Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 31- -12- -2007 Abre sus puertas, dos horas al día, el nuevo Museo de la Acrópolis 71 Lo que más me preocupa en la vida es no decepcionar a la gente que me importa Los personajes interesantes son los que tienen dentro un pasado y que al mirar y hablar tienen un poso de sufrimiento Me encantaría no volver a hacer pelis alimenticias, aunque volveré a rodarlas si me hace falta -Ha dicho que le gustaban los perdedores. ¿Por qué? cosas... Eso es un círculo muy pequeño y, en mi caso, siempre con chicas. Cuando las mujeres nos entendemos no hay nada parecido. Hay una complicidad y un idioma común. biado la vida. Lo sé. Me han pasado tantas cosas y tan buenas haciendo esa película; llegó en un momento tan importante, tan especial... Mi papel tenía mucho, muchísimo que ver conmigo, y era la primera vez en la vida que me enfrentaba con un papel que tuviera tanto que ver conmigo, y eso te mueve todo. Y el trabajo con Gracia... Ya es mi amiga del alma para toda mi vida. Y encima el resultado ha sido bestial. Lo que me ha dado esa película no tiene precio. ¿Es una mujer tan segura como aparenta? -Los personajes interesantes son los que tienen dentro un pasado y que cuando miran y hablan tienen un poso del sufrimiento. Mi literatura favorita es la del siglo XIX. Dickens, Stendhal... Me atraen un cine y una literatura profundos, aunque luego me guste también frivolizar. Aunque es tan difícil encontrar una comedia de calidad... Como Billy Wilder hay pocos. Es difícil hacer comedia sin caer en la zafiedad, en la obviedad... y por eso me gusta el humor de Gonzalo Suárez, porque es inteligente, es distinto. Me gusta también mucho el humor inglés. Los españoles somos algo más obvios y evidentes, en líneas generales. Por eso hago pocas comedias, aunque sea lo que más me gusta. -Soy bastante segura, pero antes de llegar a esa seguridad paso muchas inseguridades. Antes de hacer películas como la de Gracia o la de Coppola, me digo: no puedo, no puedo. Y de repente, un día, suena un click y decido que puedo con todo. Pero antes hay un proceso horrible de lexatín, de amigos, de consultas... Aunque suelo comérmelo yo. Lo que más me preocupa en el mundo es no decepcionar a la gente que me importa: a mis amigos, a mi chico, a mi familia... Hay un director que te llama y que apuesta por ti. Y yo quiero estar a la altura y no decepcionarle. Esa es mi preocupación. Creo, además, que no tenerla sería de una prepotencia patética. Como los nervios antes de salir a escena. Es por el respeto que se les tiene a las personas que han pagado una entrada para verte y a las que no puedes decepcionar. Maribel Verdú, en el pasado festival de Valladolid EFE -Hay un poco de eso. Pero también haces amigos. Aitana, Bárbara y yo nos hemos hecho un círculo después de Oviedo Express y nos llamamos, nos mandamos mensajes, quedamos... Y eso va a ser para siempre. De todos modos, llega un momento en tu vida en que tienes que cerrar tu círculo de amistades. Puedes llevarte bien con la gente, pero de ahí a comer, a cenar, a contarte tus ¿En los rodajes pasa como en esos viajes en grupo, que todos terminamos siendo amigos del alma y prometiéndonos vernos todas las semanas, para al día siguiente olvidarnos?