Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 GENTE www. abc. es gente JUEVES 3- -1- -2008 ABC Paul McCartney: un corazón en apuros El ex beatle se sometió en otoño y en total secreto a una intervención quirúrgica para practicarle una angioplastia coronaria de la que Paul se ha recuperado totalmente POR M. DE LA FUENTE MADRID. A nadie se le escapa que los divorcios son una cosa seria, muy seria, y que sobrevivir a uno no es ninguna broma, por mucho que este uno pertenezca a la alta sociedad del espectáculo y su cuenta corriente no tenga números rojos, sino más bien todo lo contrario. Por eso, más de un malintencionado dirá que un divorcio sea el culpable de los problemas de corazón por los que el ex beatle Paul McCartney tuvo que pasar por el quirófano en otoño, tal y como han informado dos de los tabloides más populares del Reino Unido, The Daily Mirror y The Sun Según estas informaciones, que recogía ayer Efe, Paul se sometió, en total secreto y en una clínica privada londinense, a una intervención quirúrgica para practicarle una angioplastia coronaria que permitiera un mejor flujo de sangre, ya que presentaba problemas de circulación en sus arterias. Siempre según estas informaciones, McCartney empezó a sentirse mal después del verano y tomó la sabia y prudente decisión de ir al médico, quien diagnosticó sus dolencias y recomendó pasar por la mesa de operaciones. Tal y como ha comentado a estas publicaciones una fuente cercana al músico, fue verdaderamente una operación de rutina, aunque tocar el corazón sea siempre algo serio Palabras que corroboran fuentes sanitarias consultadas por estos medios, que han explicado que se realizan alrededor de cuarenta mil angioplastias anuales en los hospitales británicos, un noventa por ciento de las cuales son plenamente satisfactorias. De hecho, el ex beatle se recuperó sin ningún problema, y hace apenas un par de días actuó junto a la cantante australiana (también felizmente recuperada de un cáncer de mama) Kylie Minogue en un especial de Año Nuevo del segundo canal de la televisión inglesa. En concreto, el zurdo de oro McCartney interpretó junto a Kylie su éxito Dance Tonight Así que, si estaba para bailes y se apuntó al bombardeo de una fiesta de Nochevieja, por muy BBC que fuese la cadena, es que las cosas van bien en los ventrículos y las aurículas de Sir Paul McCartney. Según el amigo de Paul antes citado, que tan de cerca parece seguir las cuitas íntimas del cantante y compositor británico, el artista practica regularmente ejercicio físico; come sano y no tiene kilos de más. Siempre tuvo una salud excepcional, lo que es notable si se piensa en el estilo de vida del rockero que fue en el pasado Porque, aunque ahora a punto de cumplir 66 años (el 18 de junio) sea un convencido vegetariano, desde luego cualquier tiempo pasado no fue mejor en las costumbres alimenticias de los legendarios Beatles, que por Hamburgo todavía recuerdan cómo (y en qué sustancias) se las gastaban los fab four de Liverpool cuando llegaron a la ciudad hanseática antes de cumplir siquiera los veinte añitos. Aunque quede feo volver a repetirlo, Paul McCartney tendrá que pasar por otra operación en menos de un mes, cuando acuda al juzgado para hacer frente a la demanda de divorcio presentada por su ex, Heather Mills, madre de su hija Beatrice de cuatro años. Macca, como es conocido en el Reino Unido, ha señalado en varias ocasiones que el proceso de su separación se ha convertido en un auténtico infierno Nada de extrañar, si se tiene en cuenta que Mills ha señalado que aceptaría un acuerdo si Paul pone sobre la mesa para empezar a hablar unos 29 millones de libras (casi 43 millones de euros) Vamos, que como se descuide, el bueno de McCartney no va a poder prejubilarse a gusto. Según fuentes cercanas al músico, fue una operación de rutina, aunque tocar el corazón siempre es algo serio En un mes se verá la demanda de divorcio interpuesta contra Paul por Heather Mills