Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA DOMINGO 6 s 1 s 2008 ABC Rabat acepta la vuelta a España de su embajador, según un diario marroquí ABC RABAT MADRID. La visita de Sus Majestades los Reyes a Ceuta y Melilla los pasados días 5 y 6 de noviembre de 2007 originó la retirada, por parte de Mohamed VI, de su embajador en España, situación que está a punto de corregirse, según publicó ayer un diario marroquí. Supuestamente, el Gobierno del país alauí ya ha aceptado que el embajador Omar Azziman regrese a Madrid en los próximos días. La información, publicada ayer por el periódico Al Masae aludía a fuentes diplomáticas marroquíes y ponía el acento sobre la inmediatez en el regreso del representante de este país. Fuentes del Ministerio español de Exteriores consultadas por ABC no estaban ayer tarde en disposición de confirmar o desmentir esta información. Una de las razones que parece haber influido en la decisión del Ejecutivo del país vecino es la reunión que el jueves de la semana pasada mantuvieron el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y su homólogo marroquí, Taib Fassi Fihri, momento en que el representante español hizo entrega de una carta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dirigida al Rey Mohamed VI, cuyo contenido íntegro no ha trascendido, pero en la que reclamaba una vuelta a la normalidad de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Por su parte, la secretaria socialista de Relaciones Internacionales, Elena Valenciano, consideró que sería mejor que la vuelta de Azziman se produjera antes del arranque de la campaña electoral de las próximas elecciones legislativas del 9 de marzo. Valenciano auguró resultados en los próximos días y dijo ver buenas expectativas de futuro tanto en las relaciones con Marruecos como con Venezuela, según señaló en declaraciones a Europa Press. El anuncio del periódico del reino alauí se produce el mismo día en que el delegado del Gobierno en Melilla, José Fernández Chacón, informara de que más de 15,72 millones de personas y vehículos cruzaron por los diferentes puestos fronterizos que separan Melilla de Marruecos a lo largo del año que acaba de terminar. Esta cifra supone un incremento del ocho por ciento respecto a 2006. Jordi Solé Tura y Pasqual Maragall charlan durante la celebración del VIII Congreso del PSC en el año 1996 JORDI ROMEU La memoria perdida Pasqual Maragall presentará el 14 de enero un documental dedicado al ex ministro Jordi Solé Tura s Con ello, la familia del que fue uno de los padres de la Constitución hace público que padece alzhéimer, como el maestro de ceremonias POR IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. A medida que se multiplican las efemérides de momentos cumbre de la Transición española, parece oscurecerse, día a día, la memoria de ese periodo clave de la historia contemporánea española. Primero fue el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez, quien se sumió en el olvido provocado por la enfermedad de alzheimer. Ahora, a la noticia de que la enfermedad ha atrapado, de forma todavía incipiente, al ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall, se suma la de otro histórico del socialismo catalán, el padre de la Constitución y ex ministro de Cultura socialista Jordi Solé Tura. Hace tiempo que Solé Tura había desaparecido de la escena pública, pero no ha sido hasta ahora que la familia ha hecho público el motivo de su ausencia: el mal de alzheimer. Su hijo, Albert, ha realizado una película- documental sobre la pérdida de memoria de su padre, que a sus 77 años guarda muchas de las claves de la reciente historia española. Bucarest -la ciudad en la que Solé Tura fue locutor de la emisora del PCE Radio España Independiente- -es el título de la película escrita y dirigida por Albert Solé Tura, que el próximo 14 de enero presentará Pasqual Maragall en la ciudad de Barcelona. Los caminos de ambos políticos vuelven a cruzarse pues, de nuevo, décadas después de haber coincidido en el PSC provenientes de la izquierda comunista que en su momento lideró la lucha antifranquista en la universidad catalana. Aunque sus orígenes políticos son diversos- -Pasqual Maragall empezó su activismo en movimientos socialistas, mientras Jordi Solé Tura se estrenó en Bandera Roja y el PSUC- ambos políticos se formaron en la Universidad de Barcelona y fueron alumnos aventajados de otro personaje clave de la época, Manuel Jiménez de Parga. El entonces catedrático de Derecho acogió en su cátedra primero a Solé Tura, pese a ser un profesor marcado por su militancia política, y dirigió después los primeros pasos profesionales del socialista Pasqual Maragall. Jiménez de Parga es uno de los testimonios que dan cuenta de esa nutrida memoria en el documental preparado por Albert Solé Tura, que relata cómo se empezó a inquietar la familia en 2004, cuando la Universidad de Barcelona le rindió un homenaje que permitió comprobar a sus hijos que tenía olvidos en asuntos tan importantes de su vida como el proceso constitucional. Con Bucarest Albert Solé Tura rinde homenaje a su padre y a toda una generación, al tiempo que relata el avance de una enfermedad que deja a sus víctimas sin partes fundamentales de su vida. Unas 800.000 familias padecen esta situación en España, una enfermedad que hasta ahora ha sido un tabú en el caso de líderes políticos o empresarios de peso. Albert Solé Tura quiere romper ese tabú con un documental con el que aspira, sobre todo, a demostrarle a su hija de cinco años que ese abuelo que no la reconoce y al que le cuesta abrocharse los zapatos ha tenido una vida rica e intensa como pocas. Aunque el primer tabú lo rompió, sin duda, quien ahora ha asumido la responsabilidad de presentar la película, Pasqual Maragall. Sus tristes predecesores se perdieron en el laberinto de la enfermedad del alzheimer arropados por la familia. Maragall ha optado por un camino mucho más arriesgado, el de afrontar la enfermedad a pecho descubierto, haciendo pública una situación que permite a sus enemigos poner en cuestión su herencia política, aunque se haga siempre muy veladamente. Pero el president del Estatuto y alcalde de las Olimpiadas del año 1992 prefiere ver el lado bueno y asegura con una sonrisa que es más difícil perder la memoria cuando la gente te para por la calle para recordarte lo que has hecho Asegura que la publicidad de su enfermedad convertirá a los barceloneses en aliados y se ha puesto como meta la lucha contra el alzheimer. De momento, los afectados cuentan ya con una nueva baza, la del personaje público que, con su paso adelante, resta un poco de peso a la leyenda negra de la enfermedad. A pecho descubierto Antes de las elecciones Alumnos de Jiménez de Parga Bucarest es el título de la película, escrita y dirigida por su hijo Unas 800.000 familias en toda España cuidan en su seno a personas enfermas de alzhéimer