Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA MULTITUDINARIO ACTO EN FAVOR DE LA FAMILIA TESTIMONIOS LUNES 31 s 12 s 2007 ABC Los más pequeños entretuvieron la espera con juegos improvisados No nos arrinconarán Fue una forma distinta y reconfortante de finalizar el año. Decenas de miles de familias de toda España desafiaron al frío y a las incomodidades. Pequeños y grandes tomaron la madrileña plaza de Colón para hablar sin complejos de la familia cristiana POR MILAGROS ASENJO FOTOS: J. ROMEU J. GARCÍA I. GIL MADRID. Cuidamos a nuestros mayores y enfermos, estamos abiertos a la vida y somos felices, porque tenemos el don de la fe Así se expresaba Mari Carmen, una gaditana que como gran parte de los asistentes a la concentración, pertenece al Movimiento Neocatecumenal, inspirador del acto Por la familia Cristiana La fría mañana del penúltimo día del año en Madrid cobró un aire festivo y colorista. Una gran multitud comenzó a llegar a la plaza de Colón cuando el sol todavía era incapaz de regalar sus rayos a quienes habían desafiado las bajas temperaturas nocturnas para participar en la fiesta. Algunos partieron de sus lugares de origen en torno a la medianoche del sábado para llegar a tiempo a la capital. Con todo, bien entrado el mediodía, todavía llegaban autobuses a las inmediaciones del recinto. En la plaza y calles adyacentes, especialmente en la de Génova, bebés en sus carritos, niños, jóvenes, adultos y ancianos esperaban pacientemente a que se iniciara el acto. Madres dando el biberón a su hijos más pequeños, niños correteando o durmiendo, jóvenes cantando al son de las guitarras y adultos rezando o conversando constituían un paisaje inusitado. El cansancio y la larga espera no hicieron desfallecer a nadie. Ni una mala cara, ni un reproche ante las inevitables incomodidades. No ha supuesto ningún esfuerzo extraordinario porque queremos que se conozca a la verdadera familia cristina dicen Sergi, Pau y Raúl, tres chicos de San Vicente de Hors (Barcelona) que han pasado toda la noche a bordo de un autobús, para poder transmitir la buena noticia de que existe la familia cristiana Cerca de ellos, un numeroso grupo de adolescentes, hermanos y primos cantan sentados en el suelo. Proceden de Alcorcón, una ciudad próxima a Madrid, y no quisieron faltar a a la llamada de las familias porque es importante apoyarlas asegura David, el mayor de ellos. Somos el futuro La familia cristiana se siente relegada al ámbito de lo particular y ésta fue una de las quejas más repetidas en Colón. Dionisio reside en Soria y también participa del camino neocatecumenal. Considera que que la familia cristiana está arrinconada y que, por tanto, lo Juan Antonio Reig Obispo de Cartagena Presidente de la Comisión Episcopal de Familia UN FARO DE LUZ EN LA SOCIEDAD L a gran concentración de familias que acabamos de vivir en la plaza de Colón evidencia, al menos, tres grandes ideas. En primer lugar, ha supuesto un faro de luz para la so- ciedad española, una apuesta por la libertad de todos, también de las familias cristianas, para decidir quiénes quieren ser, y pedir a nuestros gobernantes que al menos acepten nuestra propuesta por la vida y el matrimonio fundado en la unión indisoluble entre un hombre y una mujer orientada a la vida. En segundo lugar, destacar la gran respuesta de las familias españolas, que ha superado nuestras previsiones. Hay que dar gracias a Dios por el impulso de las familias españolas, por la voz que han alzado en la plaza de Colón en defensa de su derecho a existir. En tercer lugar, pero no por ello menos importante, los retos que se nos plantean, a los obispos y a la Iglesia en su totalidad, en el futuro. Es bueno que el conjunto de la sociedad española, y esto incluye al Gobierno, y también a la propia Iglesia, reflexione sobre la vigencia del modelo cristiano de matrimonio y de familia. Porque, y esto conviene resaltarlo, no hay mayor bien para la sociedad que las familias. Ellas representan el presente y el futuro de la humanidad. No hay nada sin ellas, y todo es posible con las familias. Apostemos decididamente por la familia. Apostemos decididamente por la vida y por el futuro de la sociedad. importante es decir que estamos aquí, que existimos, que somos el futuro de la sociedad y que no nos arrinconarán Eusebia atiende a sus nietos, que juegan sobre una esterilla cuidadosamente colocada para neutralizar la humedad y el frío del pavimento. Ha viajado desde Murcia, comunidad con una de las representaciones más numerosas (diez mil peregrinos) en Colón. No se puede proteger a las focas- -dice- -y destruir a la familia, porque de ser así se acabará la vida Asegura también que no la ha supuesto esfuerzo realizar el viaje, porque el amor es lo que cuenta Inés vive en Madrid y es madre de seis hijos. Estamos aquí para hacernos oír. Todos deben saber que Dios y la familia es lo más importante en nuestras vidas La explanada de Colón y las