Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30- -12- -2007 Chávez admite la posibilidad de que fracase la entrega de los rehenes y culpa a EE. UU. 35 depende de la decisión que tome al respecto el propio PPP, y de las consultas que mantiene estos días con el resto de formaciones políticas del país. Un portavoz de la Casa Blanca salió al paso ayer de los rumores sobre un posible retraso de los comicios, y afirmó que la decisión pertenece a las autoridades paquistaníes Ante la falta de hijos ya preparados para dar el salto a la política, muchos en el PPP apuestan por el marido de Benazir, Asif Ali Zardari, como nuevo máximo responsable de la principal formación opositora del país, vinculada históricamente a la dinastía de los Bhutto. Sigue la guerra cifras sobre los muertos en el atentado en el que fue asesinada Bhutto: veinticinco según fuentes oficiales, aunque los organizadores del mítin aseguran que fueron más de cuarenta las víctimas mortales, por quienes se celebran los funerales cada día en diferentes barrios de Rawalpindi. Esta es una ciudad humilde prácticamente pegada a la capital, pero la distancia entre ambos mundos es abismal. Tras los funerales, se desatan los disturbios y los ataques contra las oficinas electorales- -nueve ya han sido destrozadas en todo el país- contra establecimientos que no respetan la huelga convocada por la oposición y contra cualquier oficina de un organismo público. Las autoridades han reconocido ya 38 muertos en las protestas de los últimos días, y el Presidente Musharraf ha ordenado mano dura para poner freno a una situación que mantiene al país parado y sumido en el caos. El portavoz de Interior ofreció ayer los detalles sobre los tres días de protestas, que se han saldado con 176 bancos destrozados, 72 vagones de tren y 18 estaciones atacadas, cientos de coches quemados y al menos cien presos fugados de las cárceles. Los esfuerzos del Gobierno por dotar de carácter democrático a sus decisiones hace tiempo que no tienen sentido para gran parte de la población. Y Benazir Bhutto viva, o muerta, sigue siendo uno de los principales quebraderos de cabeza del Presidente, pese a las pruebas irrefutables que se esfuerzan en exponer las autoridades. El ISI, un poder en la sombra Los todopoderosos servicios secretos militares desempeñan un papel determinante en el curso político de Pakistán s Su constante interferencia en Afganistán y Cachemira y las simpatías islamistas de sus miembros levantan sospechas POR BORJA BERGARECHE MADRID. Desde su creación por oficiales británicos a imagen y semejanza del Savak (la temida policía secreta del Sha de Persia) en 1948, los servicios secretos paquistaníes han desempeñado un papel mucho más determinante del que establecen las atribuciones habituales de un servicio de espionaje. El enorme poder de una organización entrenada durante décadas por la CIA, y de una profesionalidad que varias fuentes comparan a la del Mossad israelí, le sitúa inevitablemente en el corazón de todas las conspiraciones. Existe una gran posibilidad de que las agencias de inteligencia estén detrás del ataque afirmó ayer un portavoz del líder pro- talibán, Baitullah Mehsud, al que las autoridades imputan la autoría del asesinato de Benazir Bhutto. La propia ex primera ministra asesinada apuntó a la Inteligencia Inter- Servicios (ISI) después del atentado suicida que sufrió a su regreso al país, el pasado 18 de octubre. Bhutto conocía bien el poder de un aparato al que se acusa de crear a finales de los 80 una coalición de partidos de derecha para echarla del poder De las tres agencias que componen la inteligencia paquistaní, el Bureau de Inteligencia, la Inteligencia Militar y el ISI, es esta última la encargada de coordinar toda la información. Cuenta con unos 10.000 agentes, repartidos en entre seis y ocho divisiones a cargo de la vigilancia de la oposición, las operaciones clandestinas en Cachemira y en la frontera afgana, y la contravigilancia a los espías de la India, el gran rival estratégico de Islamabad. Su director general, el general Nadeem Taj- -nombrado por Musharraf en septiembre- conforma con su antecesor en el cargo y nuevo Jefe del Estado Mayor, el general Ashfaq Pervez Kiyani, el centro de gravedad del poder militar paquistaní, Según Global Security, los críticos del ISI afirman que se ha convertido en un Estado dentro del Estado, que no responde ni al liderazgo del Ejército, ni al presidente o al primer ministro Junto a esta extendida sospecha de que muchos de sus elementos actúan por libre, un informe del ministerio de Defensa británico, filtrado en otoño de 2006, denunciaba que Pakistán, indirectamente, a través del ISI, ha apoyado actividades terroristas en Londres, en Afganistán o en Irak El presidente Musharraf asegura haber desplazado del servicio activo a los elementos más cercanos a los grupos armados islamistas. Sin embargo, numerosos analistas creen que la historia de varias organizaciones terroristas de la región está entrelazada con la del ISI, una organización involucrada además en casos de tráfico ilegal de material nuclear. Con el régimen del general Zia Ul- Haq, que depuso en 1977 al entonces primer ministro Ali Bhutto, padre de Benazir, llegó la era dorada del espionaje militar. La invasión soviética de Afganistán selló la confluencia de intereses entre EE. UU. y Pakistán, que crearon a través de la CIA y el ISI a los grupos de muyaidines que, desde hace un cuarto de siglo, luchan por el poder en Afganistán. Se calcula que el ISI entrenó a 83.000 muyaidines afganos entre 1983 y 1997. En 1994, el ISI decidió lanzar a una joven milicia islamista a la conquista de Kabul: los taliban. Seis años después de los atentados del 11- S, controlan más de un tercio del territorio afgano y la región tribal fronteriza que constituye la nueva retaguardia de Bin Laden. Un proceso que pone en peligro la guerra contra el terror de EE. UU. y que, según varios observadores, sólo es posible con la colaboración del ISI. En Cachemira, la conflictiva región del norte de la India, el ISI ha sido acusado de apoyar a varios grupos independentistas y pro- paquistaníes, a los que utiliza como frontera avanzada contra la India. Alianza con la CIA Funerales y destrozos A la izquierda, imágenes del cráneo de Bhutto donde se ven el punto del golpe y las dos fracturas. A la derecha, restos de sangre en el techo y asiento del vehículo. Las fotografías son del Gobierno Las dos teorías del magnicidio La versión oficial: desnucada ¿Cómo? El Ministerio del Interior paquistaní reiteró ayer la tesis gubernamental, sostenida en un informe médico, de que Benazir Bhutto murió por una fractura craneal producida por el fuerte golpe que sufrió con la palanca del techo solar del vehículo en que viajaba tras la explosión del terrorista suicida. ¿Quién? El Gobierno asegura haber interceptado conversaciones telefónicas que incriminan a Baitullah Mehsud, un líder tribal pro talibán de Al Qaida. Ayer, su portavoz rechazó la acusación La versión del PPP: impactos de bala ¿Cómo? Los portavoces del Partido Popular de Pakistán rechazan la versión oficial, que han calificado de sarta de mentiras Los miembros del séquito de Bhutto insisten en que se trató de un asesinato selectivo perpetrado por un tirador que habría causado dos o tres heridas de bala mortales en el abdomen y la cabeza de su líder. ¿Quién? Los seguidores de Bhutto sospechan del entorno militar del presidente y de los poderosos servicios de inteligencia, a los que la propia Bhutto acusó del atentado del pasado 18 de octubre ABC. es Vídeos del atentado de Benazir Bhutto en abc. es internacional