Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA MIÉRCOLES 2 s 1 s 2008 ABC Más de 17.000 personas llegaron a España en patera a lo largo de 2007 Aumenta en más del 7.000 %lo s que arribaron a las costas levantinas S. E. MADRID. Más de 17. 000 personas llegaron en pateras hasta España en 2007, lo que supone una reducción de cerca del 60 por ciento en relación con el 2006, según datos oficiales facilitados a Ep. Hasta el 30 de noviembre, un total de 17.038 inmigrantes habían arribado a las costas españolas en 704 embarcaciones ilegales, mientras que 37.647 sin papeles llegaron en 1.111 cayucos en el mismo periodo del año anterior. Esta tendencia hace previsible que el descenso en la llegada a nuestros país de inmigrantes a bordo de cayucos se sitúe alrededor del 60 por ciento cuando se dispongan de los datos referidos al mes de diciembre. Por regiones, un total de 11.565 personas llegaron a las islas Canarias en pateras en los once primeros meses de 2007, en tanto que en el mismo tiempo del 2006 fueron 30.415. Asimismo, casi 5.000 personas cruzaron el Estrecho de Gibraltar hacia el sur de España entre enero y noviembre del año pasado, frente a las 7.224 de 2006. En concreto, 577 inmigrantes en situación irregular llegaron hasta la zona de Levante (Murcia, Islas Baleares y Alicante) en los once primeros meses de 2007, lo que supone un crecimiento de más del 7.000 por ciento en comparación con el 2006, cuando tan sólo ocho inmigrantes sin papeles recalaron en estas costas. Según el Gobierno, este incremento se ha producido a consecuencia de un desplazamiento de las rutas que escogen las mafias de la inmigración ilegal ante la presión policial que existe en la zona del Estrecho. Por otra parte, el Gobierno ha repatriado a más de 16.000 inmigrantes irregulares a sus países de origen entre los meses de enero y agosto de 2007. La ley sobre derechos y libertades de los extranjeros en España recoge medidas de expulsión y devolución. La expulsión se aplica a los inmigrantes que son detenidos en territorio español en situación irregular y la devolución es la herramienta jurídica destinada a aquellos que han sido interceptados mientras intentaban llegar de forma ilegal a España. Según datos oficiales, el Ejecutivo deportó a 25.300 inmigrantes en 2005, mientras que al año siguiente esa cifra llegó a 33.000. El coste individual de cada deportación asciendió a 458 euros en 2005, lo supone un total de 11,6 millones de euros, frente a los 665 del año pasado, que hacen un total de 22 millones de euros. En este mismo sentido, más de 16.000 extranjeros han sido repatriados hasta el 31 de agosto de 2007, con un coste individual de 675 euros y total de 12, 8 millones de euros. Finalmente, el gasto correspondiente a dietas y billetes de transporte del Cuerpo Nacional de Policía que participan en las operaciones de deportación o repatriación asciende a 1,8 millones en todo el 2006 y a 1,9 millones en los primeros ocho meses del año 2007. Ayer mismo dos expediciones formadas por 68 inmigrantes irregulares, entre ellos dos menores de edad, arribaron durante las primeras horas del año a las islas de Tenerife y Lanzarote, en cuyas aguas fueron interceptados los cayucos en los que viajaban, El primer grupo de inmigrantes llegó a Los Cristianos, en el sur de Tenerife, sobre las tres y media de la madrugada, Horas después, a las nueve y media de la mañana, llegaron el resto de expedicionarios. Vivienda de Alcalá de Guadaíra donde se produjeron los hechos EFE Mata a su padre a puñaladas en una discusión en Nochevieja La víctima, que sufría una depresión, salió a la calle con una escopeta indignado porque tiraban petardos y su hijo se enfrentó a él S. E. SEVILLA. La cena de Nochevieja acabó en tragedia en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra por la muerte de un hombre a manos de su hijo. Los hechos sucedieron en la madrugada de ayer, cuando la víctima, de 57 años y con problemas mentales, salió a la calle armado con una escopeta para intimidar a unas personas que lanzaban petardos. Su hijo se enfrentó entonces a él y durante la pelea le asestó varias puñaladas que acabaron con su vida. Los hechos ocurrieron a las cinco y veinte de la madrugada cuando el hombre, Antonio D. G. de 57 años, maestro de profesión que en la actualidad estaba de baja laboral, salió a la calle armado con una escopeta porque le molestaban los petardos que a esas horas seguían explotando cerca de su casa, un chalé de la urbanización de clase media- alta de Pinares de Oromana. Incluso parece que realizó varios disparos al aire, con la idea de intimidar a los desconocidos. Esta actitud provocó la indignación de su hijo, de 27 años, quien le llamó la atención, momento en el que ambos se enzarzaron en un forcejeo durante el cual el joven le asestó varias puñaladas, una de las cuales, que afectó al corazón, fue mortal. Cuando llegó la Policía, los agentes encontraron al joven desolado y llorando. De inmediato les explicó lo sucedido. Según los vecinos, la víctima, cuya esposa también es maestra de escuela, padecía de depresión, y además del hijo detenido el matrimonio tiene otras dos hijas. A la familia no se le conocían disputas y mantenían un comportamiento normal, según las personas que les conocían, que también aseguran que el parricida trabaja en Barcelona y que había llegado a la casa para pasar las fiestas navideñas. La familia de Antonio D. G. era muy conocida en el entorno de la calle Pino Marinero y nunca había protagonizado un escándalo según los vecinos, algunos de los cuales creyeron que la vivienda en la que sucedieron los hechos había sido objeto de un robo cuando se percataron del dispositivo policial que rodeaba el chalé. Desde el domicilio de José García, uno de los vecinos más próximos a la finca donde se produjo el suceso, señalaban que se trataba de una familia normal y que incluso la víctima estuvo charlando horas antes con residentes en la zona. El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra celebrará hoy una reunión extraordinaria de su junta de portavoces. La concejal de Relaciones Institucionales, Guillermina Navarro (PSOE) explicó a Ep que la familia era muy querida en el pueblo, donde residían desde hacía tiempo. Se trata, dijo, de un desgraciado e insospechado crimen que ha dejado a todos descolocados Las cifras de 2007 son un 60 por ciento inferiores a las que se produjeron el año anterior, cuando llegaron 37.647 sin papeles Ayer vinieron otras dos expediciones a Tenerife y Lanzarote formadas por 68 personas, dos menores Cuando llegó la Policía, los agentes encontraron al parricida desolado y llorando. De inmediato les explicó lo sucedido Los vecinos de la familia pensaron en un primer momento que una banda de delincuentes había asaltado el chalé