Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2- -1- -2008 MADRID 53 Cambios en más de 156 calles de la capital Casi dos de cada cien calles de Madrid han registrado cambios en su nomenclatura, con un total de 156 vías de la capital con una nueva denominación, según un reciente estudio de 2006. El informe de Tele Atlas, empresa de navegación y localización, analiza los cambios experimentados en Madrid y otras representativas ciudades españolas en el último año (Barcelona, Sevilla, Valencia y Bilbao) teniendo en cuenta sus datos de tráfico. Según este estudio, Madrid fue la que más variaciones experimentó con el fin de adaptarse a las necesidades de planificación urbanística y de circulación que precisa la capital y las grandes ciudades Así, Madrid destaca en términos absolutos, por encima de las otras ciudades analizadas, en cuanto al número de nuevas calles, pero también en la variación de sentidos de tráfico: un total de 2.187 registraron variaciones durante el ultimo año. Asimismo, la capital española fue la ciudad que amplió su red viaria en mayor medida durante 2006, al añadir a su red 74 nuevos kilómetros de calles y carreteras, concluye este informe: en total, se sumó un kilómetro por cada cien ya existentes en Madrid. grarse en la capital, entre las décadas de los 50 y los 60 del siglo pasado. Muchas desapariciones y sólo dos nuevos municipios, El Atazar y Tres Cantos, segregados de Robledillo de la Jara y Colmenar Viejo en la pasada década de los años treinta y en el año 1991, respectivamente, según se desprende del informe regional Poblaciones de referencia de la Comunidad de Madrid 1900- 2006 Tres Cantos era una zona que fue a más y que empezó a demandar servicios que Colmenar Viejo no podía darle, así que empezaron las gestiones para la segregación explican en la Concejalía de Comunicación, Cultura y Festejos de esta localidad, la más joven de Madrid. Aunque reconocen que ha habido piques entre ambas poblaciones, en Tres Cantos sostienen que el resquemor se va quitando con el tiempo El subdirector general de Estadísticas Demográficas de la Comunidad, Ángel Sánchez, no recuerda excesivas polémicas en la segregación de Tres Cantos, y sí, por ejemplo, en la nueva denominación de Navarredonda, incorporándole el nombre de una urbanización con más vecinos que el propio casco. Desde 1999, la localidad fue rebautizada como Navarredonda y San Mamés. El Instituto de Estadística regional ha ido recogiendo las novedades que afectan a Madrid publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) Antes, los cambios eran decenales, pero en los últimos años las alteraciones se actualizan anualmente. Casi todos los cambios en los nombres se produjeron en la primera mitad del siglo XX, y no sabemos muy bien cuáles eran las exigencias. Ahora, en cambio, está todo muy controlado asegura Ángel Sánchez. Tras solicitar un municipio- -o un nutrido grupo de vecinos- -algún cambio, se piden informes a todas las instituciones que tienen que aportar algo: desde problemas semánticos a históricos o topográficos explica el subdirector general de Estadísticas Demográficas de la Comunidad. Si todo está en orden, deberá proponer el cambio la Dirección General de Administración Local y lo deberá aprobar el Consejo de Gobierno regional madrileño. Todo ha evolucionado mucho, en definitiva, desde que en los ya lejanos años 40 del siglo pasado, aquel gobernador de Madrid decidió que había que cambiar el nombre de Puebla de la Mujer Muerta porque, simplemente, no le gustaba. Tres Cantos, pueblo más joven Los coches en reparación pueden aparcar desde ayer en la zona azul del SER CHEMA BARROSO Los talleres pueden aparcar ya hasta tres coches en zona azul La medida, que entró ayer en vigor, permite el estacionamiento durante cinco horas diarias, continuadas o no ABC MADRID. Los talleres de Madrid podrán aparcar hasta tres vehículos pendientes de reparación en las plazas azules del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) durante un máximo de cinco horas diarias, continuadas o no, según un decreto del delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) Esta medida entró en vigor ayer, ya que la denominada Area diferenciada de talleres de reparación de vehículos estaba pendiente de la aprobación de la Ordenanza Fiscal. Esta Ordenanza Fiscal se aprobó el pasado mes de noviembre durante el Pleno municipal extraordinario de Presupuestos. La Asociación de Talleres de Madrid (Asetra) aseguró que esta medida paliará en parte los problemas generados por la implantación de los parquímetros en las empresas dedicadas a la reparación de vehículos. Gracias a esta iniciativa, cada taller podrá aparcar al menos un vehículo de los pendientes de reparar en cualquiera de las plazas azules del barrio donde se ubica durante cinco horas diarias, continuadas o no. Para ello, deberá identificar cada vehículo mediante la exhibición en el cristal delantero de una tarjeta naranja del SER en la que aparezcan reflejadas las cuatro últimas cifras del número de autorización asignado al paso de vehículos que ocupe el taller y el número de zona SER. Además, deberá ser visible desde el exterior del automóvil la orden de reparación o resguardo de depósito, en la que conste la matrícula, y el ticket obtenido en uno de los parquímetros mediante una tarjeta magnética prepago, con el objetivo de verificar el pago de la tasa y controlar el tiempo de estacionamiento de cada uno de los vehículos. Los talleres de la capital también pueden obtener otras dos tarjetas. Optarán a estos dos distintivos adicionales los talleres mecánicos cuyo volumen neto de negocio supere los 60.000 euros, conforme con los datos que figuran en el Ayuntamiento de Madrid en el padrón del IAE, y aquellos cuya superficie sea superior a los 50 metros cuadrados. Conforme a las especificaciones generales de la Ordenanza de Movilidad de Madrid, cada vehículo no podrá permanecer estacionado en las plazas azules del barrio correspondiente por tiempo superior a cinco días consecutivos. Los propietarios de talleres se unen así a otros profesionales que ya disponen de la tarjeta naranja del SER para poder desarrollar su trabajo en las calles de Madrid. Así, el Ayuntamiento, la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) y la Cámara Oficial de Comercio suscribieron en marzo de 2006 un acuerdo que permite a los operarios que utilizan su vehículo comercial como herramienta de trabajo aparcar hasta cinco horas en las 40.000 plazas azules por unos 350 euros anuales. El acuerdo beneficia entre muchos otros a los miembros de la Asociación de Empresarios del Comercio y de la Industria del Metal, la Asociación Provincial de Empresas de Contadores de Agua, la Asociación Madrileña de Recambios y Accesorios de Automoción, el Gremio de joyeros y la Asociación Madrileña de Industriales Instaladores de Telecomunicaciones. Desde 1900 han desaparecido unos 20 pueblos en Madrid y se han fundado dos: El Atazar y Tres Cantos Casi todos los cambios fueron en la primera mitad del XX, sin saber bien las exigencias; está muy controlado ahora Cambios ya muy controlados Otros profesionales Rivas- Vaciamadrid- mientras que otros han perdido el suyo para configurar uno nuevo- -Oteruelo del Valle, por ejemplo, se integró en Rascafría en 1981- Los pueblos de Aravaca, Barajas de Madrid, Canillas, Canillejas, Carabanchel Alto y Bajo, Chamartín de la Rosa, Fuencarral, Hortaleza, El Pardo, Vallecas, Vicálvaro o Villaverde, mientras, dejaron de ser tales: perdieron su identidad municipal tras pasar a inte- Identificación en el cristal Numerosas asociaciones profesionales han acordado medidas similares Cada vehículo en reparación deberá mostrar en el cristal delantero la tarjeta naranja del SER