Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7 s 1 s 2008 Primera división s Decimoctava jornada DEPORTES 93 Luis Fabiano abrió la cuenta con el brazo y el Sevilla fue Rey Mago El Betis protestó el 1- 0 con razón, pero se hundió ante el dominio total de los locales Sevilla Betis 3 0 Sevilla (4- 4- 2) De Sanctis; Alves, Mosquera, Escudé, Dragutinovic; Navas, Poulsen (Martí, m. 78) Keita, Capel (Chevanton, m. 70) Kanouté y Luis Fabiano (Adriano, m. 64) Betis (4- 2- 3- 1) Ricardo; Melli, Juanito, Rivas (Toni, m. 26) Damiá; Arzu, Rivera; Sobis (Somoza, m. 46) Edu, Mark González (Xisco, m. 68) José Mari. Árbitro Undiano Mallenco. Amonestó a Melli, Rivera, José Mari, Mark González, Somoza, Dragutinovic y Luis Fabiano. Goles 1- 0, m. 25: Luis Fabiano, con el brazo. 2- 0, m. 42, Luis Fabiano. 3- 0. m. 63: Damiá, en propia meta. Regalos inolvidables pancarta de Reyes El fondo norte del estadio Sánchez Pizjuán quedó tapado minutos antes del partido por una pancarta gigante en la que la afición sevillista daba gracias, en el día de los Reyes Magos, por los regalos inolvidables que el club había disfrutado en los últimos años. Los que se ha ganado con su trabajo y su clase. La enorme tela dibujaba los trofeos de la Supercopa de Europa, las dos Copas de la UEFA y la última Copa del Rey. Éxitos que le convirtieron en el mejor equipo del mundo. Los 44.000 seguidores locales aplaudieron la creación artística y su significado. Los mil béticos añadieron el gol de mano de Luis Fabiano como regalo inolvidable TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN El gol con el brazo de Luis Fabiano cargó de pólvora las armas de la polémica, esas que siempre se disparan en los derbis sevillanos. Pero la superioridad de los blancos fue tal, antes, durante y después del error del linier Ramón Hernández, que ampararse en ese fallo era demasiada justificación. Si el ayudante de Undiano no vio el remate antirreglamentario del brasileño, el Betis de Chaparro no vio el balón en el partido. No aplicó el resistiré que sacó al equipo de la resignación hace un mes. Los hombres del técnico verdiblanco se olvidaron del dúo dinámico y se encerraron en su área, sin poder jugar siquiera con un delantero que pudiera considerarse rematador. Jo- Luis Fabiano marcó el primer gol del Sevilla con el brazo sé Mari, un cazador de balones largos, era su único estilete. Chaparro se equivocó de alineación y de estrategia. La única queja válida de los chicos de Lopera era que ese remate con la mano, colofón a un buen centro de Capel, acabó por fin con la defensa numantina que mantenía el empate. Una táctica destructiva que todavía aguantaba el cerrojo porque Ricardo rechazó un trallazo de Navas y porque Kanouté desperdició dos ocasiones en disparos que rozaron la madera. Los visitantes, empero, no debían esperar que su muralla soportara el ataque constante de los blancos. El balón era de FELIPE GUZMAN lo hizo con ración doble de roscón de Reyes. El Betis desapareció en combate tras el 1- 0. Realmente, había desaparecido de su intención de victoria desde el principio del encuentro. Y el brasileño cabeceó el segundo tanto, esta vez sin mediar brazo, en un centro medido de Alves, quien volvió a realizar las penetraciones y pases que le elevaron a la gloria la pasada temporada. Las dos dianas del manco de Campinas (8- 11- 80) no sólo acabaron con su infortunio en los duelos de la capital andaluza, sino que le colocaron también a la cabeza de los goleadores de la Liga, con doce alegrías. Luis Fabiano era anoche Baltasar. Doce oportunidades más creó el Sevilla. Dominó con tranquilidad y el Betis ni reaccionó. Tuvo miedo a abrirse en busca de un gol que le introdujera de nuevo en el derbi. Chaparro sacó a Somoza en lugar de Sobis con la intención de sujetar en balón en su poder. Porque temía lo que podía suceder. Lo que sucedió. Los caseros se pasearon y fusilaron a Ricardo, que se erigió en el mejor de los derrotados. Lo que no pudo detener fue un golpe franco lanzado por Alves que Damiá desvió desde la barrera. Era el tercer gol y quedaba media hora por delante. Chaparro aguanto el chaparrón. Algunos seguidores blancos lanzaron bengalas y el club anunció las medidas que aplicaría. Los mil forofos béticos se marcharon del campo quince minutos antes. Era mejor no sufrir más. Los Reyes Magos, anoche, echaron una mano al Sevilla. No la necesitaba. Alves, de Poulsen, de Keita y de Capel. Las incursiones al área eran constantes. Así no podían sobrevivir. Luis Fabiano rompió de esta forma el gafe que sufría en el clásico hispalense. Había disputado seis, dos de ellos en Copa, y nunca había marcado. Anoche enterró el mal fario y Del gafe a máximo goleador Tenerife, 3; Celta, 2 Primer tiempo de infarto Laborioso triunfo el del Tenerife ante el Celta, lo que le permite acercarse a los puestos altos de la clasificación. Fue una primera mitad de infarto, con cuatro goles que deleitaron a los aficionados. Los dos equipos salieron un tanto más relajados en la segunda mitad, en la que el Celta buscó el empate, aunque el segundo tanto llegó un poco tarde para intentar después la igualada. La salida de Okkas fue un revulsivo. Goles: 1- 0, m. 10: Manolo Martínez. 1- 1, m. 15: Héctor. 2- 1, m. 20: Óscar Pérez. 3- 1, m. 39: Nino. 3- 2, m. 87: Okkas. Las Palmas, 1; Elche, 0 Un zarpazo de Darino da vida a los canarios Un gol del argentino Darino, un verdadero zarpazo al balón con su pierna izquierda, le dio los tres punto al Las Palmas ante un Elche que especuló demasiado con el resultado. Un cabezazo de Trashorras al palo (m. 8) fue lo más destacado de la primera mitad. En la segunda continuó el dominio de los isleños, ante un Elche que confiaba más en sus opciones defensivas y posterior contragolpe. Hasta que en la fase final del choque sentenció Darino y al Elche ya no le dio tiempo a reaccionar, pese a la entrada de Calderón. Gol: 1- 0, m. 78: Darino. Granada 74, 1; Gimnástico, 0 Javi Guerra desatasca un feo partido El Granada 74 quebró la racha de dos jornadas sin conocer la victoria al imponerse al Gimnástico, al que coloca en una delicada situación y a su técnico Javier López. El gol de Javi Guerra en el último tramo del partido sentenció el choque en el que ambos equipos estuvieron muy atascados y en el que apenas se produjeron ocasiones de peligro. Al Gimnástico no le valió de nada su dominio inicial ante la falta de definición que mostró. El equipo local estuvo más acertado en la segunda parte. Gol: 1- 0, m. 82: Javi Guerra Poli, 0; Xerez, 0 La nula ambición se refleja en el marcador Poli Ejido y Xerez demostraron con su juego los puestos que ocupan en la clasificación, en un encuentro en el que el temor a la derrota hizo que el juego fuese tosco, lento y lleno de imprecisiones, y que sólo a ráfagas hubiese una cierta intensidad. En al arranque fue el Xerez el que intentó tener el balón ante un Polideportivo que aún buscaba asentarse sobre el terreno de juego, con un Momo muy incisivo que llevó el escaso peligro del cuadro azulino en los primeros quince minutos. Pero después el partido se igualó, pero para mal.