Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DEPORTES Lisboa- Dakar s La carrera más famosa cumple 30 años VIERNES 4 s 1 s 2008 ABC Marc Coma triunfó en 2006, se cayó en 2007 cuando era líder destacado y es el favorito a reeditar su dominio en 2008, con permiso de Despres, el último ganador El Dakar más duro de la historia Mañana arranca el rally Los 5.736 kilómetros cronometrados, con ocho días en la duna mauritana, la convierten en la edición más difícil de todos los tiempos. Pero el Gobierno francés aconseja no pisar Mauritania. Eso supondría suspender el raid POR TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN La amenaza terrorista en Mauritania puede paralizar la aventura más bonita del planeta, que comienza mañana en Lisboa. Tras el asesinato de cuatro turistas franceses el 24 de diciembre, el Gobierno francés aconseja a sus pilotos no atravesar Mauritania, el plato fuerte del Dakar, pues consta de ocho etapas por el desierto de este gran país. Eso significaría la suspensión de la carrera. La organización negocia con las autoridades de Nouakchott la consecución de una mayor seguridad y el gobierno mauritano la garantiza con la puesta en escena del ejército. Etienne Lavigne, director del raid, afirma que la caravana no partirá sin el respaldo de los gobiernos de Francia y Mauritania. Cuenta con la posible suspensión de algunas etapas si la seguridad lo aconseja. Sería una pena, porque los pueblos de Marruecos, Mauritania y Senegal no se merecen este boicot. El rally es un viaje que revoluciona a las personas. Las vivencias son únicas. Habría que nacer siete veces para acumular las experiencias que pasas aquí destaca José Manuel Pellicer, piloto de motos. Cierto. Si usted recorre el raid, sea en transporte de ayuda mecánica o como acompañante de labores humanitarias, no se le ocurra dar un caramelo envuelto a los niños. Se lo comen con el papel o con el plástico. No saben lo que es un caramelo occidental. Usted debe quitar el envoltorio antes de dárselo a un enfant que le pedirá sus gafas de sol para probar qué se ve tras el cristal oscuro. Como si fueran un juguete. Son detalles que definen la carrera más maravillosa del universo. Sucesos inolvidables que transforman la mentalidad de los debutantes del rally por antonomasia. Un prueba que trasciende al deporte y suscita sentimientos de amor, cariño, ayuda, humildad y alegría. El raid más famoso del mundo se gana su prestigio porque humaniza al que lo conoce. Quien pisa el Dakar nunca vuelve a ser el mismo. Los racistas deberían sufrir la condena de realizar esta prueba como acompañantes. Se les romperían los esquemas. Observarían a nómadas mauritanos que residen en el desierto, en la nada, y ayudan a un piloto durante horas para sacar su moto del pozo de arena en el que se había perdido para siempre. Que se lo digan al madrileño Pedro Matesanz (dorsal 63, moto BMW C- 650) Verían a marroquíes que surgen como fantasmas de las montañas del Atlas para levantar un coche hundido en la debacle. Son decenas los pilotos que relatan la grandeza de unas gentes que en su vida podrán pagar ni el alquiler de una moto de 50 centíme- Nómadas que salvan a equipos tros cúbicos. Que no han visto nunca cincuenta euros. Los campeones de esta aventura comprueban que hay otros triunfadores, las personas anónimas que ven pasar una invasión de alta tecnología en medio del terreno más primitivo. El contraste es surrealista, merecedor de una película de Buñuel. Una mera pieza del Mitsubishi de Peterhansel, del Touareg de Sainz o de la KTM de Coma, daría de comer a un poblado. Pero los nativos aman el rally. Entre otras cosas, da de comer a muchos. Trabajar con un equipo o con un grupo de ayuda humanitaria supone el sueldo de cinco meses. Los chavales y los mayores de las poblaciones de Marruecos, Mauritania y Senegal, se colocan en primera fila para acercarse a los participantes. Su anhelo es tocar a las máqui-