Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo DOMINGO 6- -1- -2008 ABC La NASA se aprieta el cinturón 1 KLIPER El futuro transbordador tripulado será ruso 2 A pesar del nuevo recorte presupuestario para este año, los responsables de la Agencia Espacial de EE. UU. están decididos a acometer cuantas medidas sean necesarias para no renunciar a ninguno de los desafíos que tiene en su agenda POR ANTONIO VILLARREAL aeronave Columbia, en febrero de 2003, puso de relieve un problema- -el del Plan Renove espacial- -que puede tardar más de lo previsto en resolverse, ya que el recorte presupuestario ha pospuesto los primeros vuelos de las nuevas aeronaves para el año 2014, mientras que la jubilación de los actuales transbordadores Atlantis está marcada para 2010 en el calendario de la NASA. En esos cuatro años, la agencia puede verse obligada a depender de otras naciones y compañías privadas para realizar sus visitas a la Estación Espacial Internacional (ISS) Con respecto al programa científico de la NASA, que recibe alrededor de un tercio del presupuesto total (unos 5.400 millones anuales) y se encarga de áreas como la astrofísica, la heliofísica o la ciencia planetaria, Griffin apostó fuerte por el doctor Alan Stern, un astrofísico de 50 años que en los ocho meses que lleva en el cargo ha puesto fin a todo dispendio innecesario en su área, y eso sin renunciar a su esperanzador axioma: Si es una misión científica, es nuestra La clave para Stern, según comunicó al Congreso el mes siguiente a su nombramiento, está en mejorar las herramientas que estiman los costes de una misión para poder dar así a priori unas sumas realistas, una costumbre que no está demasiado extendida en Washington. Además, Stern abogaba por mejorar la experiencia de los científicos e invertir en nuevos estudios que permitan comprender mejor y reducir los riesgos tecnológicos, evitando así fallos recurrentes como el del transbordador Atlantis, cuyo despegue se ha vuelto a posponer hasta principios de febrero debido, primero, a las mediciones irregulares de los sensores en el tanque de combustible externo de la nave, y después, a un fallo en el diseño de ésta. En declaraciones al New York Times el doctor Alan Stern justificaba estas decisio- 2 MADRID. En este nuevo año, la agencia espacial por antonomasia tendrá que apretar bien sus tuercas- -y no sólo de forma literal- -ante el recorte que el Congreso norteamericano ha confirmado para los presupuestos de la NASA en el presente ejercicio. De acuerdo con la petición que el presidente Bush realizó hace unos meses en el Congreso, la agencia dispondrá de 17.300 millones de dólares para este año fiscal, que va del pasado octubre a octubre de 2008. A pesar de que el montante total supera en un 3,1 al del pasado año, la cantidad queda todavía muy por debajo de la financiación recomendada por el Acta de Autorización de la NASA, aprobada en 2005 y que dista en 1.400 millones de dólares de los fondos de los que la agencia dispondrá en este ejercicio. A pesar de esta creciente limitación en los recursos, los dirigentes de la agencia no se resignan a que sus expectativas se vean recortadas. Su administrador general, Michael Griffin, ha respaldado estos presupuestos encuadrándolos en una etapa de extrema rigidez para la concesión de fondos. La propuesta presupuestaria para 2008- -señala Griffin- -demuestra el compromiso duradero del presidente (Bush) con el liderazgo de nuestra nación en la investigación espacial y aeronáutica, especialmente en un momento en que encontramos otras exigencias para los recursos de nuestra nación Sin embargo, en el aparentemente optimista discurso oficial se filtra también la sombra de que algunos aspectos necesitan ser cambiados por modelos más eficientes. Para Griffin, la propuesta refleja un plan estable para seguir con las inversiones iniciadas en años anteriores, con algunas leves correcciones en su curso Estas leves correcciones se hacen notar ya en varios frentes, como la sustitución de los transbordadores actuales por los nuevos programas Orion y Ares. El accidente de la Sección longitudinal Astronautas Diseñada para seis tripulantes, cuatro pueden ser turistas 1 Astronautas Lanzadera Sección cenital Vista frontal Vista lateral El ejemplo de Alan Stern 3 Módulo de transporte adicional Aumenta la carga útil en 12 toneladas Lanzadera Onega (Soyuz- 2) o Zenit Rusia acelera el diseño del transbordador Kliper ante la retirada de los Atlantis La agencia espacial rusa, Roskosmos, y la firma RKK Energya preparan desde hace siete años su nuevo modelo de nave tripulada modular Kliper, con un triple objetivo: sustituir a las veteranas naves Soyuz, aprovechar el potencial mercado del turismo espacial y, muy especialmente, cubrir el vacío que entre 2010 y 2014, ó 2012 y 2016, según estiman estadounidenses y rusos, respectivamente, se producirá con la retirada de servicio de los transbordadores Atlantis de la NASA. Una ventana en la que Estados Unidos no podrá poner en órbita a sus propios astronautas. El transbordador Kliper está diseñado para seis tripulantes y puede acoplar un módulo de carga para 12 toneladas. ABC E. Revaldería La NASA tiene previsto retirar sus lanzaderas Atlantis en 2010, y hasta 2014 no contará con un nuevo transbordador nes, que le han granjeado no pocas miradas de disconformidad y desconfianza entre sus colegas: No vamos simplemente paseando y haciendo balancear el hacha. Tenemos un equipo muy nuevo que, espero, está cambiando la forma en la que encaramos el negocio Sin embargo, el hacha metafórica de Stern está más que bien afilada. Una de sus prime- El presupuesto para misiones científicas se mantendrá casi congelado, con sólo un 1 de aumento anual