Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 4 s 1 s 2008 ABC Cazadores de recompensas con ética periodística ¿Se puede encontrar al fugitivo Káradzic sin querer? En ello se embarca a través de Bosnia La sombra del cazador que hoy se estrena en España RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. El sueldo de corresponsal en conficto apareja a veces el gravamen de tener que estrechar la mano a un más que posible, próximo, criminal de guerra. El hombretón de pelo encrespado y obsesiones delicuescentes Rádovan Káradzic tenía, sorprendentemente, una mano tirando a floja, si áspera. En el Sarajevo de 1992 parecía increíble la tolerancia internacional de que gozaba este poeta conjurado en pintar las fronteras con la sangre de la historia; pero aun es más increíble que, quince años después, las mejores fuerzas de élite del mundo no hayan podido sentar ante un juez al hombre que determinó y dirigió personalmente durante tres años la lenta tortura y extenuación de Sarajevo. Desde luego, mientras en el fútbol serbobosnio se siga cantando perversamente el nombre de Srebrenica- -la mayor masacre europea desde 1945- -la continua libertad de Mládic y Káradzic es un icono que alimenta a sus seguidores y por tanto una doble obligación de la justicia internacional, por lo que la crítica a la UE, la ONU, la OTAN, la CIA, con ser barata no deja de ser justa y necesaria. De aquí parte el propio lema de esta película de reporteros con ínfulas de hacer historia, más que de contarla: ¿Cómo encontrar al criminal más buscado del mundo si la CIA no ha podido? Pues, buscándolo realmente La apuesta de unos corresponsales de asueto- -o sea, muy trompas- -de probar su suerte, lograr la entrevista y de paso la recompensa internacional de cinco millones de dólares por un presunto criminal de la guerra en Bosnia, va a darse de bruces con un error de cálculo: nada parece lo que era y los quemados reporteros van a ser tomados por agentes de la CIA, una circunstancia que, no por plausible, a veces, entre aparentes reporteros, facilita mínimamente el trabajo. Ahí arranca esta trama de ida y vuelta a la guarida del lobo, con caza de por medio, salpicada por los caracteres esperables: El periodista con ojos de he visto cosas que nunca imaginaríais y los locales que beben fuerte, blasfeman duro y escupen lejos. La exuberante montaña bosnia muestra la región cerca de Montenegro donde dice esconderse Káradzic y que los locales suelen llamar indicativamente vukojebina algo así como donde van a fornicar los lobos En el otro extremo, la estudiada posición de impotencia de las organizaciones internacionales, primero para impedir aquella tragedia y luego para no lograr dar con Káradzic y su lugarteniente Mládic, en los doce años desde el fin de la guerra y el desembarco occidental. Como bramó al segundo año el coordinador de la misión de la ONU, Jacques Klein: ¿cómo es posible que la alianza militar más poderosa no logre dar con dos serbios? Cuando el gobernador internacional en Bosnia, Carlos Westendorp, abandonó su puesto musitó su parecer: porque no se quiere La farsa de la persecución de criminales de la guerra en la antigua Yugoslavia es el tema de La sombra del cazador The Hunting Party Un Richard Gere sin afeitar interpreta a un quemado reportero, que convence a su antiguo y querido cámara para emprender una marcha al poblado de Celebici; es ésta una dura comarca montañesa en la que una fiel red de campe- Impotencia internacional Richard Gere, en una escena de La sombra del cazador ¿Cómo encontrar al criminal más buscado si la CIA no ha podido? Pues buscándolo realmente Un fotograma de la película ABC