Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA El Gobierno se enfrenta a la Iglesia s El aborto MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 ABC REACCIONES Benigno Blanco Foro Español de la Familia Manuel Cruz Fundación Vida Juan Sánchez Plataforma la Vida Importa Santiago Barambio ACAI Eduardo Hertfelder Instituto Política Familiar Se presentan como perseguidos cuando sólo se les exige el cumplimiento de la ley Las inspecciones garantizan la seguridad de las mujeres y el que teme las inspecciones es el que no cumple Las víctimas no son unas clínicas que cobran 4.000 euros por un aborto, son los niños y las mujeres El aborto debe salir del Código Penal, ya que es un derecho sexual y reproductivo de la mujer Lo único que quieren es que haya cada vez más abortos, pues es un negocio y temen que se pueda venir abajo Ignoran, y mucho menos critican, a las clínicas que han sido cerradas tanto en Madrid como en Barcelona por falsedad de documentos, principalmente de los informes psicológicos, que permiten el aborto en cualquier momento de la gestación (el gran coladero de la ley) presuntos abortos ilegales y el uso de trituradoras o la práctica de interrupciones por encima del séptimo mes de embarazo. Lejos de todo esto, las clínicas dan la vuelta a la tortilla y se presentan como las grandes víctimas del escándalo que ellas mismas han provocado y promueven un cambio de la ley para que el aborto sea aún más permisivo en nuestro país. Por una ley de plazos Muchas de las clínicas privadas abortistas cerraron ayer sus quirófanos y mantendrán el paro hasta el próximo sábado JULIÁN DE DOMINGO Victimismo y paro desigual entre las clínicas abortistas para cambiar la ley Los grupos Pro Vida celebran que durante esta semana se van a dejar de matar a unos 2.000 niños s La huelga se prolongará hasta el sábado DOMINGO PÉREZ MADRID. Entre 30 y 50 clínicas abortistas han decidido cerrar las puertas de sus quirófanos hasta el sábado, salvo para los casos en los que se cumplan las veintidós semanas de embarazo o en los que la vida de la madre corra peligro. El paro ha sido total entre las 38 clínicas que pertenecen a ACAI (Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo) pero ha resultado mucho más desigual entre las que se encuentran fuera de este colectivo. Según los convocantes, esta huelga afectará a unas 2.000 mujeres y serán unas cincuenta las clínicas que paren aunque les faltó añadir que esas son unas previsiones muy halagüeñas. En Galicia, por ejemplo, sólo uno de los tres centros privados que practican abortos se han sumado a la huelga. Y en Andalucía, la consejera de Salud, María Jesús Montero, aseguró que la atención en el aborto en la comunidad funcionará con total normalidad durante esta semana. Cálculos menos interesados cifraron el seguimiento en poco más de las mitad de las clínicas abortistas españolas. En España hay 85 clínicas privadas que practican el 98 porciento de los abortos. Es más, entre las 50 citadas por ACAI hay muchas que sólo han realizado cierres testimoniales, en el mejor de los casos de un solo día. Lo que sí es cierto es que en Madrid y Cataluña, donde se realizan cerca de la mitad de los abortos de toda España, el paro será completo. Por otra parte, ACAI anunció que se reunirá hoy con representantes de la Delegación del Gobierno y con el fiscal jefe de Madrid, Manuel Moix, para negociar las demandas de seguridad jurídica y respeto Asombra el tono victimista de las reivindicaciones de las clínicas. En su discurso abundan palabras como presión persecución y acoso pero muy poca autocrítica. Estos centros olvidan todas las irregularidades descubiertas hasta ahora y que se encuentran bajo secreto de sumario. Obvian que muchas de las clínicas que ahora se ponen en huelga han infringido la ley en materia de residuos biosanitarios, tirando a la basura los restos clínicos y humanos. Fotografías, denuncias y las acciones de la Guardia Civil y de los inspectores sanitarios así lo atestiguan. La culpa, según ellas, recae en grupos extremistas que buscan imponer su moral por encima de la ley Aseguran que sus trabajadores sufren desamparo, acoso y persecución y que la Administración lo permite Sus reivindicaciones se centran en tres objetivos: Que se respete el derecho de las mujeres al aborto; que se garantice la seguridad jurídica y física de los profesionales, y, finalmente, que las formaciones políticas posibiliten un consenso necesario para reformar una legislación y facilitar la articulación de una ley de plazos Para los grupos Pro Vida, que celebran que durante este paro se va a dejar de matar a unos 2.000 niños todo responde a una táctica para desviar la atención Juan Sánchez, portavoz de la Plataforma la Vida Importa, señala: Me solidarizo con las clínicas, tanto que creo que en lugar de una semana, deberían estar todo el año de huelga... Ya en serio, las víctimas no son las clínicas que cobran 4.000 euros por matar a un niño. Las víctimas son las vidas humanas que se aniquilan y las propias mujeres que, en un 75 por ciento de los casos, abortan por culpa de la violencia de género ejercida bien por su pareja o bien por un entorno laboral adverso, sin que nadie les ofrezca otra alternativa La Fundación Vida también se pronunció: Los detenidos lo son en base a delitos, no a persecuciones religiosas. Los proabortistas pretenden someter a la Justicia, en lugar de someterse a ella