Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA VIERNES 4 s 1 s 2008 ABC Por fin, libres y en casa Han vivido un calvario en plena Navidad. Las dos cooperantes de Médicos Sin Fronteras llegaron ayer a Madrid tras siete días cautivas en Somalia POR M. ASENJO FOTO DE SAN BERNARDO MADRID. Sólo quieren descansar y ver a sus familias. Mercedes García y Pilar Bouza, las dos cooperantes de Médicos Sin Fronteras (MSF) liberadas el miércoles en Somalia tras una semana de cautiverio, pisaron tierra española poco después de las 8.30 de la tarde de ayer. Las trabajadoras de MSF viajaron acompañadas por la secretaria de Estado de Cooperación, Leire Pajín, quien se había trasladado el pasado martes a Kenia para acompañar a las dos mujeres en su regreso a España. En la base militar de Torrejón, a pocos kilómetros de Madrid, fueron recibidas por los ministros de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Defensa, José Antonio Alonso. En el aeródromo esperaban también Marcos Martínez, alcalde de Cuadros (León) -localidad natal de la médico Mercedes García- -y el embajador argentino en Madrid, Carlos Bettini, quien mostraba así su apoyo a la enfermera Pilar Bouza, ciudadana argentina. Cuando el avión Falcón 900 de las Fuerzas Aéreas Españolas apagó sus motores, un psicólogo y cinco familiares de Mercedes García, con los que se abrazó emocionada, accedieron al interior del aparato. Durante el vuelo, con escala en Abdis Abeba, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, habló personalmente con la médico leonesa Mercedes García. Según Efe, en la conversación, la cooperante le comunicó que se encontraba en buen estado, pero cansada tras estar una semana retenida por un grupo armado somalí, y que su único deseo y el de Pilar Bouza, era ver a su familia y descansar. Además, le agradeció las gestiones efectuadas por el Ejecutivo para poner fin al secuestro y por su preocupación personal. Tras el final feliz del secuestro, no trascendieron detalles de la liberación. Médicos Sin Fronteras (MSF) aseguró en la mañana de ayer que no había pagado rescate alguno a cambio de la libertad de Mercedes y Pilar ni había participado en la fase final de las negociaciones. La presidenta de la organización en España, Paula Farias y el coordinador del proyecto Cuarto Mundo, Carlos Ugarte aseguraron que la entidad nunca paga un rescate, porque hacerlo convierte a los cooperantes en objetivo Tanto Farias como Ugarte declinaron comentar a los periodistas las circunstancias del secuestro y la liberación, aunque la presidenta de MSF indicó que a lo largo de los siete días que ha durado el cautiverio de ambas cooperantes no ha tenido contacto alguno con sus captores Farias explicó que no sabían ni quienes son ni que pretendían pero flaco favor han hecho- -dijo- -a la sociedad somalí En relación con la seguridad de los miembros de MSF en Sin noticias de los captores Carmen García, la médico española secuestrada en Somalia, saluda al llegar a Madrid Somalia, Ugarte confirmó que estarán evacuados en Nairobi y Campala hasta que la situación de Somalia permita volver a trabajar en condiciones suficientes de seguridad. El director del proyecto Cuarto Mundo se mostró indignado por el secuestro de las dos cooperantes, que es también el secuestro de de la acción humanitaria independiente No obstante, Farias y Ugarte advirtieron de que estas situaciones son riesgos plenamente asumidos por quienes trabajan en la organización, que conocen a la perfección los problemas que deben afrontar. Los directivos de MSF aseguraron que con el secuestro de las dos mujeres se ha roto el equilibrio de la ayuda humani- REUTERS Médicos Sin Fronteras afima no haber pagado rescate para liberar a las cooperantes secuestradas Roto el equilibrio taria en la localidad somalí de Bosaso, donde se concentran gran número de refugiados de Somalia. En este país carecen de agua y de sanidad, la esperanza de vida es de 43 años y uno de cada cinco niños fallece por desnutrición antes de cumplir los cinco años. Esto- -sostuvo Ugarte- -convierte a este país en un Estado fallido donde nada funciona y donde la gente está abandonada a su suerte Médicos Sin Fronteras ha trabajado ininterrumpidamente en Somalia durante 16 años y dispensa asistencia médica en once regiones del país.