Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CIENCIAyFUTURO MEDIO AMBIENTE LUNES 7 s 1 s 2008 ABC China realizará en febrero su primer censo sobre fuentes de contaminación ABC PEKÍN. China, uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero del planeta, comenzará la primera investigación de su historia sobre las causas de su contaminación el próximo mes de febrero, según informa Efe citando al diario China Daily En el primer semestre de este año se recopilarán los datos que serán analizados en el segundo, y el censo tiene por fin controlar el deterioro medioambiental de la mayor economía emergente del mundo. Los resultados del estudio serán examinados y aprobados en 2009, anunció la Administración Estatal de Protección Ambiental. La Administración decidió en octubre poner en marcha este plan después de que numerosos expertos protestaran por la falta de credibilidad de las estadísticas chinas. En este sentido, la Administración anunció que el objetivo del estudio no es penalizar a nadie, de manera que espera poder obtener datos más fiables. Como parte del censo, Pekín inició la colecta de datos el pasado viernes, con un equipo de 7.000 voluntarios que investigarán 82.000 fuentes de contaminación urbana, industrial y agrícola. El desaforado desarrollo económico del país más poblado del mundo ha desembocado en un grave deterioro ambiental, con la mayor parte de sus ríos y costas contaminados, un avance de la desertización y un aire cada vez más tóxico. China es el principal emisor de SO 2 (dióxido de azufre) del mundo, sus emisiones en 2005 fueron un 27,8 por ciento más altas que en el año 2000; y la agencia ambiental holandesa señaló a China en 2007 como el principal emisor de CO 2 (dióxido de carbono) superando a los Estados Unidos. Un 26 por ciento de sus aguas superficiales son totalmente inutilizables, un 62 por ciento no pueden ser usadas para la pesca y un 90 por ciento de sus ríos están contaminados a su paso por zonas urbanas. En la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático celebrada el mes pasado en Bali (Indonesia) China y la India se comprometieron por primera vez a adoptar medidas reales para reducir sus emisiones a cambio de que los países más industrializados transfieran tecnología a los emergentes para tal fin. HÉROES DEL MEDIO AMBIENTE s WANGARI MAATHAI pisan mis pies. Contemplo barrancos que me hablan de erosión del suelo. En las caras de los habitantes locales se refleja el hambre. La leña es escasa, porque se han cortado todos los árboles. Por eso quiero luchar contra la tala indiscriminada de los árboles, la erosión del suelo, la desertización, la contaminación del agua; y también contra la pobreza, el hambre, la esclavitud de la mujer, condenada a caminar horas y horas en busca de leña para cocinar Maathai brilló como alumna de las misioneras de la Consolata de Santa Cecilia. Fue el inicio de una carrera que le permitió, gracias a una beca, estudiar en la universidad católica de Mount St. Scholastica, en Arkansas. Tras licenciarse en Biología, volvió a Kenia para doctorarse en la Universidad de Nairobi. Allí ejercería como profesora de anatomía veterinaria y zoología. La futura mujer árbol hizo sombra en la política keniana al fundar en 1977 el Movimiento del Cinturón Verde, un grupo dedicado a evitar la erosión y a mejorar la vida de las mujeres plantando árboles. Encajó las iras (y la cárcel) del dictador Daniel Arap Moi por exigir democracia, acabar con la corrupción y políticas que sólo favorecían a los kikuyo (tribu mayoritaria, la suya y la del presidente, que ha reinado en Kenia desde la independencia de Inglaterra) Gracias a su intervención se salvó el parque Uhuru de Nairobi, al impedir la construcción de un complejo urbanístico impulsado por amigos de Moi. Elegida para el Parlamento, llegó a ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales con Mwai Kibaki, quien no sólo defraudó las expectativas de acabar con la corrupción, sino que al autoproclamarse vencedor en las turbias elecciones del pasado 27 de diciembre desencadenó enfrentamientos de carácter étnico que han causado la muerte a centenares. Wangari Maathai pidió a Kibaki que se reuniera con Raila Odinga, el líder opositor, de la minoría luo, a quien todas las encuestas daban como vencedor, y pidió que los kenianos dejaran de matarse unos a otros y se abrazaran como hermanos de una misma nación Madre de tres hijos, fue tachada por su marido de demasiado instruida, demasiado fuerte, demasiado obstinada y muy difícil de controlar en el alegato de divorcio. Maathai quiere que en este 2008 recién nacido se planten mil millones de árboles en todo el mundo. Volver a vestir de verde a la madre Tierra. Cinturón Verde Maathai quiere que en 2008 se planten mil millones de árboles en todo el mundo UNA MUJER DEMASIADO INSTRUIDA Primera africana que obtiene el Nobel de la Paz, esta mujer árbol está empeñada en volver a vestir de verde a la madre Tierra POR ALFONSO ARMADA MADRID. Fui la tercera de seis hijos y la primera niña después de dos varones. Nací el 1 de abril de 1940 en Ihithe, una aldea de las tierras altas del centro de Kenia, por aquel entonces colonia británica. Mis abuelos y mis padres nacieron también en esta región cercana a Nyeri, la capital de provincia, situada en las estribaciones de la cordillera Aberdare. Al norte, alzándose hacia el cielo, se encuentra el monte Kenia Así arranca Con la cabeza bien alta las memorias de Wangari Maathai, madre del Movimiento Cinturón Verde que en 30 años ha plantado 30 millones de árboles. Fue uno de los logros que le granjearon en 2004 el Nobel de la Paz, primero que recibe una africana. A quienes escamó el galardón acaso sirva la respuesta que esta empecinada ecologista le dio a la pregunta ¿cómo se le ocurrió que plantar árboles era el camino? que le planteó Miguel Bayón: No empecé a plantarlos sabiendo qué pasaría. Lo hice para acercarme a las necesidades básicas de las mujeres en las zonas rurales. Y, trabajando con ellas, vi que degradación ambiental y pobreza van juntas, vi que hay un nexo entre esa degradación y la falta de agua potable. Y saqué la conclusión de que sin espacios democráticos es imposible proteger el medio ambiente y solucionar las necesidades de las comunidades Lo vuelve a explicar al final de su libro, donde insiste en que igual que se plantan árboles y crecen, ocurre los mismo con las ideas: Nuestros treinta años de experiencia demuestran que pequeñas acciones pueden desembocar en grandes cambios, como el respeto hacia el medio ambiente, el Nacida en una aldea de las tierras altas de Kenia Wangari Maathai nació el 1 de abril de 1940 en una aldea de las tierras altas del centro de Kenia. Gracias a una beca se licenció en Biología en Arkansas, de donde volvió a Kenia para doctorarse en la Universidad de Nairobi. Es la madre del Movimiento Cinturón Verde, que en 30 años ha plantado 30 millones de árboles, lo que le valió el Nobel de la Paz en 2004. Grave deterioro ambiental Pequeñas acciones buen gobierno y la cultura de la paz. Esos cambios no se limitan a Kenia ni a África Sus convicciones están hincadas en su experiencia. Cuando era niña me impresionaba una enorme higuera que había cerca de nuestra casa. Mi madre me había dicho que no se podía cortar. No lejos de ese árbol estaba el nacimiento de un arroyo, al que yo iba a buscar agua a mi madre. Cuando la higuera fue talada, el arroyo se secó. Mis hijos nunca verán la enorme higuera. Nunca verán el arroyo. Cuando visito este pequeño valle de mi infancia, siento que la tragedia se abate sobre la tierra que