaban, dos de los agresores grababan la paliza con sus móviles. Un tercero, prosigue la mujer, realizó una llamada en la que anunció a su interlocutor: Lo estoy grabando, te estoy diciendo que lo tengo en el móvil