Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5- -1- -2008 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 73 El diseño inteligente sin máscara La Academia de las Ciencias de Estados Unidos publica un estudio que concilia la fe y la ciencia, entre Darwin y Dios s Está coordinado por el científico español Francisco José de Ayala, galardonado en 2007 por la Fundación Gabarrón POR ANNA GRAU. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. En los caucuses de Iowa no sólo ha ganado el primer negro que se atreve a querer ser presidente de los Estados Unidos. Como quien no quiere la cosa, los iowenses de derechas han votado al antiguo pastor baptista Mike Huckabee. Suya es esta frase, pronunciada en un debate entre presidenciables republicanos poco antes del pasado verano: Pues si hay votantes a los que les gusta pensar que ellos y su familia vienen del mono, tienen todo mi respeto, pero no es mi caso. Yo no creo en ese tal Darwin Esto dijo Huckabee con un par... de candidatos republicanos más que le daban la razón, pero que ya no tienen nada que hacer en la carrera presidencial. Eran Tom Tancredo, de Colorado, y Sam Brownback, senador por Kansas, uno de los estados donde más a cara de perro se han enfrentado los partidarios de enseñar la teoría de la evolución de Darwin en las escuelas, y los partidarios de arrinconarla para enseñar en su lugar el llamado diseño inteligente En este contexto no es baladí que la Academia Nacional de las Ciencias de los Estados Unidos haya sacado a la calle un nuevo estudio que intenta terciar en esta enconada controversia entre la fe y la ciencia. La nueva obra se titula Ciencia, Evolución y Creacionismo y es un trabajo colectivo coordinado por el científico y humanista español Francisco José Ayala, que obtuvo el año pasado el premio de Ciencia e Investigación de la Fundación Cristóbal Gabarrón. El profesor Ayala, que fue sacerdote dominico ordenado antes de emprender una brillante carrera científica en los Estados Unidos, es una voz de lujo para hablar de estos temas. Hay zonas de Norteamérica donde más del 40 de la población rechaza las teorías de Darwin y cree, como el candidato Mike Huckabee, que la raza humana fue creada por Dios tal como es hoy, de una pieza. Hay incluso museos dedicados íntegramente al creacionismo, que ilustran y sustentan esta tesis Estados Unidos sin duda es un país de contrastes, donde pueden convivir el desenfreno con el puritanismo, la opulencia con la miseria, la negación de Darwin con la vanguardia científica mundial. Pero a veces el músculo de la contradicción permanente no da para esEs una postura respetable cuando tiene la prudencia de aceptar las evidencias científicas incontrovertibles, situando simplemente a Dios al mando de todo. ¿Cómo va a ser algo tan sutil como el ADN fruto de la casualidad? dicen. El problema es la versión fundamentalista: ni hablar de Darwin, la revista Science es un libelo, aquí lo que vale es la Biblia en un sentido literal, empezando por la costilla de Adán. Si eso fuese cierto habría que decir que el Creador, viendo lo complicada y dura que es la vida natural, habría hecho un mundo muy cruel y hasta sádico ironizaba el profesor Ayala en declaraciones a ABC el pasado verano. Esto lo dice alguien en quien confluyen una privilegiada formación tanto científica como religiosa, y que a lo mejor por eso no tiene ningún inconveniente en dar a Dios lo que es de Dios, y a Darwin lo que es de Darwin. Ayala y sus colaboradores se situarían entonces en la más noble tradición del pensamiento humano: la ciencia y la fe se concilian solas porque no se estorban, no hay que hacer ningún esfuerzo especial para que cuadren la una con las otras. Entonces, no hacen falta teóricos del diseño inteligente y mucho menos en horas de clase. La ciencia y la fe conviven Teorías de consenso tirarse tanto. Entonces, hay quien intenta evitar el esguince con teorías de compromiso o de consenso. Una de ellas es el llamado diseño inteligente En China, sólo los portales estatales podrán colgar vídeos en internet ABC PEKíN. El Gobierno chino continúa su cruzada contra internet. Ahora le toca el turno a los portales de vídeos. El ministerio de Información anunció ayer una nueva regulación por la que, a partir del 31 de enero, sólo las web controladas por el estado podrán emitir películas, programas de radio y los típicos vídeos para intercambio. El fin de la legislación, aduce el gobierno, es impedir la difusión de imágenes que vayan en contra de la ley Las páginas web autorizadas deberán pedir permiso para colgar los vídeos, que deberán ser aprobados por la Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión, el principal censor del país. El permiso tiene una duración de tres años. La medida afecta a todos los portales de vídeos registrados en el país asiático. Todavía no está claro cómo incidirá en sitios como YouTube, con su sede fuera de China. La versión china del portal de vídeos ha sido bloqueado varias veces en los últimos meses. Otros grandes portales (Google, Yahoo... se autocensuran para permanecer en el creciente mercado. Más información sobre el libro: http: books. nap. edu html 11876 S ECbrochure. pdf