Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 s 1 s 2008 La batalla de Iowa s Análisis y reacciones INTERNACIONAL 31 Los comentaristas políticos, divididos entre la cautela y la ola de entusiasmo Los principales medios y analistas de EE. UU. relativizan la importancia de los sorprendentes resultados de Iowa, que no determinan el tono de la campaña BORJA BERGARECHE MADRID. La derrota de los candidatos preferidos del establishment demócrata y republicano a manos de un joven afroamericano y de un antiguo pastor amante del rock cristiano ha agitado con una placentera onda de novedad e ilusión las pétreas aguas de la política estadounidense. En palabras de Michael Tacktett, corresponsal político de The Chicago Tribune los habitantes de Iowa votaron por una sonrisa. Prefirieron conciliación sobre el combate, personalidad sobre pedigrí, esperanza sobre el miedo. Votaron por algo nuevo, con fervor Sin embargo, las peculiaridas del sistema de primarias y el escaso peso real de Iowa- -más allá del impacto simbólico de acoger los primeros caucuses- -en el panorama estadounidense marcaban ayer el tono de muchos de los análisis electorales. Que esto (los resultados de Iowa) vaya a marcar el tono de la campaña que sigue no está nada claro aclaraba el propio Tacktett. David Brooks, columnista de The New York Times hablaba ayer de terremoto Barack Obama ha ganado el caucus de Iowa. Hay que tener un corazón de piedra para no sentirse conmovido por esto. Un hombre afroamericano gana una apretada campaña en un Estado clave. Vence a dos oponentes fuertes, incluida la poderosa maquinaria Clinton. Lo hace en un sistema que favorece a los votantes rurales. Y lo consigue logrando atraer a los votantes jóvenes a los caucuses. El momento es enorme Por su parte, E. J. Dionne Jr, describe en las páginas de The Washington Post una revolución en el campo republicano: La decisiva victoria de Mike Huckabee sobre Mitt Romney supone una revolución en el campo político republicano. Un outsider con menos dinero ganó a un insider y ex gobernador de un Estado. La victoria de Huckabee es también la venganza de los cristianos evangélicos a los que el establishment republicano daba por hecho, y que decidieron votar a uno de los suyos Los editorialistas de dos de los diarios más influyentes coincidían ayer, sin embargo, en poner en cuestión un sistema de primarias que distorsiona, en su opinión, el proceso electoral. The New York Times pedía el final de un sistema antidemocrático en el que la elección de un nuevo presidente depende demasiado de unos votos no vinculantes emitidos en enero por votantes que no necesariamente representan al resto del país El Post por su parte, insistía en la escasa representatividad de Iowa: En ambos partidos, los participantes en los caucuses forman una muestra pequeña y no representativa de un Estado pequeño y no representativo. Los participantes republicanos tienden a ser más conservadores en materia social que sus pares a nivel nacional y los demócratas, más progresistas Los principales diarios digitales se centraban ayer en el protagonista de la jornada, el candidato Barack Obama. Para John Dickerson, comentarista en el popular blog Slate Obama, que hasta ahora era la chica con la que salías, no con la que te casabas ha demostrado que puede movilizar a la gente detrás de un movimiento y que ha aprendido la lección de la campaña de Howard Dean en 2004, que tenía una exuberancia juvenil similar, pero falló a la hora de asegurarse de que los nuevos votantes acudieran a las urnas En el influyente diario online de Washington, The Politico Roger Simon recoge que la victoria de Obama en un Estado casi totalmente blanco como Iowa tendrá un impacto enorme en los votantes negros que hasta ahora han apoyado a Hillary Clinton Peter S. Canellos, de The Boston Globe advertía por su parte que, aunque los dos ganadores conectaron bien con el rico caudal de sentimiento anti- Washington que existe en Iowa la historia reciente no ha sido amable con candidatos que ganan los primeros caucuses Impacto en el voto negro Joe Biden AFP Biden y Dodd, dos poderosos senadores demócratas, tiran la toalla REUTERS DES MOINES (IOWA) Los veteranos senadores, Joe Biden y Chris Dodd, abandonaron el jueves la carrera para la candidatura demócrata a las presidenciales de noviembre tras terminar en quinta y sexta posición respectivamente en los caucuses de Iowa. Biden, senador por Delaware, y Dodd, por Connecticut, eran quizás los más experimentados candidatos de su partido, tras haber servido durante más de un cuarto de siglo en el Congreso. Pero en Iowa, donde Biden obtuvo el 0,9 por ciento de los delegados y Dodd el 0 por ciento, se quedaron muy cortos en una campaña en la que los sondeos indican que los electores apuestan por el cambio. Los demócratas lanzaron un mensaje claro de que nuestro partido está unido en torno a la creencia de que nuestra nación necesita un cambio para restaurar nuestra seguridad, nuestra clase media y todo aquello que hace de éste un gran país dijo el jueves Dodd, de 63 años, a sus seguidores. Biden, de 65 años, que en los últimos días antes de la votación era aclamado por grandes congregaciones de seguidores y nuevas contribuciones a su campaña, afirmó en su momento que pretendía permanecer en la carrera por lo menos hasta finales de mes. Pero Iowa le ha dejado fuera. Los dos legisladores son dos piezas clave en la mayoría demócrata que controla el Senado, donde Biden preside la comisión de Asuntos Exteriores y Dodd la Comisión de Asuntos Bancarios. La gente me dice que les gusto, que creen que sería un buen presidente, pero que simplemente no creen que vaya a ganar reconocía el candidato derrotado hace un mes. Los principales diarios cuestionan un sistema de primarias poco representativo que prima a ciertos Estados Figuras clave en el Senado Hillary Clinton charla con la prensa en un café en plena campaña electoral, ya en New Hampshire AP