Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 TVyCOMUNICACIÓN Crítica de los programas especiales de Nochevieja MIÉRCOLES 2 s 1 s 2008 ABC LO QUE VIERON LOS FAMOSOS Blanca Oteyza Actriz Jesús Álvarez Presentador de TVE Carlos Sastre Ciclista Bruno Oteiza Cocinero Ana Obregón Actriz Siempre pongo las campanadas de TVE, es tradición en mi familia, y veo los tres últimos anuncios del año He predicado con el ejemplo y he visto un poco los especiales de TVE, porque había que madrugar Me gustó mucho el programa de José Mota en TVE. Fue muy entretenido y se notó que estaba trabajado Aunque era un día festivo, me tocó trabajar en la cocina de casa. Vi la Nochevieja de La Sexta Desde el día 24 no he encendido el televisor, porque lo que se hace en todas las cadenas es pésimo Fernando Castro Flórez Cuando entren, digan ¡Dios mío! y cómanse una uva Pese a que todas las campanadas están patrocinadas por el mismo comecocos, algunas se distinguen por ser en directo POR ROSA BELMONTE MADRID. Sin tetas no hay paraíso y sin ruido no hay campanadas que valgan. Cuesta prescindir del prejuicio de que campanadas sólo hay unas (las de La 1) y a ti te encontré en Zaragoza, pero las otras cadenas siguen sacando los palos cortos. El provincianismo de Telecinco, la ficción de Cuatro y el tomárselo a chufla de La Sexta (sin contar el bajo techo de Antena 3, que no me toca) Telecinco continúa con el off Puerta del Sol Si el año pasado fue Valencia, éste ha sido Zaragoza. Si el año pasado fueron los protagonistas de Yo soy Bea (y no me acabo nunca) éste han sido Marina y Roberto de Escenas de matrimonio Los personajes. Emperifollados, agarrados a sus guiones, explicando la Expo y lo del carrillón, para acabar con números sobre la pantalla y los tambores de Calanda. En exteriores, como el previo especial de Escenas de matrimonio Terror (y publicidad) en el hipermercado. Esa botella de Pepsi elevada al cielo como en sacrificio detrás de Marina y Roberto fue de traca. Un especial donde destacó la aparición del verdulero Martin Czehmester, el cachas del Este pre Darek, un clásico de las producciones de José Luis Moreno desde que salía de modelo en Noche de fiesta También hubo media hora de tomas falsas. En realidad, fallidas. Para falsas, las campanadas de Cuatro. La atractiva pareja formada por Ana García Siñeriz y Boris Izaguirre aparecían delante de una Puerta del Sol donde los fuegos artificiales se sucedían impacientes antes de las doce. Y donde el ruido, que les dejaba hablar y escucharse, sonaba a efectos especiales. Un fake y un papelón para la pareja vestida de verdadero Gucci. Antes, Manolo Lama y Manu Carreño habían conducido Los Manolos: All my loving con la voz (también falsa) de Luis Aragonés como Supertacañón. Un desfile de cosas de Cuatro, un plató enlogotipado. Con vídeos de Supermodelo o con personas reales como María, la ganadora de Factor X ¿quién? que decía que le encantaba Gominolas Uno de los acontecimientos del año según Manu Carreño. Una de las frases más graciosas de la noche. Al acabar el programa, Manolo y Manu salieron corriendo por un círculo rojo. Como en los anuncios de la casa en los que alguien se muere de vergüenza por algo que ha hecho y es tragado por el círculo. Después de las campanadas dudosas, El zapping de Surferos No nos compliquemos. Al menos, el zapping de Cuatro es el mejor de la televisión española. Más apetecible que lo de Telecinco a la misma hora. Lo de siempre. Carmen Alcayde (que no falte) con Cristian Gálvez y Ana Martín para un refrito de actuaciones musicales. Tan viejas que hasta de Crónicas Marcianas había. Y el marco desde el que daban paso a los cantantes, una discoteca y un mareo de cámaras. Parecía que estuvieran en Babylon, la disco de Queer as folk El zapping de Cuatro coincidió en muchos jitazos con Sé lo que hicisteis en 2007 No en los mejores momentos de Paqui Peña, reportera de Está pasando y mascota colegiada de SLQH. En la cadena verde, después tenían Lo mejor de laSexta pero cualquiera sabe que lo mejor de La Sexta es SLQH, razón de su sobreexplotación. Así, los siempre- en- pantalla Patricia Conde y Ángel Martín interrumpieron por unos minutos lo suyo para irse con Bugs Bunny a dar también la campanadas en el otro off Puerta del Sol de la noche. Rodeados de figurantes con gorros y matasuegras, en la más rancia tradición de las galas grabadas de La 1. Con un reloj de pega que no tenía más hora que las doce en punto. Con la tabarra del carrillón y los cuartos (aunque con los comecocos de Mastercard ya no hay quien ZAPPING DE ESCÁNDALO L a cosa no pudo empezar peor. Con las uvas todavía en el gaznate apareció Isabel Pantoja y entonó una copla funesta: El salón está lleno no cabe un alma y hay gente afuera El cuerpo de baile lucía unos chalecos verde pistacho infames. En la huida precipitada me topé con Ramón García, imperturbable con su arcaica capa castellana, y con Sabina, que en Canal hacía gala de un bombín de su propiedad. En Antena 3 una catarata de triunfitos, incluidos Chenoa y Soraya Poyeya obligaban, como los gladiadores, a que se abandonara toda esperanza. Bisbal gritaba bulería, bulería y las Ketchup atacaron, en el colmo del desafuero, Macarena en vez de darle al Aserejé que es lo suyo. En un montaje en La Sexta el Gran Guayoming entrevista a Zapatero que parece que se lo hubiera hecho con el mismísimo Felipe González. Arrastrado por el zapping convulsivo encuentro a Belén Esteban haciendo de Madonna en el Carnaval de Tenerife y a una pareja de sonrisa siniestra que desde la Playa de las Canteras, en la Primera, vuelven a dar las campanadas una hora después del ritual atragantamiento. Mi hijo Manuel grita que ha visto, en la otra tele, a Richard Clayderman con su piano. Esto es un infierno. Un fulano le explica a Santiago Segura que es peor un kilo de morcilla que un canuto. Raphael sale, literalmente, frenético y canta Escándalo, es un escándalo Cuánta verdad. se equivoque al comerse las uvas) En SLQH, en la sección de Dani Mateo, se veía oía cómo en un informativo unos señores iban a entrar en su casa destrozada por un desastre mientras la reportera les recordaba Cuando entren, digan ¡Dios mío! Y ellos entraban y decían ¡Dios mío! Como otros cantan las campanadas tal que si estuvieran en directo. Si L Oréal se vio obligada a aclarar que las pestañas de anuncio de Penélope Cruz eran postizas, no entiendo que las TV no estén obligadas a decir si sus campanadas son en directo o no. A falta de La 1, es más recomendable un cucharón y una bandeja como los que tuvo el Rey en Kuwait. Campanadas, ¿en directo? El cachas de Noche de fiesta Telecinco se ha empeñado en una gira por provincias off Puerta del Sol De Valencia a Zaragoza Todos se afanan en recordar lo del carrillón y los cuartos, cuando Mastercard ha resuelto el problema