Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA MARTES 8 s 1 s 2008 ABC Ensalada de pulpo a la coca Nueve toneladas de pulpo congelado regadas de cocaína, lista para decantar a su llegada a España. Es el último regalo de Navidad de los narcos colombianos, interceptado en Lisboa. Hay ocho detenidos, entre ellos viejos contrabandistas españoles POR CRUZ MORCILLO MADRID. Cocaína cocinada atravesando medio mundo para acabar en Madrid. El recurso es antiguo, pero el camuflaje de la droga descubierta en Portugal es totalmente inédito. El cocinero de los narcos- -un químico- -había elaborado una solución acuosa en la que había disuelto el estupefaciente en el hielo y lo había aderezado con trocitos de pulpo. La Policía española y la portuguesa han intervenido un cargamento de 24 toneladas de cefalópodo congelado en un contenedor frigorífico que llegó al puerto de Lisboa el 22 de diciembre. La nueva receta de pulpo se había repartido en 635 cajas y en 235 (9,4 toneladas) se había escondido la droga que ahora hay que decantar estuche por estuche. Pulpo aparte, la Policía Científica de Lisboa analizó uno de los envases contaminados en su laboratorio y, como se esperaba, dio positivo en el test de cocaína. Para contabilizar el total de droga hay que descongelar las 235 cajas y separar pulpo, agua y droga explica un mando de la Udyco de Galicia. En el primer recipiente se encontraron aproximadamente dos kilos de cocaína por cada siete analizados, de ahí que con toda probabilidad la cifra final de estupefaciente superará las dos toneladas. En un container lo habitual es que los narcotraficantes escondan entre 100 y 500 kg de droga casi siempre sin mezclar con la mercancía legal. La carga procedía de Venezuela y estaba destinada a una empresa de importación portuguesa desde donde se trasladaría a Madrid o Toledo, según las investigaciones. La compañía portuguesa es legal pero se cree que ha dado cobertura a la red. El sello del envío es de una organización colombiana que tenía a su lugargeniente, Armando en la localidad toledana de Illescas, nacionalizado y viviendo como un honrado ciudadano. El resto de personajes de la trama- -hay cinco detenidos en nuestro país en Madrid, Illescas, Salamanca y Tudela- -son importadores españoles que financiaban parte de los gastos y se encargaban de las citas en Portugal y de conseguir allí la infraestructura para recibir la mercancía. El grupo lo completaban los transportistas de la droga desde Lisboa a Madrid. Tres de los arrestados tienen entre 60 y 75 años y alguno se ha dedicado en tiempos al contrabando. Parece que su intención era jubilarse por todo lo alto, un retiro dorado de la mano de los narcos colombianos. No hay ningún gallego entre los detenidos ni entre los individuos investigados, según fuentes policiales. Los agentes lusos, por su parte, han capturado a otros tres implicados, incluida una mujer. La organización mantenía relaciones estables desde hace años pero se cree que no han conseguido meter ninguna partida de droga en la Península. La operación Arcos que comenzó en enero de 2006, es el resultado de dos investigaciones que se cruzan de la Policía portuguesa y la Udyco de Galicia. Los agentes han trabajado casi como un equipo conjunto y el servicio se había judicializado en ambos países, en España bajo la dirección del Juzgado Central número 3 de la Audiencia Nacional. En los registros llevados a cabo en Madrid, Toledo y Salamanca los funcionarios encontraron unos 50.000 euros, varios teléfonos móviles, ordenadores portátiles, dos coches de lujo y documentación relacionada con el narcotráfico y el blanqueo que ahora se examinará exhaustivamente para rematar la investigación patrimonial paralela. La desaparecida, de 15 años EFE Un hombre había invitado a la joven de Mijas a subir a un coche, según su amiga S. E. MÁLAGA. Amy Fitzpatrick, la chica irlandesa de 15 años desaparecida hace ya una semana en Mijas (Málaga) no se marchó voluntariamente porque no llevaba ni dinero ni teléfono móvil. Es lo que sostiene su amiga Ashley Rubio, una de las últimas personas que la vio. Ambas cuidaron al hermano pequeño de Ashley la noche de los hechos. Yo creo que le ha pasado algo malo explicó Rubio a Efe Televisión. Amy le había dicho que en varias ocasiones al cruzar el mismo camino por el que supuestamente volvió a su casa en la urbanización Riviera del Sol, alguien la había invitado a subirse a un coche. El camino es un atajo a través de la vegetación donde hay una zona en construcción que carece de iluminación nocturna. Amy lo cogía porque era más rápido La madre de Ashley, Deborah Rose, ha corroborado la versióny ha explicado que salió en Nochevieja y volvió a casa sobre las 03: 00 horas del día 1, que conversaron unas horas y las tres se fueron a la cama. Por la mañana, su hija y Amy estuvieron en Fuengirola porque creían que habían empezado las rebajas, después volvieron a casa para almorzar, por la tarde fueron a la zona del zoco de Calahonda, y regresaron sobre las 21.45 horas. Poco después Amy se marchó. La Guardia Civil ha organizado un rastreo con la participación de voluntarios y efectivos del 112 mañana para intentar localizar a la joven. Hoy los agentes ampliarán a la Sierra de Mijas el dispositivo de búsqueda en el que participan unos 30 agentes. Además se comprueban los movimientos de varios agresores sexuales de nacionalidad británica que viven en Málaga de forma permanente o eventual, según informó Asigc. Los procesados, en el curso de la vista celebrada ayer en la Audiencia de Barcelona EFE Jubilación dorada Juicio a un grupo okupa por dejar en coma a un guardia urbano JANOT GUIL BARCELONA. Con gran expectación mediática y presencia de observadores nacionales e internacionales, comenzó ayer en la Audiencia de Barcelona el juicio contra tres jóvenes acusados de agredir a pedradas, durante el desalojo de una fiesta okupa celebrada en febrero de 2006 en Barcelona, a un guardia urbano de 41 años que quedó en coma y está ahora en estado vegetativo. En el banquillo también están otros seis jóvenes, a los que se acusa de agresiones a otros tres agentes que resultaron heridos leves en la trifulca que se organizó en la calle. Los tres principales acusados, son Rodrigo Andrés L. H. y Alex C. A. de nacionalidad chilena, y Juan Daniel P. G. de origen argentino. La Fiscalía pide para los tres una condena de 11 años. A los primeros les acusa de lanzar una piedra al agente que quedó en coma y, al tercero, de alentar a éstos. Todos los acusados se proclamaron ayer inocentes. También aseguraron que no lanzaron ninguna piedra ni otro objeto, ni vieron hacerlo a otros, y afirmaron que los agentes les pegaron sin motivo. Además, a los urbanos que les detuvieron, así como a los Mossos que luego les interrogaron, les acusaron de malos tratos. Esta denuncia está siendo motivo de otro proceso judicial en curso. Antes de que me golpearan, allí no pasaba nada dijo Rodrigo. El argumento principal de las defensas será que el agente no fue agredido por una pedrada, sino que recibió el impacto de un objeto lanzado desde la casa okupa Su tesis se basa en parte en las declaraciones que hizo el entonces alcalde de Barcelona, Joan Clos, en las que señaló que creía que el urbano había recibido el impacto de una maceta que cayó, o fue arrojada, desde la casa okupa Al poco, Clos se desdijo.