Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 MADRID www. abc. es madrid VIERNES 4- -1- -2008 ABC La mujer presentaba traumatismo craneoencefálico y fue atendida en el lugar del siniestro AYUNTAMIENTO Muere una mujer al caerle un escudo de cemento desde una azotea en Recoletos La lluvia, las heladas y la mala conservación de la pared, entre las posibles causas de la tragedia LETICIA TOSCANO MADRID. Una mujer falleció ayer tras recibir el impacto de un escudo de cemento que cayó desde una altura de 30 metros en el paseo de Recoletos de Madrid. Los hechos tuvieron lugar sobre las 11.30 horas, cuando, según cuentan los testigos, Cristina Jávega Andrés, valenciana de 41 años, caminaba con una amiga a la altura del número 29 del paseo. En ese momento, el escudo cayó desde la azotea del edificio, un palacete de siete plantas, y le impactó directamente en la cabeza, dejándola tumbada en el suelo. Cuando llegaron los efectivos del Samur, la mujer estaba en estado muy grave y presentaba un traumatismo craneoencefálico severo, según explicaron fuentes de Emergencias Madrid. Dada su extrema gravedad, los médicos procedieron a intubarla y la trasladaron de urgencia al Hospital Clínico San Carlos, donde falleció sobre las 16.00 horas. La mujer que acompañaba a la fallecida resultó ilesa. del edificio por la abundante lluvia caída en los últimos dos días- -la Comunidad de Madrid registró ayer precipitaciones de entre 7 y 20 litros por metro cuadrado y rachas de viento de hasta 70 kilómetros por hora- las heladas nocturnas y el mal estado de conservación de la pared en la que estaba sujeta el adorno, informó un portavoz de Bomberos. De hecho, miembros de este Cuerpo de seguridad realizaron labores de saneamiento de la azotea a lo largo de cinco metros de ésta para evitar nuevos desprendimientos, ya que se encontraba en malas condiciones. Desde el paseo de Recoletos, algunos viandantes se mostraban muy preocupados ante la posibilidad de que el resto de los adornos de la cornisa del edificio se desprendieran, aunque los bomberos confirmaron que los ornamentos estaban bien sujetos y que, además, son de fibra de vidrio, y no de cemento, por lo que su impacto es menos peligroso. Una hora después de la tragedia, la calle continuaba llena de sangre y grandes manchas de polvo blanquecino delataban el lugar donde habían im- Cortes de tráfico Hasta el lugar del suceso se desplazaron también tres camiones de Bomberos del Ayuntamiento, uno de ellos con escala, que procedieron, junto a la Policía Municipal, a cortar por seguridad el tráfico de la vía de servicio del paseo de Recoletos desde la plaza de Colón hasta la intersección con la calle de Bárbara de Braganza. Esta zona se abrió al tráfico unas dos horas después del suceso, aunque se mantuvo acordonada la acera del edificio, sede social de Mapfre Caja Salud, para salvaguardar a los empleados- -que no fueron desalojados- -a la salida del trabajo. Las primeras investigaciones apuntan a que el escudo, de unas dimensiones aproximadas de 80 por 60 centímetros, pudo desprenderse de la cornisa Lugar del fatal accidente pactado los cascotes. A pesar de la gravedad del suceso, los curiosos se mostraban sorprendidos de que los fragmentos del escudo no hubieran herido a más gente, ya que por esa zona pasan cada día cientos de personas. FRANCISCO SECO Pasadas las revisiones Sobre el estado del edificio, Mapfre ha comunicado que había pasado todas las revisiones y controles correspondientes. Fuentes de la compañía precisaron que la última inspección la pasó en junio de 2001 y que nada parecía indicar la tragedia. Fuentes de la aseguradora han expresado su conmoción por el suceso y han aseverado que asumirán las consecuencias legales del desprendimiento. Según explicó José, un carpintero que estaba trabajando en el edificio colindante al lugar de los hechos- -también propiedad de Mapfre- en el momento de la tragedia pasaban por la acera unas doce personas que, afortunadamente,