Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MULTITUDINARIO ACTO EN FAVOR DE LA FAMILIA EL MENSAJE DE LAS REALIDADES ECLESIALES MENSAJES EPISCOPALES Antonio María Rouco Cardenal de Madrid Nos entristece tener que constatar que nuestro ordenamiento jurídico ha dado marcha atrás respecto a lo que la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconocía y establecía hace ya casi sesenta años. A saber: que la familia es el núcleo natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a ser protegida por la sociedad y el Estado LUNES 31- -12- -2007 ESPAÑA 13 cepción hasta la muerte natural En opinión de Rouco, esta situación viene posibilitada y favorecida jurídicamente por las leyes vigentes que llevan a considerar a la familia como el problema objetivamente más grave e inquietante ante el que se encuentran las sociedades europeas y, por supuesto, la española Frente a esto, el cardenal de Madrid urgió la respuesta cristiana que calificó de crucial para nuestro futuro Una respuesta que debe dejar claro que ni la familia, ni el matrimonio en el que se funda, ni el don de la vida, están a disposición de la voluntad de hombre alguno o de cualquier poder humano Ni la sociedad ni la autoridad del Estado pueden manipular a su gusto los orígenes, naturaleza y propiedades de la familia. Ofrecemos nuestro testimonio. No lo imponemos concluyó Rouco, quien reclamó que la conciencia social dominante en nuestra sociedad, que tanto deniegra o escatima el don de la familia, gire, y gire pronto Junto al cardenal de Madrid, también intervinieron el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, y los cardenales de Valencia (Agustín García- Gasco) y Toledo (Antonio Cañizares) mientras que se leyeron sendos mensajes de los cardenales Amigo (Sevilla) y Martínez Sistach (Barcelona) quienes no pudieron acudir al evento. En el estrado levantado junto a los Jardines del Descubrimiento se encontraban 42 obispos. El obispo de Bilbao fue quien abrió el acto, invitando a los presentes a reconocer que el matrimonio y la familia son el centro neurálgico de la humanidad Al tiempo, el presidente del Episcopado se mostró convencido de que la oferta de la familia cristiana es uno de los servicios más valiosos que puede prestar la Iglesia En opinión de Ricardo Blázquez, la familia cristiana supera el correr del tiempo porque es tradicional, antigua y nueva. Su vigencia es de ayer, de hoy y de mañana El mensaje más rotundo fue el de Agustín García- Gasco, quien tildó de fraude y engaño la cultura del laicismo radical advirtiendo que por ese camino no se respeta la Constitución española de 1978 y nos dirigimos a la disolución de la democracia Finalmente, el cardenal Cañizares recalcó que la institución familiar está siendo sacudida en sus cimientos, incluso con legislaciones injustas Para el arzobispo de Toledo, la familia debería ser la gran prioridad mundial Ricardo Blázquez Presidente del Episcopado Estamos convencidos de que la oferta de la familia cristiana como una buena nueva es uno de los servicios más valiosos que puede prestar la Iglesia a la humanidad. La familia tradicional es antigua y nueva, su vigencia es de ayer, de hoy y de mañana Argüello: Los gobiernos ateos y laicistas quieren destruir la familia Las realidades eclesiales reclaman políticas familiares adecuadas J. B. MADRID. En la masiva concentración en defensa de la familia cristiana en la plaza de Colón tuvieron especial incidencia la presencia de los líderes de muchas de las principales realidades eclesiales, que han participado de modo activo en la movilización de jóvenes y familias de toda España. Algunos de ellos estuvieron presentes en el estrado, e incluso participaron inmediatamente después del mensaje enviado por Benedicto XVI. Otros, como los responsables de la Prelatura del Opus Dei (cuyos miembros acudieron dentro de las convocatorias de sus parroquias o con sus familias) o el Regnum Christi se insertaron silenciosamente entre el público, participando de forma activa en la celebración litúrgica. La intervención más prolongada fue la del iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, de quien surgió la iniciativa- -posteriormente asumida por el cardenal Rouco- -de convocar un gran encuentro de homenaje a la familia cristiana. En sus palabras, que fueron coreadas por miles de asistentes pertenecientes a esta realidad eclesial, Kiko Argüello denunció que los gobiernos ateos y laicos quieren destruir la familia. Nos quieren hacer creer que nuestra sociedad, que nuestra vida, no va a ninguna parte. ¡No es verdad! Argüello hizo suyas las palabras de Juan Pablo II en la plaza de Lima, incidiendo en que el futuro de la humanidad pasa por la familia cristiana Por ello, instó a los presentes a ayudar a la familia, en España y en toda Europa Por su parte, el fundador de la Comunidad de San Egidio, Andrea Riccardi, apuntó que sin la familia, la vida no tiene casa y señaló que no estamos aquí para defendernos a nosotros mismos o un interés de la Iglesia, sino por un bien de todos La fundadora de los Focolares, Chiara Lubich, no pudo asistir a Madrid a causa de una enfermedad. No obstante, quiso dejar escrito su testimonio, leído por un joven matrimonio. En el mismo, Lubich afirmaba que no es retórico afirmar que la familia es el primer bien social que tiene que ser amada, protegida y sostenida Por ello, concluyó la líder italiana, son necesarias corrientes de opinión fundadas sobre los valores, y políticas familiares adecuadas Francisco Ayuga, responsable diocesano de Acción Católica en Madrid, reclamó durante su intervención que la fiesta de hoy (por ayer) no sea sólo un gozoso encuentro, sino el comienzo de una nueva fuerza en la sociedad, la fuerza positiva e ilusionante de la familia cristiana Finalmente, Julián Carrón, responsable de Comunión y Liberación, defendió la actualidad del modelo de familia cristiana agradeciendo a la multitud congregada en la plaza de Colón vuestra entrega, a ejemplo de la familia de Nazaret Antonio Cañizares Cardenal de Toledo La familia, pese a ser la institución social más valorada, está siendo sacudida en sus cimientos, incluso con legislaciones injustas e inicuas. La salvaguarda del matrimonio y de la familia debería ser la primera gran prioridad mundial. Este encuentro es testimonio cierto de que la Iglesia tiene futuro en España. Más aún: sólo en la familia está el futuro de la humanidad Lluís Martínez Sistach Cardenal de Barcelona No puedo evitar, en esta solemne celebración en defensa de la familia cristiana, recordar el drama de los más de 110.000 asesinados, cada año, víctimas inocentes de la lacra del aborto en toda España. Hay que defender decididamente toda vida humana, desde su concepción inicial hasta su ocaso Agustín García- Gasco Cardenal de Valencia La cultura del laicismo radical es un fraude y un engaño, porque no construye nada, sólo conduce a la desesperanza: por el camino del aborto, del divorcio exprés y de las ideologías que pretenden manipular la educación de los jóvenes, no se llega a ningún destino digno del hombre y de sus derechos. Por ese camino no se respeta la Constitución de 1978 y nos dirigimos a la disolución de la democracia Carlos Amigo Cardenal de Sevilla Los muchos problemas y dificultades que vive la familia, muy lejos de desalentarnos, nos obligan todavía más a seguir y a emprender nuevos compromisos cristianos en favor de la familia. No queremos soslayar los problemas que afectan a la vida moral, religiosa y humana de tantas personas. No podemos permanecer inactivos y agobiados ante el alud de dificultades, problemas y ambigüedades que afectan al matrimonio y a la familia Parroquias y familias Blázquez: Ayer, hoy y mañana Primer bien social Intervención de Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal IGNACIO GIL