Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La verdad del 11- M s Los recursos a la sentencia MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 ABC La asociación de Manjón recurrirá cinco penas y tres absoluciones Pedirá al TS que considere a El Morabit dirigente de organización terrorista S. SANZ MADRID. A la espera de que mañana termine el plazo para la presentación de los recursos ante el Tribunal Supremo contra el fallo de la Sección Segunda de la Audiencia Nacional en el macroproceso de los atentados de Madrid, los letrados de la Asociación 11- M Afectados por el Terrorismo ultiman su escrito de casación y preven pedir el aumento de la pena de cinco sentenciados- -Youssef Belhadj, Hassan El Haski, Fouad El Morabit, Abdelmajid Bouchar y Rafa Zouhier- -y que sean condenados tres absueltos: Rabei Osman El Egipcio -del delito de pertenencia a organización terrorista- -y los hermanos Carmen y Antonio Toro. Así, la Asociación 11- M Afectados por el Terrorismo va a solicitar al Supremo que Carmen y Antonio Toro y el confidente Zouhier, condenado este último a 10 años por colaboración, sean considerados cooperadores necesarios en la matanza, al jugar, a su juicio, un papel fundamental en la obtención de los explosivos. Para los tres, exigen más de 40.000 años de cárcel. El gabinete de abogados de dicha acusación popular pedirá que sean condenados en grado de dirigentes de los atentados Hassan El Haski, líder del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) Youssef Belhadj, ambos condenados por integración en organización terrorista, y a Rabei Osman El Egipcio a quien la Audiencia Nacional no pudo condenar por pertenencia, ya que cumple una pena por el mismo delito en Italia. En el caso de Abdelmajid Bouchar, la asociación pretende que también sea considerado uno de los autores materiales de la matanza. El marroquí fue condenado a 18 años de cárcel por integración en organización terrorista y tenencia de explosivos, ya que fue consciente de que en el piso de Leganés, del que huyó horas antes de la explosión, había dinamita. Una de las principales novedades del escrito de la Asocia- Del Burgo insiste: el PP esclarecerá los agujeros ABC MADRID. El diputado de UPN y miembro de la dirección del Grupo Popular en el Congreso, Jaime Ignacio del Burgo, expresó ayer su confianza en que un futuro Gobierno del PP abra una investigación interna que permita esclarecer los agujeros que, a su juicio, aún no se han despejado sobre los atentados del 11- M. Del Burgo, además de criticar la sentencia dictada por la Audiencia Nacional, destacó que su partido siempre ha mantenido que aún no se ha dado respuesta a la que, en su opinión, es la gran e inquietante pregunta sobre este asunto. Para Del Burgo, esa incógnita reside en explicar cómo pudieron organizarse los atentados si todos los que se supone que participaron en ellos eran confidentes o estaban siendo vigilados por la autoridad judicial en concreto por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Fouad El Morabit, en un momento de su declaración ción 11- M Afectados del Terrorismo es la consideración de Fouad el Morabit Amgar como dirigente y como tal solicitará que sea condenado. De momento, el marroquí se enfrenta a doce años de cárcel por integración en organización terrorista. Fue uno de los hombres claves del piso de Virgen del Coro, escuela yihadista de la célula autora de la matanza, y también fue un eslabón con Mohamed El Egipcio. Igualmente, mantuvo una estrecha relación con Serhane El Tunecino, emir del grupo terrorista, que se suicidó junto a otros seis criminales en el piso de Leganés. Mientras, la Fiscalía sólo recurrirá la absolución de Mohamed El Egipcio, por considerar que no debió aplicarse el principio non bis in idem ya que para ello se requiere que haya sentencia firme en otra instancia y por los mismos hechos. En el caso de El Egipcio no se produce esta situación, ya que la sentencia que le condenó en Italia REUTERS por pertenencia a una organización terrorista no es firme al estar recurrida ante el Tribunal Supremo. Además de por la Fiscalía, la sentencia de la Audiencia Nacional será recurrida por seis acusaciones y veintidós defensas. En total, 29 recursos. ABC. es Como dirigente Especial sobre el juicio y sentencia de los atentados del 11- M en abc. es Elisa Beni defiende su continuidad en el informe de alegaciones que le exigió el CGPJ por su libro del 11- M S. S. MADRID. La directora de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Elisa Beni, tal y como adelantó ayer ABC, no presentó su dimisión y defendió con firmeza su continuidad en este puesto en el informe de alegaciones sobre la publicación del libro La soledad del juzgador. Gómez Bermúdez y el 11- M que entregó en registro el pasado día 6 por la tarde. En su escrito de ocho páginas, la esposa del magistrado de la Audiencia Nacional y presidente del Tribunal del 11- M, Javier Gómez Bermúdez, insiste en que la publicación de la obra no supone ningún ataque a los jueces, sino un claro exponente de la complicada labor que ejercen. Asimismo, señala que se trata de la realización de una actividad lícita- -escribir un libro- sin repercusiones negativas que se hayan acreditado sobre el desempeño de mi trabajo como directora de Comunicación del TSJM Ya desde el comienzo del informe, Beni destaca la indeterminación extrema de la Comisión de Comunicación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) encargada del caso, a la hora de decidir el pasado 20 de diciembre darle esta audiencia. A su juicio, la Comisión no le especificó la problemática generada por la publicación del polémico libro. Aunque fuentes jurídicas comentaron que el ambiente en esa última reunión no era muy favorable a la continuidad de Beni, fuentes próximas al órgano de gobierno de los jueces, consultadas ayer por ABC, apuntaron que el abanico de posibilidades está aún abierto y habrá que esperar a la reunión que se celebra hoy para decidir acerca de una posible destitución de la periodista. Los cinco vocales de la Comisión- -Adolfo Prego, José Luis Requero, Enrique López, Montserrat Comas y Juan Carlos Campo- -podrían confirmar que Beni, como autora del polémico libro y a la vez funcionaria del CGPJ, ha quebrantado la lealtad debida a la Administración de la Justicia o incurrido en una incompatibilidad de funciones.