Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 s 12 s 2007 El asesinato de Bhutto sume a Pakistán en el caos INTERNACIONAL 37 Asef Raghpoud, de una familia de Rawalpindi, ya había salido milagrosamente vivo del brutal atentado de Karachi Su hermano fue quien le acompañó hasta el mitin del jardín de Liaquat, pero se salvó porque se fue antes para evitar los atascos Su hermano muestra orgulloso la foto de Asef, el joven que murió de un impacto de bala al intentar evitar el asesinato de Bhutto a Asef hasta el jardín de Liaquat- -parque donde se celebraba el evento- pero que salió antes de que terminara para evitar los atascos que se iban a formar a su conclusión. Esos minutos le salvaron la vida. Escuchó la explosión nada más llegar a casa, la siguiente noticia que tuvo fue la de la muerte de Asef. El afiliado que dio su vida por Bhutto El joven Asef, miembro del PPP, se ha convertido en mártir para todos sus familiares y vecinos: falleció de un disparo cuando intentaba proteger a su líder POR M. AYESTARÁN E. ESPECIAL RAWALPINDI. Justo cuando le iban a disparar, se lanzó contra el asesino y evitó que las balas impactaran en el rostro de Benazir. Se interpuso entre el arma y ella y las balas le dieron en pleno cuello Es la única historia que se escucha en los últimos dos días en Rawalpindi, la leyenda de Asef Raghpoud, uno de los veinticinco seguidores del PPP que fallecieron el pasado miércoles en el atentado que también costó la vida a Bhutto. Aunque la mayoría murió a causa de la detonación de la carga que llevaba el suicida adosada a su cuerpo, los vecinos de Asef aseguran que éste lo hizo por impacto de bala. Como en este barrio, en otros las familias celebran también los funerales por sus muertos. Sacan sillas de plástico a las calles y saludan a todos los vecinos que, con educación, se acercan a dar el pésame. Cada vez que llega un nuevo amigo al velatorio, todos los presentes rezan. El hermano de Asef luce orgulloso la fotografía del que ya ha pasado a ser un mártir para todos. Un yaalas Asef tenía 26 años y se casó el pasado 2006. Trabajaba como agente inmobiliario y era el representante del PPP (Partido Popular de Pakistán) en su comunidad de vecinos. Todos le conocían porque era un yaalas uno de los miembros del partido dispuesto a dar su vida por Benazir. Este fenómeno no se encuentra en ninguna otra formación del país, no hay yaalas de Musharraf o de Nawaz Sharif. Ser yaalas es cosa de los partidarios de Bhutto, de los más cercanos y de los que eran fieles a la ex primera ministra. No es la primera vez que había visto de cerca la muerte. Estaba presente en la fiesta de bienvenida de Karachi que costó la vida a 139 personas asegura con gesto emocionado su hermano. De allí regresó herido en un avión que fletó el PPP para las víctimas del ataque. Este suceso tan reciente y tan impactante, sin embargo, no sirvió para que se olvidara del mitin del pasado miércoles. Ni mucho menos. Ese día pidió permiso y se dedicó a la propaganda y a la preparación de la gran cita. No todas las tardes viene Benazir Bhutto a Rawalpindi y había que cuidar hasta el último detalle explica su hermano, que acompañó Mezcla de orgullo y dolor. El partido es una institución fundamental en la vida de muchos paquistaníes. Se ha convertido en una especie de familia con largos tentáculos que ofrece cobertura a todos los que se cobijen debajo de su paraguas. A cambio, les pide el voto y su fidelidad. Pero algunos como Asef van un paso más allá y están incluso dispuestos a sacrificar su vida. Benazir Bhutto ha muerto y con ella se fueron también otras veinticinco personas anónimas. Una veintena de familias rotas que se consuelan mirando las fotos de sus seres queridos. Algunos de los caídos, como Asef, además, ya se han convertido para siempre en leyenda. Muertos anónimos ABC. es Galería de fotos y documentos sobre la muerte de Bhutto en abc. es internacional