Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7- -1- -2008 Primera división s Decimoctava jornada DEPORTES 87 Van Nistelrooy no erró en cuanto dispuso de una oportunidad clara, esta vez de cabeza, para adelantar al Real Madrid en el marcador que Robinho no puede con su lateral lo mando al otro lado y a veces la lía Ayer la lió y bien. Con la satisfacción del deber cumplido regresó a su posición original para, nueve minutos más tarde, hacer el segundo en una acción individual. Internada y remate seco, abajo. Si a partir de ese momento alguien hubiera entrado en el Bernabéu hubiera pensado que el Madrid había sido superior, porque así lo fue hasta el final del partido. Pero en los sesenta y tantos minutos anteriores había estado casi a merced de un Zaragoza cabal, bien posicionado, valiente y que tiene dos delanteros de alto copete. Sufrió como un bellaco el equipo de Schuster. Sólo en el primer cuarto de hora tuvo el control del partido. Curiosamente la lesión de Heinze le desorientó. Le entraron las dudas y el Zaragoza lo aprovechó para llegar una y otra vez hasta los dominios del gran Casillas. Y una a una a todas las llegadas fue respondiendo el mejor portero del mundo. Con las dos manos, con los puños, con una mano, con la otra, con una pierna, con la contraria... Auténticamente espectacular. Sublime. REUTERS LA BUTIFARRA MISTERIOSA DE VAN NISTELROOY El delantero del Real Madrid celebró su gol con el clásico corte de mangas. El holandés, en la zona mixta, negó el gesto y dijo que está feliz JULIÁN ÁVILA MADRID. Los futbolistas tienen por sana costumbre besarse antes de los partidos. Darse toquecitos en el trasero a modo de ánimo. Agradables y vistosos gestos para el rival y para el espectador. Pero también atesoran la mala costumbre del cruce de cables repentino. Como le sucedió ayer a Ruud Van Nistelrooy después de marcar el primer gol de su equipo. Cuando ya había sido agasajado por sus compañeros el delantero cruzó los brazos a la velocidad del rayo de manera reiterada. El ojo de una cámara lo cazó y lo convirtió en sospechoso. ¿Corte de mangas? ¿Peineta? ¿Butifarra? Sin duda. Y ¿a quién iba dirigida? ¿A un rival? ¿A un sector de la grada? ¿A un contumaz espectador? ¿A un enemigo en la prensa? Sólo él lo sabe y el secreto lo guardó como oro en paño. Un detalle feo porque el holandés está considerado como un hombre modélico, desde el vestuario hasta la presidencia. Ruud se paró ante los medios de comunicación y se sorprendió cuando fue pregunta- El Bernabéu ha visto desde la peineta de Fabio Capello al toque de oreja de Roberto Carlos do al respecto. No. No he hecho ningún gesto raro. No sé qué habréis entendido vosotros. Lo único que digo es que soy muy feliz aquí Pero la insistencia de otros compañeros le hizo sentirse cazado. Y dejó una puerta abierta a la disculpa. No creo que haya hecho nada malo, pero si alguien se ha sentido ofendido por algo pido perdón Raro, raro. Y es que en el campo se pierden los nervios con bastante facilidad. El Bernabéu puede dar fe de ello. Recuerdan la peineta en versión doble de Fabio Capello a dos aficionados del Madrid la temporada pasada después de un complicado partido con final feliz. O las sonadas butifarras de Geovanni a la grada cuando marcó un gol importante para el Barcelona. Y el toque de oreja de Roberto Carlos mirando al palco porque Valdano no quería mejorarle el contrato. O el cabreo que se cogió el puma Emerson cuando marcó un gol porque la gente no paraba de pitarle antes de su acierto. Y la pataleta del muro Samuel por la falta de cariño ante los errores. El aperitivo del derbi del día 20 acabó en empate Atlético B y Real Madrid Castilla empataron a un gol en el derbi de Segunda B. Callejón adelantó a los blancos y Rubiato logró la igualada cerca del final. Los locales interrumpieron así la serie de siete victorias consecutivas de los muchachos de Mandía, pero no pudieron frenar la trayectoria blanca, que camina hacia la disputa de los play offs después de estar luchando por eludir los puestos de descenso. Era el aperitivo del derbi que Atlético y Real Madrid disputarán en el Calderón el 20 de enero. La entidad del Manzanares ha recibido peticiones para llenar tres veces el aforo. La marcha de los hombres de Aguirre, que pisan zona de Liga de Campeones, alimenta la atracción. El club repartirá 3.000 entradas entre sus peñas de todo el mundo.