Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3- -1- -2008 Toyota dejaría la Fórmula 1 en un plazo de dos años si no empieza a ganar carreras Jarno Trulli y Timo Glock son los pilotos de la escudería japonesa en 2008 83 El Getafe pasa de ronda y, de paso, recupera efectivos importantes Venció con holgura al Burgos en un partido en el que destacaron Uche y Gavilán Getafe Burgos 4 1 el nivel suficiente como para inquietar al rival. El poco público que acudió al Coliseo, unos tres mil aficionados que desafiaron el frío reinante, tenían además otro objetivo: ver el regreso de uno de sus hijos pródigos al estadio donde realizó buenas tardes de fútbol: Gavilán. El valencianista tuvo tan buenos detalles como Uche y en muchos momentos recordó al extremo habilidoso al que reclamó el club levantino por su buen fútbol. Con el tempranero gol de Uche y el error de Velasco en un uno contra uno ante Abbondanzieri, al Burgos se le fueron las pocas opciones que tenía de levantar la eliminatoria. Y se notó en su fútbol, porque inconscientemente aflojó las marcas y por ahí apareció De la Red para abastecer de juego ofensivo a los suyos. No había mucha emoción en el encuentro, pero al menos la gente se divirtió con el carrusel de penaltis que llegó a continuación. En el primero Uche lo mandó al palo pero en la continuación de la jugada De la Red acertó con la red y sentenció, aún más, el partido. Aunque el Burgos luchaba con dignidad intentando lanzar algún que otro contragolpe, el que se convirtió en protagonista fue Iturralde, que pitaría dos penaltis más, uno en cada área. Marcó Uche y dos minutos más tarde Garrido, pero el choque ya estaba finiquitado y el aburrimiento se apoderó de la grada. Hasta que apareció Gavilán en los momentos finales del encuentro. El canterano del Valencia puso un toque de distinción en el encuentro al definir magistralmente un mano a mano ante Campaña, picando la pelota por encima del guardameta. El regreso de Gavilán, junto al buen funcionamiento y la efectividad de Uche, fueron la mejor noticia del choque para los azulones. Getafe (4- 4- 2) Abbondanzieri: Cortés, Cata Díaz (Belenguer, m. 45) Tena, Signorino; Cotelo, Pallardó, De la Red, Favilán; Uche (Kepa, m. 63) y Braulio (Juanfran, m. 76) Burgos (4- 4- 2) Campaña; Velasco, Cabezas, Fran González, Pedro García (Gonzalo, m. 60) Alejandro Guembe, Espinosa (Zamora, m. 68) Bayón, Nacho Garrido (Prest, m. 80) Andrés y Jacobo Trigo, Árbitro: Iturralde González. Amarilla a Bayón y Velasco. Goles: 1- 0, m. 39: Uche. 2- 0, m. 48: De la Red. 3- 0, m. 52: Uche, de penalti. 3- 1, m. 54: Garrido, de penalti. 4- 1, m. 83: Gavilán. Miguel de las Cuevas, que jugó como titular, lucha por el balón ante la entrada de Gibanel EFE Un Atlético de mínimos Silbidos al once de Aguirre, dominado por el Granada 74 Atlético Granada 74 1 1 Pero el organismo que preside Villar permite que cada equipo juegue la misma eliminatoria cuando le plazca, con semanas de distancia, y así cercena la seriedad de la competición. Una carencia de prestigio que los clubes de Primera reafirman con alineaciones repletas de suplentes que ofrecen pobres espectáculos. Tan paupérrimos como las asistencias de público. El Atlético cumplió todos los puntos del descrédito copero. En este ambiente de desidia aparecen modestos como el Granada 74- -o como el Alicante- -que complican la vida a los favoritos bajo la puesta en juego de la ilusión que falta en los reservas del conjunto grande. El once granadino también cumplió con el papel esperado en el Calderón. Jugó bien, dominó y, como se presumía, desperdició sus ocasiones para dar el gran golpe. Mal marcha la Copa cuando se sabe de antemano lo que va a suceder. Los hombres de Antonio Tapia buscaron un gol que reabriera sus opciones y mandaron territorialmente en el primer acto, para encontrar la primera oportunidad a los pies de Aranda, cuyo disparo se estrelló en un tobillo de Falcón. Tal era el enojo de Aguirre que el Atlético reaccionó después de la bronca del descanso. Sin hacer buen fútbol, al menos quiso tomar las riendas del encuentro. Miguel de las Cuevas desperdició la primera posibilidad rojiblanca de marcar. Pero los minutos transcurrían sin acertar en la portería visitante y el entrenador mexicano ya no esperó más. Tuvo que sacar a la clase A. Forlán y Raúl García entraron en el césped para coger el toro por los cuernos y silenciar los silbidos de los doce mil aficionados. Un toro que no era fácil, pues el Granada respondía con descaro. Luque envió el segundo aviso a Javier Aguirre, en una incursión que el ex rojiblanco remató con un tiro que se topó con el exterior de la red. Por fin, Forlán mató la preocupación madrileña. Inició la jugada que Mista finalizó en el 1- 0. El Granada 74, sin embargo, no se merecía perder y Aranda rubricó la igualada en el último segundo. Los silbidos despidieron al clasificado. Atlético (4- 2- 3- 1) Falcón; Valera, Perea, Zé Castro, Pernía; Miguel (Falcón, m. 59) Cleber (Raúl García, m. 59) Luis García (Simao, m. 80) Jurado, Reyes; y Mista. Granda (4- 2- 3- 1) José Juan; Ruz, Fagoaga, Crespí, Assemoassa; Gibanel (Guerra, m. 68) Torrecilla; Juanlu (Falcón m. 59) Saizar, Luque (Borja, m. 72) y Aranda. Árbitro Rodríguez Santiago. Amonestó a Aranda y Luque. Goles 1- 0, m. 75: Mista. 1- 1, m. 90: Aranda. Mando visitante y desidia local TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. El Atlético empató a medio gas, ante el enfado de su afición, y se clasificó gracias al 1- 2 conseguido en Motril. Pensando en la Liga y en evitar esfuerzos y lesiones. Este torneo no posee atractivo para nadie. La Copa no luce porque ni la organizadora, la Federación, ni los clubes, que ponen los enanos del circo, la respetan. La FEF debería mirar a Inglaterra para aprender lo que es hacer una competición atractiva que se tutea con la Premier JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. El Getafe ya es octavofinalista de la Copa del Rey. No era un objetivo complicado dada la enjundia del rival y el marcador conseguido en la ida (venció por 1- 0) pero había que cumplir el trámite, y lo hizo con desparpajo aunque con las vistas internas en otras metas: la primera, la de recuperar a Uche, aunque luego éste se vaya a la Copa de África y Laudrup no pueda contar con él. Al menos, el delantero demostró estar en forma en su vuelta a los terrenos de juego tras su lesión. Marcó dos goles y su rapidez fue lo más destacado del partido, pues siempre tuvo en jaque a la defensa visitante. El partido en sí tuvo poca historia: completo dominio del juego en todas sus facetas por parte del Getafe, que se mostró muy superior a un Burgos que intentó hacer cositas, pero sin Aparece Gavilán Dos goles de Uche, uno de Gavilán y tres penaltis amenizaron un partido en el que sólo hubo el color azul