Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30- -12- -2007 11 Los movimientos eclesiales están en plena sintonía con el Papa ¿Cómo se relaciona la jerarquía eclesiástica con los movimientos eclesiales? -Institucionalmente no es ningún problema la relación de estas realidades de la Iglesia con los obispos de hoy, con el Papa de hoy, aunque es curioso, porque a veces se tiene de la Iglesia católica una imagen tópica de una organización férrea. Esos movimientos son realidades muchas de ellas nacidas en torno al Concilio Vaticano II y muchas después. Benedicto XVI les dice que los movimientos debían ser un elemento de revitalización de la estructura parroquial, pero a la vez la diócesis, la estructura parroquial debía servirles a ellos para entrar en un contexto de comunión y de servicio al bien común de la Iglesia más rico y más fecundo. ¿Estas organizaciones no tienden a una introspección que les aparta de las líneas generales que establece la jerarquía eclesiástica? -El conjunto de estas realidades están en plena sintonía con el magisterio del Papa, de sus obispos y con los grandes objetivos de la Iglesia en este momento. Algunas incluso han servido de fuertes estimulantes al abordar esos grandes objetivos. El cardenal de Madrid define el acto de hoy como de proclamación del Evangelio de la familia La ley del divorcio exprés es un factor enormemente negativo para el bien de las familias Ante el aborto, la Iglesia reafirma la inviolabilidad del derecho a la vida de todo ser humano Se puede perder poco a poco la convicción de que la familia es vital para la subsistencia de la sociedad dos satisfactorios... -Hay que tener en cuenta un dato, y es que en una serie de comunidades muy importantes, como Madrid y Valencia, no se ha implantado aún la asignatura. Hay que esperar. ¿Considera razonable y asumible la postura de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE) de aceptar e impartir la asignatura? -Creo que la FERE debe facilitar el derecho de los padres a la objeción de conciencia, y no me vale la argumentación de que nosotros vamos a dar Educación para la Ciudadanía con una guía que limite la carga ideológica laicista de los temas Porque lo que entonces admite la FERE es que se imponga en sus colegios una asignatura obligatoria que va en contra de un principio fundamental de la doctrina social de la Iglesia. Se puede decir, vamos a neutralizar los efectos negativos de la enseñanza de esta materia, se puede conse- guir así... Pero es que, aun sin quererlo y pretenderlo, se tolera como éticamente admisible y aceptable un hecho pedagógico y académico que implícitamente lleva consigo la negación del derecho de los padres a la educación moral de sus hijos. ¿Sería una vía más factible los recursos contencioso administrativos? -Es posiblemente la vía más eficaz, pero una no excluye a la otra. Yo creo que hay dejar a los padres que elijan los caminos que ellos en conciencia creen que deben seguir para proteger su derecho, que Juan Pablo II calificaba de primario e insustituible. Y para ello contarán con la ayuda de la Iglesia, y de sus obispos y sus sacerdotes, de toda la comunidad cristiana, porque si hay algún tema en la vida social donde los pastores de la Iglesia tienen la obligación de actuar con su palabra y de usar su magisterio y todos los instrumentos de actuación de acuerdo con el Evangelio, es en esas situaciones donde se recortan o limitan los derechos fundamentales. -Estamos conociendo algunos datos sobre abortos manifiestamente ilegales, que han hecho rebrotar un debate social muy importante. ¿Qué opinión le merece a la Iglesia esta situación? -Cuando empieza la discusión pública del llamado derecho a abortar por parte de la mujer, la Iglesia reafirma la inviolabilidad del derecho a la vida de todo ser humano, desde que nace hasta que muere. Si hay una época en la que científicamente pueda decirse con mucho más fundamento que en otros tiempos que el embrión (que es un quién ya definido genéticamente) lleva consigo el principio espiritual que le sostiene y le va a sostener en todo su desarrollo, es la actual. Antes no se podía decir, no se sabía. La persona, en los estadios sucesivos de su desarrollo biológico, dentro y fuera del vientre de su madre, va a ser lo que es. Por tanto, ¿quién es nadie para decidir sobre el derecho a la vida del embrión, sobre el derecho a la vida del hombre en cualquier fase de su vida? Don Julián Marías decía que si eso se hace depender del ejercicio de la conciencia de la persona, se abre la puerta a atrocidades que, por cierto, se han dado en la historia. Y se están dando ahora. -Las ayudas a las familias se han incrementado en los últimos años, y también en esta legislatura, ¿se pueden considerar suficientes? -No. Son radicalmente insuficientes. Una familia tiene que (Pasa a la página siguiente)