Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2- -1- -2008 El padre de Colate falleció la noche de fin de año en Baqueira Beret 91 Algunas parejas entraban en calor mientras esperaban la llegada de 2008 en Moscú REUTERS Muchos turistas celebraron el fin de año en Londres de Janeiro, donde miles de personas apiñadas, a 40 grados de temperatura, recibieron el nuevo año en la famosa playa de Copacabana, en la que el color iluminó su blanca arena. A pesar de la gran cantidad de gente que se congregó en este paradisiaco lugar, los cariocas recibieron al 2008 en paz. En Nueva York la bola luminosa de Times Square conmemoró su primer siglo de existencia al descender sobre una muchedumbre entusiasta de cientos de miles de personas que celebraron el cambio de año bajo estrictas medidas de seguridad. Para la ocasión, se inauguró una nueva bola multicolor cuyo descenso fue accionado en el minuto final de 2007 por el alcalde Michael Bloomberg, que, de paso, desmintió ser candidato a la Casa Blanca. Por su parte, en la capital de Irak, Bagdad- -asolada por la EPA El Partenón, testigo mudo de la llegada del nuevo año en Atenas AFP violencia desde 2003- se celebró el fin de año por primera vez en casi un lustro. Aunque el tiempo no acompañaba, en Hong Kong millares de personas soportaron un frío poco habitual para asistir a los fuegos artificiales en el puerto de Victoria. Ya en Europa, se estima que cerca de 700.000 londinenses celebraron en las calles de la capital del Reino Unido el año nuevo, mientras contemplaban el despliegue de fuegos artificiales sobre el Támesis. En París, y bajo fuertes medidas de seguridad, cientos de miles de personas se congregaron en los Campos Elíseos y junto a la Torre Eiffel para acoger a 2008. Unos 13.000 policías y gendarmes velaron para evitar actos de violencia que deslucieran la mágica noche. La milla festiva de Berlín, formada por la Puerta de Brandenburgo y sus En la Estación Espacial también se celebró el nuevo año NASA aledaños, congregó, sin apenas incidentes destacables, a más de un millón de personas que saludaron el Nuevo Año con entusiasmo. En Moscú, un año más, los moscovitas se dieron cita en la Plaza Roja para celebrar la llegada del nuevo año, y disfrutar de un espectáculo de juegos pirotécnicos. Venecia, por su parte, organizó un beso colectivo en el que participaron unas 60.000 personas, que no encontraron mejor manera de dar la bienvenida a 2008. Y en Madrid, miles de personas se concentraron en la Puerta del Sol para recibir el año con las tradicionales doce uvas. Muy lejos de la Tierra, los tripulantes de la Estación Espacial Internacional brindaron de una manera muy original por el Nuevo Año: con té y zumos, ya que el alcohol está prohibido en el espacio.