Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30- -12- -2007 DÍA DE LA FAMILIA 31 Carlos y Ana pasean con sus cinco hijos por el parque a diez minutos Y así, día a día superan con sus alegrías y penas los baches de la vida. Reconocen haber perdido poder adquisitivo. El sueldo se va en comer, en pagar la hipoteca y a la persona que hemos contratado para que nos ayude con los niños. Llegamos al límite a final de mes Eso sin contar con que, para ofrecer a sus hijos una educación acorde con sus expectativas, se han visto obligados a buscar fuera de Alcobendas, su lugar de residencia, y dirigirse a Madrid. Es un colegio concertado y ni siquiera este año hemos podido acceder a las ayudas de comedor porque el nivel de renta es bajísimo Ya no se permiten sus viajes, ni sus escapadas de fin de semana. Pero los niños compensan, suman puntos. Ellos forman parte de la manera en la que nos sentimos realizados como personas y como padres. Gracias a ellos, estamos abiertos a la vida Estamos aquí, existimos, y nos sentimos orgullos de ser como somos Ese es el mensaje que llevarán Ana y Carlos a Colón. Este matrimonio también irá acompañado de sus cinco hijos, el mayor de 12 años y el más pequeño de 21 meses. Mantienen la esperanza porque se han percatado de que día a día existe mayor sensibilidad hacia las familias numerosas aunque todavía debe producirse un gran cambio de mentalidad pues insisten en que las ayudas que recibe este colectivo son mínimas Por ejemplo, la beca de libros y material escolar sólo ha cubierto el 30 de los gastos para cuadernos, libros, bolígrafos... que hemos pagado este DANIEL G. LÓPEZ Ejemplo de generosidad año Y eso que se sienten privilegiados. Ana es profesora de matemáticas en un instituto y no ha tenido que pedir reducción de jornada laboral ni renunciar a su profesión. Él, administrador de infraestructuras ferroviarias. Los horarios laborales de este matrimonio les permiten atender a los niños. Pero todo tiene un precio: Aunque ganemos más, somos siete personas, pagamos cuatro colegios y una guardería. Y vivimos en una casa de 83 metros cuadrados con tres habitaciones y una terraza. No nos podemos plantear comprarnos otra vivienda, ni siquiera de protección oficial. Y en ese sentido sí nos sentimos desprotegidos Esa generosidad por sus hijos es la que a ellos les da la vida cada día, aunque muchos se sorprendan o les parezca una locura tener tal progenie. Benigno Blanco Presidente del Foro de la Familia POLÍTICAS, NO LA FAMILIA FALLAN LAS L Marta y Ernesto, junto a sus cuatro hijos ERNESTO AGUDO o que falla en España no es la familia, sino las políticas públicas respecto a la familia. La inmensa mayoría de los españoles vivimos, voluntariamente, en familia. Según los datos del censo de población elaborado por el INE, de los 11,1 millones de hogares que exis- ten en España, 8,9 millones están formados por matrimonios- -de los de verdad: entre hombre y mujer- las parejas de hecho no llegan a las 600.000 y, de éstas, 10.474 son parejas de personas del mismo sexo. De cada 100 parejas, 94 son matrimonios y seis de hecho. Es cierto que algunos de estos matrimonios fracasan- -así es la condición humana- -pero también es cierto que la mayoría, más del 70 por ciento, duran toda la vida y que un 75 por ciento de los niños siguen naciendo en el seno de un matrimonio. Desde un punto de vista subjetivo, según el Barómetro del CIS, la familia es muy importante o bastante importante para el 98,9 de los españoles y un 96,7 de los encuestados se declaran muy o bastante satisfechos con la familia. Es decir, los españoles vivimos de for- ma abrumadoramente mayoritaria en familia y eso nos satisface profundamente. En los últimos años, las leyes aprobadas en España han suprimido el matrimonio al equipararlo a las uniones de personas del mismo sexo, han banalizado el matrimonio hasta límites ridículos con el divorcio exprés han desprotegido las nuevas vidas con las leyes sobre reproducción asistida y biomedicina y han atacado la capacidad educadora de las familias con la LOE y la asignatura de Educación para la Ciudadanía, a la vez que España sigue a la cola de Europa en recursos públicos dedicados a políticas familiares. En España no falla la familia; fallan las políticas públicas y las leyes por culpa de la sectaria ideología de género que las inspira.