Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
110 TVyCOMUNICACIÓN www. abc. es comunicacion SÁBADO 29- -12- -2007 ABC PEIPERVIÚ Federico Marín Bellón AY, LA MEMORIA osa Belmonte apuntaba el otro día en su blog la posibilidad de perderse en el Museo de la Televisión, en sus sucursales de Los Ángeles, Nueva York e internet, un paraíso sin platós de gala ni telerrealidad en el que los espectadores pueden rescatar sus pedacitos de memoria favoritos entre casi 100.000 horas de menú. En una sociedad tan necrófila, el asesinato de Kennedy tenía que liderar la relación de los momentos políticos más memorables, con el 11- S en segundo lugar y el debate Nixon- Kennedy en el último escalón del podio. No sé si en España nos saldrían 125 momentos de nivel, aunque se admitieran el váyase usted, señor González y el por qué no te callas real, pero en una lista con una manga más ancha que la política cabrían la muerte de Chanquete, el la- la- lá, la cogorza de Arrabal, las nalgas de Cela, el libro de Umbral y hasta la ironía del prejubilado Gasset. YouTube hace horas extra, pero hace falta un museo para guardar también nuestra memoria, no la histórica, sino la de verdad. Y termino el año denunciando la falsedad de dos leyendas urbanas de cuño reciente: los agresores de José Luis Moreno no eran tres críticos de televisión encapuchados y no es cierto que la Casa Blanca estudie reclutar a varios niños de San Ildefonso para el departamento de torturas de Guantánamo. Y ojo al parque, porque el 7 de enero se estrena en Fox Californication Se puede liar. R El popular presentador Jay Leno muestra su apoyo a los guionistas en huelga, en una imagen de archivo AP Los late night regresan al directo en Estados Unidos sin humor ni guionistas Los programas de madrugada americanos han conseguido romper, a su manera, la huelga de escritores, para evitar el despido de cientos de trabajadores JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Muchos lo consideran un suicidio profesional, otros creen que por primera vez caras tan conocidas como Jay Leno, Conan O Brien o Jon Stewart tendrán que demostrar su valía delante de las cámaras sin el cobijo de sus magníficos guionistas, encargados de elaborar los monólogos más desternillantes. Sin embargo, a partir del próximo 2 de enero buena parte de los late shows más conocidos de la televisión norteamericana regresarán al directo como un trapecista sin red en busca de recuperar su fiel audiencia, mermada tras el comienzo de la huelga de guionistas. A falta de un milagro de última hora, tanto Leno como O Brien en NBC y Kimmel en ABC regresaran a la pequeña pantalla el segundo día de 2008. Por su parte, Stewart y Stephen Corbert esperarán hasta el 7 de enero para volver a poner en marcha sus programas en Comedy Central. El problema es que ninguno contará con su plantilla cotidiana de guionistas, por lo que el contenido de sus espacios quedará seriamente perjudicado. Para colmo, los presentadores son miembros del sindicato Writers Guild of America (WGA) algo que les somete a un estricto reglamento a la hora de volver al trabajo. Por ejemplo, la normativa durante la huelga prohíbe a sus miembros interpretar o escribir cualquier material que normalmente estaría escrito para ellos. Es decir, que Jay Leno no podrá hacer un monólogo, ya que normalmente su séquito de guionistas elucubrar sus bromas. En el caso de Colbert, que interpreta a un comentarista político, la situación es mucho mas complicada, ya que una de las cláusulas prohíbe la interpretación de cualquier personaje de ficción cuyos diálogos estén escritos por miembros del sindicato. que por primera vez los televidentes de EE. UU verán un programa muy distinto al que están acostumbrados Los productores de los programas de NBC Tonight y Late night reconocían en rueda de prensa que no saben cómo será el resultado de sus productos sin el apoyo de escritores. Probablemente habrá más invitados a los que entrevistar y los diálogos serán lo más pausados posibles reconocía Mark Sweeney, guionista del show de O Brien. A falta de acuerdos, parece que esta huelga que comenzó el pasado 5 de noviembre está creando un verdadero quebradero de cabeza a los estudios y canales de televisión, que pierden dinero a gran velocidad. De hecho, en Los Ángeles, este paro laboral ha provocado pérdidas de 350 millones de dólares en sueldos colaterales de carpinteros, electricistas y otra clase de trabajadores que han perdido su trabajo ya que buena parte de las series de televisión han interrumpido sus grabaciones. Sin embargo, no hay mal que por bien no venga y muchos esperan que la falta de nuevos episodios de las series de televisión preferidas de los estadounidenses dispare la venta de otros productos, como los videojuegos. Acuerdo privado SE VE, SE OYE... 28 detenidos por piratería. La Policía Nacional detuvo ayer a 28 personas como presuntos responsables de diversos delitos contra la propiedad intelectual y fraude de las telecomunicaciones por un valor estimado de 8 millones de euros. Entre los arrestados figuran titulares y administradores de hoteles, responsables de redes locales de televisión por cable, presidentes de comunidades de vecinos e instaladores. Asimismo, fueron arrestados varios distribuidores de descodificadores manipulados para acceder a los contenidos audiovisuales de pago por visión. Aplazado el concierto de RTVE. El concierto que la Orquesta Sinfónica de RTVE iba a ofrecer ayer en Villaviciosa de Odón a beneficio de la campaña Un juguete, una ilusión se celebrará el 17 de enero en el Palacio de Congresos de Madrid. El precio de las localidades adquiridas por teléfono o internet será devuelto. Por su parte, David Letterman quiere ponerse manos a la obra el 2 de enero, aunque su productora, Worlwide Pants, no ha querido confirmar nada, ya que espera alcanzar un acuerdo privado con sus guionistas y poder volver al directo con el equipo completo. De momento, Letterman contará con la presencia de invitados como Donald Trump y Shooter Jennings para el primer día, si se acaba emitiendo su programa. El propio ex presidente del sindicato WGA en la costa Este y guionista del programa de O Brien, Chris Albers, reconocía a la agencia de noticias AP