Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID Huelga de limpieza s Un conflicto enquistado VIERNES 4 s 1 s 2008 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano EL METRO UANDO debíamos estar mirando al cielo para ver la estrella que guía a los Reyes Magos, el periodismo nos tiene con la cabeza metida en la basura del Metro. ¡Si esto no se arregla, os va a comer la mierda! gritan los poetas de lo social que trabajan para la causa sindical. Y dicen que ya han sido identificados dos docenas de limpiadores que, en lugar de quitar la mierda, la ponían, en cumplimiento, a lo mejor, de algún secreto plan de la lucha de clases. Entre los identificados no está, de momento, Kiko Argüello, al que los comisarios de progreso le están haciendo un traje como el del mismísimo Ben Laden. Más sabe el progre por viejo que por progre, y han tenido que ser los frutos secos del progreso español quienes abrieran los ojos al mundo: el enemigo no es Ben Laden, que al fin y al cabo está contra Bush, sino Kiko Argüello. La presencia de Kiko Argüello en la plaza de Colón ha hecho que todas las viejas del régimen zapateril, como criadas histéricas a las que se les hubieran incendiado las faldas, en vez de envolverse en una manta, se echen a la calle dando gritos más desgraciados incluso que los de los poetas de lo social que trabajan para la causa sindical. Extra de película franquista, le llama culteramente una varona que tiene la cara como la bota de un cojo. Es la basura que estos días, aprovechando la huelga del Metro, se arroja contra el primero que pasa. ¿Dónde está el ministro de Cultura? Si ha arreglado lo del Thyssen o lo de los Bardem, que arregle lo del Metro. ¿No dice Bardem que quiere hacer de Ricardo III? Pues que haga de Heracles y que el ministro le encargue la cultísima misión de limpiar los establos de Augias, que van desde Plaza de Castilla hasta Portazgo. ¡Menuda representación para que un actor como Bardem sienta eso que un poeta canario de lo social denomina la adrenalina del compromiso Al tiempo que uno va actuando, va limpiando. Al revés que ahora, con el canon, cuando, al tiempo que uno va limpiando, va actuando. En cuanto a lo de Ricardo III, lo que Bardem no sabe es que Shakespeare se basó en un texto de Tomás Moro, que era más católico que Kiko Argüello. C La presidenta regional celebró ayer su cumpleaños y apagó las velas de una tarta ante los consejeros Granados y Güemes COMUNIDAD Aguirre dice que los huelguistas que ensucian el suburbano son delincuentes Explicó que Policía y jueces deben tratarles como corresponda s Sobre las empresas dijo que, si no cumplen, la Comunidad está obligada a rescindir los contratos M. J. Á. MADRID. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha caldeado el ambiente entre los empleados de limpieza de Metro de Madrid. Si veinticuatro horas antes, en la manifestación convocada por los sindicatos UGT, CGT, CNT, USO y SUT, los trabajadores que cumplen hoy diecinueve días de huelga se quejaron de que se les intenta criminalizar ayer, Aguirre habló del tema. Fue en su visita al flamante hospital Infanta Elena de Valdemoro, en donde aludió a la identificación de 22 trabajadores como supuestos autores de actos vandálicos, que fueron grabados por las cámaras de seguridad del suburbano. Así, aseguró que los presuntos trabajadores que se han dedicado a ensuciar las instalaciones ferroviarias durante la huelga son delincuentes que deben ser tratados como tales por la Policía y los jueces Sobre el hecho de que haya personas, presuntos trabajadores, que se dedican a ensuciar y a esparcir aceite para que la gente se caiga en las entradas del Metro, opino que quienes son delincuentes deben ser tratados como delincuentes por aquellos a quienes corresponda, que son la Policía y los jueces afirmó la presidenta de la Comunidad. tro tiene relación laboral directa con los trabajadores de limpieza, ya que la compañía metropolitana ha contratado este servicio con unas empresas que, por cierto, son las constructoras más importantes de España informa Efe. Añadió que la relación laboral se refiere a las empresas, no son trabajadores ni de la Comunidad de Madrid ni de Metro, y, por lo tanto, nosotros, que lo que tenemos contratado es el servicio. Lo que necesitamos es que se preste y se cumpla, ya que los madrileños no tienen por qué sufrir esta distorsión insistió la presidenta regional. Como se recordará, en la protesta del miércoles que cortó al tráfico la calle de Atocha, los manifestantes la acusaron de mentirosa y de echar leña al fuego por decir que iba a rescindir los contratos de las cuatro concesionarias- -Eurolimp, Clece, Valoriza y Ferroser- La presidenta hizo esas declaraciones en su visita al hospital de Valdemoro, en donde visitó a los familiares de los bebés nacidos en los primeros días de este año. Desde que la maternidad entró en funcionamiento, el pasado 24 de diciembre, han nacido 12 niños, nueve de ellos ya en este año. Aguirre, que ayer cumplía 56 años, fue obsequiada durante su visita con una tarta de cumpleaños decorada con la bandera de la Comunidad de Madrid y una foto suya en la última campaña electoral. El Hospital Infanta Elena ha atendido a 4.800 personas en consultas externas y a 1.153 en urgencias desde que se abrió al público a finales del pasado mes de noviembre. Durante el mismo periodo este centro sanitario, el primero de los ocho nuevos hospitales construidos durante la pasada legislatura, ha intervenido a 50 personas y registrado 87 ingresos. En su visita, Aguirre estuvo acompañada por el consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, y por el titular de Sanidad, Juan José Güemes. Distorsión Durante su visita, Aguirre subrayó, asimismo, que el Gobierno regional ha decidido rescindir el contrato a las empresas con las que tiene contratado el servicio de limpieza del Metro de Madrid, porque es la obligación del Ejecutivo autonómico si estas compañías no cumplen o no limpian Aguirre quiso dejar muy claro que ni la Comunidad de Madrid ni la dirección del Me- Los trabajadores de limpieza no son ni de la Comunidad ni de Metro. Es un servicio contratado