Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 ESPAÑA 27 Hermanastros hasta la muerte Calle Pureza, Tremañes, Asturias. Rafael, de 41 años, volvió borracho a su casa, como otras veces. No sólo gritó e insultó, sino que acabó matando a puñaladas a su pareja, Constantino Mesa, de 59 años. Para el barrio eran hermanastros OLAYA SUÁREZ TREMAÑES (ASTURIAS) Rafael G. S. supuestamente en estado ebrio, fue quien avisó a las Fuerzas de Seguridad de lo que acababa de hacer: acuchillar a su pareja sentimental tras una acalorada discusión, que no era nueva. Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo al lunes en la calle Pureza, donde ambos vivían desde hace aproximadamente un año y medio. El detenido no opuso resistencia y colaboró en todo momento con los funcionarios tal y como explicaron fuentes de la Policía, hasta que fue puesto a disposición judicial tras pasar la noche en los calabozos policiales. Los hechos tuvieron lugar en torno a la medianoche y pasaron inadvertidos para los vecinos del inmueble. No nos enteramos de nada. No oímos absolutamente nada fuera de lo normal explicaba aún conmocionado el inquilino del piso de al lado de la víctima. La calma del edificio sólo se vio interrumpida el lunes con la llegada de los efectivos policiales que se disponían a realizar una inspección de la vivienda. Fue entonces cuando la puerta de entrada, que estaba precintada, se abrió y los vecinos pudieron comprobar cómo el suelo de la entrada estaba lleno de sangre. Lo que sucedió en el interior del piso es una incógnita, aunque son varias las personas que ya han testificado ante los investigadores manifestando que las horas previas al crimen observaron cómo el presunto asesino estaba en estado ebrio y se paseaba con una botella en la mano por los alrededores del edificio. La víctima, Constantino Jesús Mesa Vega, era pensionista y resultó beneficiario en un sorteo de viviendas de protección oficial en Tremañes. Allí residía desde hace un año y medio. Con él convivía su pareja- -como apuntaron la Policía y los vecinos- aunque de cara al vecindario se hacían pasar por hermanastros. Todos los vecinos sabíamos que eran novios y que en realidad no eran familia, pero nunca lo dijeron abiertamente apuntaba una mujer que reside en la misma planta. Si los inquilinos del inmueble tenían sólo palabras de alabanza para el fallecido, bien distintas eran las opiniones sobre el agresor. Estaba todo el día bebiendo y llegaba borracho a casa muchas veces. Además, no se le conocía oficio ni beneficio explicaban. El agresor ejercía la mendicidad a las puertas de la iglesia de San José y pasaba temporadas vendimiando, según comentaban los vecinos. Constantino fue enterrado ayer en la iglesia parroquial de la localidad de Luarca, de donde era originario y donde reside el único hermano (de padre) que tenía. Horas antes, la autopsia practicada al cuerpo había confirmado que la muerte se produjo como consecuencia de varias puñaladas. Los vecinos mostraban ayer su estupor al conocer la noticia del fallecimiento en violentas circunstancias de Constantino Jesús Mesa Vega. Residía en el edificio de protección oficial desde que en el verano de 2006 le entregaron las llaves. Era un hombre muy educado y bueno que nunca dio ningún problema en el vecindario apuntaban los vecinos. Sin embargo, un episodio enturbió hace meses la armonía del edificio. No se sabe muy bien lo que pasó, pero parece ser que echó de casa al hombre con el que vivía porque se pasaba el día bebiendo y además no aportaba ni un duro. Se oyeron portazos y nada más, pero luego a las pocas semanas el hombre volvió a aparecer por aquí y seguían viviendo juntos explicaron. Parece que le había perdonado. La víctima, según diversos testimonios, recibía una pensión de invalidez y en ocasiones ayudaba a una cuponera del barrio. Se da la circunstancia de que el único hermano de Constantino Jesús Mesa Vega es vendedor de la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) en Navia. Será en esa localidad donde mañana sea enterrado el cuerpo del hombre de 59 años. En el edificio en el que residía se formaban ayer corrillos para comentar lo ocurrido. No nos lo podemos creer porque no oímos nada de nada, ni ningún golpe ni nada que llamase la atención y más aún extraña que si ha sido por la noche no se haya escuchado nada se preguntaban. Varios conocidos, incrédulos, relataban que habían visto a la víctima poco antes del crimen. Lo vimos el día anterior y claro, no nos podíamos imaginar que el pobre iba a acabar muerto de esta forma; siempre tenía un palabra educada en la boca y nunca había dado ningún escándalo reiteraba una vecina. A la víctima, pensionista, le tocó una casa de protección; su pareja ejercía a veces la mendicidad Una botella en la mano Un agente rastreaba ayer la zona donde la joven fue vista por última vez EFE La Guardia Civil amplía la búsqueda, sin voluntarios, de la chica desaparecida en Mijas S. E. MÁLAGA. La idea de batidas amplias integradas por personal cualificado y voluntarios para buscar a Amy Fitzpatrick, la chica de 15 años desaparecida en Mijas, ha sido desechada. Finalmente, sólo se encargarán de la búsqueda los especialistas en este tipo de casos, según informó ayer el Ayuntamiento de la localidad malagueña, para preservar los posibles indicios que aparezcan y que pudieran servir para esclarecer las circunstancias de la desaparición- -la madre de una amiga de la joven ha reiterado que Amy no estaba a gusto en Málaga y quería volver a Irlanda- Sin embargo, casi nadie da por hecho que la chica se haya ido por su voluntad, ya que aseguran no llevaba ni teléfono ni dinero e incluso las ropas que vestía eran de una amiga. Ayer se cumplió una semana desde que la adolescente fue vista por última vez cuando se dirigía a su casa, de ahí que los agentes hayan decidido ampliar la zona de búsqueda a un radio de seis kilómetros, comprendidos entre la urbanización Calypso de la que Amy volvía después de hacer de canguro en casa de una amiga, y la Rivera del Sol donde ella vive. Patrullas del Seprona de Málaga, guías caninos y sus correspondientes canes especialistas en búsqueda de personas y el Grupo Rural de Seguridad con destino en Sevilla participan en el rastreo; además, miembros de Policía Judicial y de la Unidad Central Operativa se han hecho cargo de las pesquisas. A la búsqueda ampliada se han sumado Policía Local y miembros de Protección Civil. Los agentes de la Benemérita están en contacto permanente con la familia y los amigos de la joven, aunque hasta ahora no han servido para determinar si se trata o no de una desaparición voluntaria.