Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 2 de Enero de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.619. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany CÁDIZ e he venido hasta Cádiz para escurrirme al sol y pintar una luna en mi ventana. Como una sopa azul y deslumbrante, se riza y se desliza, juega el mar en su plato. Aún hay restos de brumas y bengalas en la ceja enarcada del paseo, y al fondo, muy al fondo, entre las comisuras de la brisa, se fruncen las casitas de colores, la cúpula dorada, y se alza una ciudad tan tierna y viva, que casi es una luz, de puro blanca. Se da cita en la playa la espuma de las olas. Es un oro fundido la marina, y una vela le sirve al horizonte mi corazón en una cartulina. En la Plaza de España, la libertad recuerda que tuvo aquí su cuna, su musgo, su cimiento. Nombres que fueron hombres. A tres pasos del cielo y a dos de la Alameda, siguen ellos, hoy mármol, librando su batalla. Muy pronto hará dos siglos de aquel viva la Pepa que pudo haber cambiado el color de las rosas y salvado a esta patria de tantos laberintos. Con sus dulces jardines tropicales, su adusto baluarte, su arquitectura estrecha y rumorosa donde ya tiene calle Antonio Burgos, y plaza la verdad y el mentidero, Cádiz es una taza que rebosa. Ya le he dicho al Vitorio que estoy enamorada de esta ciudad lejana, suspendida de un puente. Ya le he dicho a mi voz que no se muera lejos de esta vibrante caracola. Que yo quiero quebrarme como, bajo el levante, las palmeras, y ponerme color de caramelo, y ver cómo se mecen, sobre un mástil erguido, las gaviotas, y enjuagarme los ojos, que los tengo cansados, en el agua de Cádiz, y en su boca. Si mi alma fuera libre como el cuplé del viento, yo sé que se vendría desde cualquier orilla del planeta a bañarse desnuda en la Caleta y a cruzar sin retorno la Bahía. M Luis Ignacio, el primer bebé nacido en 2008, junto a sus padres MIKEL PONCE Luis Ignacio, el bebé 0 0 0 Ni un segundo antes, ni uno después. Luis Ignacio decidió ayer nacer a ritmo de las doce campanadas. Hijo de padres bolivianos este pequeño y puntual valenciano se convertía así en el primer español de 2008 LUZ DERQUI las cero horas, cero minutos y cero segundos. Con puntualidad inglesa llegó a la vida Luis Ignacio. Y lo hizo tranquilamente en el hospital Clínico de Valencia, pesando nada más y nada menos que cuatro kilos y doscientos gramos de peso. El pequeño, que dormía plácidamente ajeno al alboroto que había provocado su nacimiento, es hijo de un joven matrimonio boliviano que ayer vivió emocionado una ajetreada jornada, ya que además de los familiares y amigos recibió la visita inesperada de fotógrafos, periodistas y algún que otro político que acudió a felicitar a la pareja y a conocer a quien se ha convertido en el primer español del recién estrenado 2008. Con el cansancio todavía reflejado en su rostro, Patricia Fernández, su madre, aseguraba ayer que el niño nació con el eco de la última campanada y destacaba la ilusión que le hacía que su pequeño fuera el primer español. Esta joven de 27 años, que se dedica a cuidar a personas mayores, vive en Valencia desde que hace tres años llegaran a España desde su Cochabamba natal. A su lado su marido, Rionir Iriarte, albañil de profesión, afirmaba que a él lo que realmente le importaba, más que la carrera por ser el primero, era que el niño llegara sano El primer español del año le debe su nombre a Luis, un sacerdote valenciano, y a Ignacio de Loyola, fundador de los jesuitas y por apenas unos segundos ha precedido a un niño que nacía en el hospital de Coria en Cáceres, que fue registrado un minuto después de la medianoche. Y también prácticamente a la vez nacía un tercer varón en el hospital Santa Ana, de la localidad granadina de Motril. La primera niña, Ainara, nacía con cesárea en el hospital Materno Infantil de Gran Canaria poco después. Y si donde nacerá el primer bebé del año es siempre una incógnita, en Valencia ya no lo es tanto el origen de sus padres, que invariablemente son inmigrantes. Así, en lo que va de milenio tan sólo en una ocasión el primer valenciano del año ha tenido padres españoles. lo que refleja el nuevo mapa demográfico que se está dibujando en la comunidad. Así, actualmente el veinte por ciento de los nacimientos son ya de hijos de padres extranjeros, lo que explica que en 2001 la hija de una emigrante ecuatoriana fue la primera niña nacida en Valencia, en 2002 era el hijo de una portuguesa, un año después nacía Guadalupe, de padres uruguayos. En 2004 Paula Ana volvía a ser hija de inmigrantes y en 2006 una madre colombiana daba a luz, un minuto después de las doce campanadas, al primer bebé nacido en la comunidad. A