Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 2 s 1 s 2008 ABC Benedicto XVI advierte que quien debilita la familia pone en peligro la paz El Papa volvió ayer a insistir en el hilo conductor entre el clima del hogar y la estabilidad en el mundo JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Dirigiéndose a los embajadores acreditados ante la Santa Sede, y a través de ellos al mundo entero, Benedicto XVI advirtió ayer que quien debilita la familia fundada en el matrimonio de un hombre y una mujer pone en peligro la paz, tanto nacional como internacional, pues debilita la principal agencia de paz El Papa dedicó buena parte de su homilía a subrayar la estrecha relación entre la familia y la construcción de la paz en el mundo Ayer se celebraba la fiesta de la Maternidad Divina de María y, al mismo tiempo, la Jornada Mundial de la Paz, para la que el Papa escribió un mensaje titulado este año Familia humana, comunidad de paz Si hace cuatro décadas, durante una época de desequilibrios económicos, la Santa Sede repetía que el desarrollo es el nuevo nombre de la paz el panorama actual de desorden, tensiones, terrorismo, conflictos y atentados sugiere que la familia es el nuevo nombre de la paz Lo sugiere incluso el aumento de actos de violencia mortal protagonizado por adolescentes en los países desarrollados. El Papa saluda a unos niños con ocasión del Día Mundial de la Paz, ayer en la Basílica de San Pedro del Vaticano Zapatero aprobó la ley de matrimonio homosexual, el Papa se refiere con gran frecuencia a la familia, explicitando una y otra vez fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer No será una moda pasajera sino una línea pedagógica continua hasta que los ordenamientos jurídicos de cuatro o cinco países vuelvan a su cauce. Es una batalla que recuerda la del derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural la campaña contra la pena de muerte, o la que se libró en su día para la abolición de la esclavitud. tor entre el clima del hogar y la paz en el mundo. Según Benedicto XVI, el mismo amor que construye y mantiene unida la familia, célula vital de la sociedad, favorece que se consoliden entre los pueblos de la tierra las mismas relaciones de solidaridad y colaboración que corresponden a los miembros de la única familia humana Frente a quienes exageran sus propios nacionalismos, sus REUTERS Fundada en el matrimonio Benedicto XVI, que ha sido profesor en universidades alemanas durante 25 años y es poco dado a exagerar, abordó ayer la estrecha relación entre la familia y la construcción de la paz en el mundo señalando que la familia natural, fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer, es la cuna de la vida y del amor, y la primera e insustituible educadora de la paz Según el Papa, el clima de amor o de odio, de serenidad o de violencia, se aprende en buena parte en el hogar. Por eso, explicó, la familia es la principal agencia de paz, y la negación o incluso la mera restricción de los derechos de la familia, oscureciendo la verdad sobre la persona humana, amenaza los fundamentos de la paz Su mensaje era muy parecido al del pasado domingo a mediodía, cuando se dirigió desde la ventana de su apartamento a más de un millón de personas concentradas en la madrileña Plaza de Colón en defensa de la familia. Desde que el Gobierno Un sola comunidad diferencias religiosas o sus diferencias raciales, el Santo Padre recordó que ya el concilio Vaticano II afirmó que todos los pueblos constituyen una sola comunidad, tienen un origen único y tienen también un único fin último que es Dios Poco después de la misa, dirigiéndose a los fieles que abarrotaban la Plaza de San Pedro para el rezo del Ángelus, el Papa volvió a explicar el hilo conduc- Más información en el Vatican Information Service- Español www. visnews es mlists. vatican. va Llamamiento a la responsabilidad común de todas las naciones para cuidar del planeta J. V. BOO ROMA. El mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz, señala también que para la familia humana, su casa es la tierra por lo que es fundamental sentir la tierra como nuestra casa común y cuidarla adecuadamente entre todos. El documento, que llega al número cuarenta desde que Pablo VI declaró el día primero de enero Jornada Mundial de la Paz, aborda el problema del cambio climático pidiendo que se eviten tanto los alarmismos como los egoísmos nacionales que llevan a desinteresarse del daño que un país pueda causar a los otros. El Papa señala que la prudencia de los gobernantes para proteger el equilibrio ecológico no significa eximirse de las propias responsabilidades y posponer las decisiones, sino asumir el compromiso de decidir juntos El documento no menciona el acuerdo de Kyoto ni los que vendrán a sucederle, pero las referencias eran claras, y serán más explícitas a medida que se acerque la visita de Benedicto XVI a Naciones Unidas el próximo mes de abril. El problema del equilibrio ambiental depende en parte del uso de la energía, por lo que el Papa propone intensificar el dialogo entre las naciones para la gestión de los recursos energéticos del planeta Los países desarrollados, que derrochan energía a espuertas, deben consumir menos, cambiando su cultura y su estilo de vida. Pero también contribuye poderosamente al desequilibrio la voracidad energética de los nuevos países en rápido desarrollo, sobre todo de los muy grandes como China y la India. Benedicto XVI recuerda a los países emergentes que no deben satisfacer su voracidad energética abusando de los países pobres como en su día hicieron las antiguas potencias. El cuadro general es una llamada a la responsabilidad común de todas las naciones para cuidar el planeta y mantener la paz. Mensaje a la Plaza de Colón