Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 VIERNES deESTRENO VIERNES 4 s 1 s 2008 ABC El alucinante universo de Wes Anderson El cineasta estadounidense, representante de la tendencia nerd cool estrena hoy Viaje a Darjeeling una película donde cuenta con un singular trío de protagonistas: Clive Owen, Jason Schwartzman y Adrien Brody J. CORTIJO MADRID. Viaje a Darjeeling la última película de Wes Anderson, es un compendio de una de las tendencias clave del novísimo cine americano: cómo combinar lo gafapastoso con lo más fashion He aquí las diez claves que obran la milagrosa fusión. prueba perfecta de que no está reñido el gafapastismo con el fashion- victimismo Su estilo minimalista y su actitud extravagante hacen que sea uno de los escasos cineastas de culto de la actualidad: puso patas arriba el género delincuente con Ladrón roba a ladrón se carcajeó hasta las trancas del teen cinema con Academia Rushmore redefinió la comedia dramática familiar con Los Tenenbaums y se marcó un calipso submarino fetén en The life aquatic 2. Owen, Adrien y Jason. El trío de hermanos Whitman de Viaje a Darjeeling son tres patas sobre las que se apoya gran parte del cine de Anderson. Owen Wilson le escribió sus tres primeras películas y protagonizó la cuarta, Jason Schwartzman debutó en el cine con Academia Rushmore y Adrien Brody... es Adrien Brody. 3. La familia disfuncional. Algunas de las críticas (inteligentes, no las que miran por encima del hombro) vertidas en Venecia destacaron el amor fraternal que destila y refresca la película. El absurdo tragicómico permanece, pero al menos el núcleo de hermanos está mejor avenido que de costumbre. Atrás quedaron los encontronazos del abuelo Cebolleta Gene Hackman en Los Tenenbaums o del padre soberbio de Life aquatic El zipizapismo se impone. 4. Música para camaleones. Boquiabiertos nos quedamos viendo un hit de Paul Simon acompañar la preciosa escena de algarabía entre abuelo y nietos en Los Tenenbaums o el score completo de Life aquatic con la bossa de Seu Jorge reinventando a Bowie. Ahora se imponen los acordes étnicos del sitar inteligentemente enhebrados por el habitual Randall Poster. Un trabajito fino. 5. Viaja con nosotros. Ya hice una película en un barco. Ahora tocaba montarse en tren declara Anderson. Y menudo viajecito, a través de los desiertos de Rajastán hasta la India profunda. Por supuesto, el trayecto que mola es el interior, el murmullo iniciático de estos hermanos hasta los brazos de su madre. 6. Amores y odios. Como los buenos, Anderson inspira sentimientos encontrados. Para algunos es el gurú del novísimo cine americano, junto a Gondry, la Coppola (por cierto, su hermano Roman es el coguionista de Viaje a Darjeeling junto a Jason Schwartzman quien, además, es su primo; definitivamente, todo queda en casa) y un cogollito más. Para otros, es un excéntrico algo pijo cuyas supuestas genialidades tienen menos gracia que la Bordiú bailando charlestón. 7. Elencos protagónicos. Igual que ocurre con Woody Allen, la planta noble actoral de Hollywood está dispuesta a trabajar con Wes Anderson aunque sea por cuatro perras. La últi- Across the Universe EE. UU. 2007 133 minutos Género- -Musical DirectorsJulie Taymor Actores- -Evan Rachel Wood, Jim Sturgess, Joe Anderson, Bono Cancionero universal ANTONIO WEINRICHTER Una pregunta para poner nerviosa a la SGAE: ¿a quién pertenecen las canciones de los Beatles? Respuesta: no (sólo) a las corporaciones que las administran. Son del dominio público, nos pertenecen a todos los que cantamos alguna para expresar un estado de ánimo: hace 30 años Wenders ponía a Bruno Ganz a cantar Baby, you can drive my car cuando su baby le robaba el coche... Ésa es la idea que preside esta original y gozosa comedia musical. Sus personajes tienen un nombre sacado de temas del cancionero de Lennon y McCartney (Lucy, Jude, Sadie, Prudence) y se expresan alternando sus diálogos con letras que hemos oido y cantado mil veces pero que a veces adquieren un sentido nuevo. Es un artificio que no siempre resulta igual de efectivo: algunas situaciones se fuerzan para adaptarlas al contenido de la letra. Y otras veces lo que se fuerza es el sentido de las letras: Let It Be la canta un niño negro en plan gospel para acompañar las manifestaciones raciales, I Want You la canta el tío Sam, nada menos, en plan reclutamiento para la guerra de Vietnam. Como se ve, se utiliza un repertorio británico para ilustrar la historia de la contracultura americana, al estilo de Forrest Gump pero sin sus tintes reaccionarios, aunque subsista el mismo riesgo de reducir la Historia a un episodio de la engreida cultura pop. Pero es fácil olvidar estos reparos si se considera el placer que depara la parte musical del trabajo de la realizadora Julie Taymor. Sus mayores triunfos provienen de su labor adicional como coreógrafa: ha sabido orquestar una coreografía de lo cotidiano que convence plenamente antes de alcanzar mayores vuelos en escenas como la del reclutamiento (demasiado cercana a los horrores de The Wall a nuestro gusto) o un hermoso ballet acuático. Y, como ocurre con Shakespeare, la prueba del algodón es que el cancionero universal de los Beatles sobrevive intacto. 1. Friqui aunque sobradamente modernuqui Anderson es la Wes Anderson, durante el rodaje de su película ma en caer en sus redes es Natalie Portman, que hasta protagoniza el corto Hotel Chevalier que sirve de telonero. Naturalmente, el cineasta tiene su propia troupe, con Bill Murray (que aquí encarna al businessman a la cabeza. 8. Humor marciano. No hay más que disfrutar de la pinta de los hermanos Whitman para ver por dónde van los tiros. También se puede ampliar datos con la poesía bufonesca que impregna el ataque terrorista de los piratas de Life aquatic o las actividades escolares de Academia Rushmore 9. Diseño alucinante. Viaje a ABC Darjeeling es, básicamente, una experiencia para los sentidos, desde su hipnótica sonoridad al look de exotismo orgánico y colonial, culminando en los olores a especias indias y azafranadas que casi se llegan a percibir. 10. Toque kitsch. Barroquismo colorinche, estampados imposible, cretonas delirantes y encuadres generosos para no perder todo lujo de detalles camp, como esas gafas de cristal de berenjera de Adrien Brody. Viva el demodé Más información sobre la película: http: www. viajeadarjeeling. es Los espectadores españoles verán el desnudo de Natalie Portman Los espectadores españoles que acudan a los cines a ver Viaje a Darjeeling verán antes el corto Hotel Chevalier que incluye un polémico y sonado desnudo de Natalie Portman, su protagonista femenina. El corto se ha convertido en una de las piezas cinematográficas más buscadas y descargadas en Internet. Anderson rodó este corto como prólogo a su largometraje y su idea era que se proyectara siempre antes, pero en varios países no se hará. Sí en España, donde corto y largo irán unidos. Natalie Portman y Jason Schwartzman, en Hotel Chevalier ABC