Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Virulenta respuesta del PSOE a la Iglesia JUEVES 3 s 1 s 2008 ABC Una apuesta por el conflicto religioso... El Gobierno de Zapatero tocó con sus reformas varios pilares de la moral católica s Nadie en su sano juicio puede decir que este Gobierno haya defendido a la Iglesia y, mucho menos, que la haya privilegiado asegura un arzobispo POR JESÚS BASTANTE MADRID. No corresponde a la Iglesia hacer un balance de estos cuatro años de legislatura. Pero, realmente, nadie en su sano juicio puede decir que este Gobierno haya defendido a la Iglesia y, mucho menos, que la haya privilegiado Este diagnóstico, elaborado para ABC por un arzobispo que prefirió mantenerse en el anonimato, responde bastante bien a la realidad de la legislatura que toca a su fin. Cuatro años que han estado marcados por los desencuentros entre Gobierno y jerarquía eclesiástica, a cuenta de muy diversas cuestiones, y que han acabado por ahondar el llamado conflicto religioso La equiparación de las uniones homosexuales al matrimonio, la ley del divorcio exprés la reforma educativa y sus consecuencias para la clase de Religión y la educación moral de los alumnos, el modelo de Estado abiertamente laicista promovido desde el Partido Socialista y los debates aún no cerrados sobre el aborto y la manipulación de embriones han marcado una legislatura que se recordará como la más difícil en las relaciones IglesiaEstado, y en la que se ya se habló de un futuro en el que las manifestaciones religiosas habrían de quedar recluidas a la esfera privada. Como explicaba este prelado, los socialistas han tocado muchos de los pilares de la moral católica durante esta legislatura. su preferencia por llegar a acuerdos con las religiones minoritarias mientras se dejaba a un lado a la confesión mayoritaria. Los primeros encontronazos culminaron, a finales de 2004, con sendas llamadas a consultas del Nuncio de Su Santidad en España, Manuel Monteiro de Castro. La llegada a la presidencia del Episcopado de Ricardo Blázquez y el fallecimiento de Juan Pablo II parecieron calmar las relaciones, aunque sólo por unos meses. El propio Rodríguez Zapatero, en un gesto inusual, se reunía en Moncloa con el obispo de Bilbao, y le aseguraba plena colaboración El 18 de junio de 2005, por primera vez en la historia de la democracia, una veintena de obispos participaron en una gran manifestación en defensa del modelo cristiano de matrimonio, que en opinión del Episcopado se veía amenazado por la aprobación de la reforma del Código Civil que pasada a definir también como matrimonio las uniones entre homosexuales. A ello se unía la aprobación del llamado divorcio exprés que facilitaba las rupturas matrimoniales. Meses después, en concreto el 12 de noviembre, media docena de prelados acompañaron a padres y asociaciones en otra manifestación, esta vez contra la LOE. La reforma educativa ha sido uno de los principales caballos de batalla en las relaciones Gobierno- Iglesia: además de recortar los horarios y la influencia de la clase de Religión, se incluía una nueva asignatura, Educación para la Ciudadanía, qu no gustó nada porque presumían que nacía con el objeto de adoctrinar a los alumnos. Monseñor Blázquez inauguró el encuentro en defensa de la familia cristiana A lo largo de toda la legislatura, las cuestiones relativas a la defensa de la vida han estado en el punto de mira de las relaciones entre la Iglesia católica y el Gobierno de nuestro país. Desde que, hace tres años, y a cuenta del estreno de Mar Abierto sectores del PSOE postularan la regulación de la eutanasia- -como viene reflejado en el programa electoral socialista, por otro lado- la discusión sobre los límites en torno al derecho a la vida no ha cesado. A ello hay que sumar la regulación, en algunos casos, de la investigación con embriones, aspecto que ha sido duramente criticado por el Episcopado español. Desde hace semanas, además, se ha recrudecido la polémica por causa del descubrimiento de horrendas prácticas abortivas en clínicas de Madrid y Barcelona. Finalmente, la concentración del pasado domingo- -que se trataba de un acto litúrgico, para defender la vigencia del modelo cristiano de familia- -sirvió para que la Iglesia hicie- con algo de árnica Este año entra en vigor el sistema para la autofinanciación de la Iglesia, por el que se aumenta hasta el 0,7 el porcentaje vía IRPF J. B. MADRID. Aunque desde el Ejecutivo socialista se empeñan en hacer ver que nunca como en esta legislatura se han alcanzado acuerdos estables con la Iglesia, lo cierto es que no han sido demasiados los puntos de encuentro entre obispos y Gobierno. Sí se puede hablar de una interlocución fluida, en España y en Roma, aunque no siempre con resultados. El acuerdo más importante de esta legislatura fue el que posibilitará la autofinanciación de la Iglesia. Después de varios meses de conversaciones y de varias propuestas sobre la mesa, en septiembre de 2006 Gobierno y Episcopado anunciaban haber alcanzado un consenso para la reforma del actual sistema de financiación de la Iglesia. De este modo, a partir de este año, el porcentaje que la Iglesia recibirá a través de su casilla en el IRPF pasará del 0,52 al 0,7 En contrapartida, el Episcopado renunciaba al complemento presupuestario, así como a las exenciones por IVA, tal y como reclamaba la Comisión Europea. A su vez, Gobierno y Episcopado se comprometían a estudiar nuevas fórmulas para hacer más sencillo el proceso, y a una mayor transparencia en el destino de los fondos. Junto al acuerdo de financiación, también se lograron pequeños avances en materia educativa, que permitieron, en la medida de lo posible, aminorar los males de una reforma educativa que, en opinión de los obispos, continúa siendo inaceptable en el fondo y en la forma Así, se reconocieron los derechos, cuando menos a Por una sociedad laica De hecho, la concentración del pasado domingo, y la virulenta respuesta del PSOE, no hacen sino reconocer la gran distancia que, a día de hoy, separa los postulados del Gobierno y el quehacer de la Iglesia en nuestro país. Nada más comenzar la legislatura, el Ejecutivo presidido por José Luis Rodríguez Zapatero se empeñó en apostar por una sociedad laica (también lo hizo justo hace ahora un año) para, al tiempo, mostrar La reforma educativa ha sido uno de los principales caballos de batalla en la relación Gobierno- Iglesia