Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CIENCIAyFUTURO MARTES 8 s 1 s 2008 ABC MEDIO AMBIENTE Científicos noruegos tasan la contribución de los transportes al cambio climático A. V. MADRID. No es una revelación sorprendente que el auge de los medios de transporte desde los tiempos de la revolución industrial haya afectado negativamente a la salud del planeta en términos de su calentamiento global. Sin embargo, la contribución del transporte al cambio climático no había sido cuantificada con exactitud hasta el momento, hasta que un equipo de científicos del Centro de Investigación Climática y Medioambiental de la Universidad de Oslo ha publicado un exhaustivo estudio en el último número de la revista PNAS de la Academia Americana de Ciencias. Un detallado examen cuantifica la incidencia del sector del transporte al calentamiento del planeta. En concreto, desde la era preindustrial hasta nuestros días, el transporte ha contribuido a liberar entre un 15 y un 30 de todo el CO 2 y el O3 generado por el hombre. Una enfermera examina a Huang antes de la segunda intervención, en la que se extirparon 5 kilos del tumor que cubre su rostro REUTERS Datos que Kioto no recoge Estos dos gases, el anhídrido de carbono y el ozono troposférico, han sido por este orden los principales y más dañinos contribuyentes de los vehículos al efecto invernadero. El dióxido de carbono procede de la combustión de hidrocarburos, mientras que el ozono troposférico es lo que se conoce como un contaminante secundario liberado a la atmósfera a partir de las reacciones que se dan con los óxidos de nitrógeno. La importancia de los resultados está en que el Protocolo de Kioto no cubre este tipo de contaminación, así como la que se produce por la acción de otros gases como el CO o los óxidos de nitrógeno, no contemplados en en Kioto. En cuanto a sectores, el estudio señala al transporte por carretera como el mayor contribuyente al calentamiento desde finales del XIX, seguido de la aviación. Otros medios, como el tren, han reducido su influencia durante los últimos años. Por último, los investigadores han hallado también que el transporte marítimo contribuye a enfriar a medio plazo el planeta por su emisión de gases que reflejan la radiación solar, como el SO 4 o el CO. Una segunda oportunidad para el hombre elefante Médicos chinos han dado otra oportunidad a Huang Chuncai, un hombre elefante condenado a vivir con un tumor de 15 kilos que le deforma el rostro. La segunda cirugía para extirparle la masa tumoral concluyó ayer con éxito en China. No será la última POR N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Huang tiene 32 años y puede que sea un joven apuesto. Es difícil de saber porque sus rasgos se esconden tras una masa deforme, un tumor insaciable que se ha infiltrado en su rostro y no para de crecer. Como Joseph Merrick, el británico que inspiró a David Lynch en la película El hombre elefante Huang también ha pasado su juventud recluido para esconder la máscara imposible en la que se convirtió su rostro. La neurofibromatosis, un desorden genético que provoca la aparición de tumores en el tejido nervioso, fue transformándolo poco a poco hasta convertirle en un monstruo. Este tipo de tumores no son malignos, pero su crecimiento es incontrolable. En la cara de Huang, cada año el tumor crecía un poco más. A los diez años, las burlas de los niños le obligaron a abandonar la escuela donde vivía y al alcanzar la treintena su aspecto era tan pavoroso que un circo intentó comprarlo para exhibirlo. Con 32 años su rostro soportaba un tumor de 15 kilos que había deformado por completo su cara. No podía hablar ni comer; la pesada carga había logrado curvar su espina dorsal y amenazaba con aplastar sus pulmones. El Hospital Oncológico Fuda de Cantón, al sur de China, decidió correr con los gastos y emprender una delicada intervención para aliviar el sufrimiento de uno de los casos más extremos de neurofibromatosis que se conocen. El pasado mes de junio una primera cirugía se llevó 2,5 kilos del tumor. Ahora los cirujanos han repetido la operación para mermar más la masa tumoral. Ayer, el equipo del hospital de Fuda anunció el éxito de la segunda intervención, una de las Neurofibromatosis ¿Qué es? Trastornos genéticos del sistema nervioso que causan el crecimiento de tumores no cancerosos a lo largo de los nervios. Síntomas. La gravedad varía mucho. Puede ser un problema cosmético que cause manchas en la piel, hasta provocar la aparición de bultos o tumores no cancerosos (neurofibromas) muy profundos. El caso de Huang Chuancai es raro y muy extremo. ¿Cómo se trata? No hay tratamiento. La cirugía ayuda a sobrellevar el crecimiento excesivo de los tumores. La segunda cirugía ha extirpado 5 kilos más de la masa tumoral que cubre el rostro de Huang Chuancai Cinco kilos en una cirugía Más datos sobre la investigación: http: www. pnas. org cgi doi 10.10 73 pnas. 07029558104 más complejas. En este segundo intento se extirparon 5 kilos del tumor instalado en su lado derecho, en una cirugía que se prolongó cuatro horas. El proceso fue muy complejo porque a medida que se quita más masa, más cerca se está de la raíz del tumor. Uno de los mayores riesgos a los que se enfrentaban era la aparición de una hemorragia. Para evitarla, antes de llegar al quirófano congelaron el tumor. En total, perdió un litro de sangre, una cantidad pequeña si se tiene en cuenta la masa extirpada. El tumor había borrado la forma de su boca y su oreja derecha. Durante la operación se eliminó tejido sobrante y también se redujo el tamaño de la boca para que pudiera hablar y comer con mayor comodidad. El bisturí se llevó, con los cinco kilos de tumor, su apéndice auricular, un daño colateral y necesario que intentará resolverse con una prótesis. Esta intervención no será la última. El equipo del Hospital Fuda de Cantón ya ha programado la tercera operación, esta vez en el lado izquierdo de su rostro, donde el tumor cubre el ojo y la oreja. El sufrimiento quirúrgico no terminará ahí. Después a Huang le esperan múltiples operaciones hasta que la cirugía del siglo XXI le devuelva la normalidad a su rostro. Más información sobre la enfermedad: http: espanol. ninds. nih. gov trastor nos las neurofibromatosis. htm