Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 6 de Enero de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.623. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. El triángulo siniestro La desaparición en Mijas de la niña irlandesa de 15 años, Amy Fitzpatrick, reabre la memoria del siniestro triángulo de la Costa del Sol, sembrado, por ahora, con los cadáveres de Rocío, Ana Elena y Sonia DOMINGO PÉREZ a Costa del Sol vuelve a estremecerse con la noticia de la desaparición de una muchacha. Una nueva ausencia que despierta de forma inevitable terribles recuerdos en una zona castigada por las desapariciones y muertes violentas de tres jóvenes. Amy, una menor irlandesa de 15 años, se esfumó durante la noche del martes 1 de enero cuando se dirigía sola y caminando hacia su casa. Había pasado la tarde con una amiga y hacia las diez de la noche se marchó pues iba a realizar un servicio de canguro Salía de la urbanización Calypso. Se encaminaba a la de Riviera del Sol. Por carretera, unos tres kilómetros, pero atajando por una amplia zona arbolada cercana, apenas un par de ellos. El bosque se la tragó y su madre, Audrey, no ha vuelto a saber de ella desde entonces. La Guardia Civil ha realizado ya varios rastreos con perros. Todavía no se quiere pensar lo peor. Aún se espera que todo haya sido una fuga adolescente, una locura juvenil. La madre, que no interpuso una denuncia hasta el jueves, ofreció ayer una rueda de prensa. Repartió fotos de su pequeña. Espigada, delgada, de piel pálida, pelo corto, morena de tinte, pues hasta hace poco era tan rubia como su progenitora. Vestía un abrigo negro, un chándal oscuro y una camiseta negra recordaba una compungida Audrey que lanzaba un llamamiento: Amy, tu hermano Dean te echa de menos y todos te queremos mucho... Vuelve pronto Una chica no desaparece de la faz de la tierra concluyó reconociendo que cada día que pasa estamos más preocupados de que algo te haya pasado. Estamos destrozados Lo último que se pierde es la esperanza. Y todos en Mijas suplican por que no Irene Lozano EL AZAR VUELVE A CLASE G L La madre de Amy pide ayuda para localizar a su hija desaparecida haya un caso Amy que todo se reduzca a un arrebato quinceañero. Sin embargo, su pérdida no se produce en el mejor lugar. Mijas completa un triángulo maldito. Desde Álora hasta Marbella, pasando por Coín y cerrando en el residencial Calypso. Un recorrido de unos 70 kilómetros sembrados de terror y cadáveres. En Álora, el 12 de septiembre de 2000 aparecía el cuerpo sin vida, semidesnudo y con un tajo en el cuello de Ana Elena Lorente de 20 años. Los culpables unos drogadictos de etnia gitana. EFE El 14 de agosto de 2003 se desvaneció en una madrugada de feria y ruido en Coín, Sonia Carabantes. Tenía 17 años y cinco días más tarde localizaban su cadáver, semidesnudo, oculto bajo grandes piedras. Su asesino, Tony King. El mismo que cumple condena por haber acabado con Rocío Wanninkhof, una muchacha de 19 años nacida en Mijas, que desapareció el 10 de octubre de 1999 y cuyo cuerpo fue localizado el 2 de noviembre en Marbella, cerca de Puerto Banús, desnudo y con nueve puñaladas. racias al azar, el techo del colegio del Sagrado Corazón de Madrid se ha hundido en vacaciones, y así nos hemos librado de engrosar la lista de centros educativos con el crédito internacional de la desgracia: Columbine, Beslán, Virginia. Tan generoso ha sido el azar que ha querido que el colegio siniestrado se encuentre al ladito mismo de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid... como diciendo. Cuando el azar tiene la gentileza de dejarte una zona cero sin cadáveres, hay que escucharlo. Las obras para construir un polideportivo y un garaje, que más parece negocio que mejora educativa, habían inutilizado el patio: desde octubre los niños jugaban en la azotea sin licencia, y sin que se hubieran estudiado las consecuencias del sobrepeso para el edificio. Pese a que el patio de un colegio es un lugar ruidoso, los de Urbanismo, los del edificio contiguo, no repararon en esa azotea llena de chavales saltando. Los pobres están desbordados con los registros de la Operación Guateque, y los inspectores municipales más eficaces se dedican a ponernos multas de aparcamiento. ¿Que si no hay ningún responsable? Parece que señalan a uno: el arquitecto que construyó hace 26 años esa techumbre que ha ido a derrumbarse coincidiendo con los brincos en la azotea y las vibraciones de las obras en el subsuelo. Puro azar. No creía yo que el deterioro de la enseñanza fuera a derivar tan rápido en reducir los colegios a escombros. Pero ya que el azar nos ha ahorrado los ataúdes blancos, no dejemos pasar de largo su metáfora. Es la de una España donde la codicia constructora no se detiene ni ante la puerta de un colegio, mientras las autoridades urbanísticas y educativas pronuncian algo parecido a laissez faire, laissez passer.