Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Precampaña electoral s La estrategia del PP SÁBADO 29 s 12 s 2007 ABC Rajoy asegura que recuperará en seis meses los consensos con el PSOE El líder del PP espera que lo de estos cuatro años sólo sea un paréntesis CRISTINA DE LA HOZ MADRID. El líder del PP compareció ayer ante la prensa para dar réplica al balance del jefe del Ejecutivo y, ya de paso, lanzar un mensaje de futuro con las elecciones generales del 9 de marzo de telón de fondo. Desde el comienzo de su intervención ante los periodistas, Mariano Rajoy señaló que haría una valoración para afrontar el futuro y agregó que éste puede ser mejor porque puede haber un Gobierno mucho mejor. Afronto el balance con optimismo porque los españoles siempre han estado a la altura de las circunstancias cuando se les ha convocado a grandes proyectos nacionales dijo a modo de declaración de principios. La recuperación de los consensos básicos en materias como la lucha antiterrorista o el modelo de Estado fue una idea recurrente de su intervención y, también, de su oferta programática, hasta el punto de que se declaró absolutamente convencido de que son posibles grandes acuerdos de Estado entre los dos principales partidos del país. Es más, llegó a señalar que en seis meses habrá un acuerdo con el PSOE, esté quién esté al frente en las materias antes citadas en caso de que él sea el nuevo inquilino de la Moncloa. De hecho, impelido a que hiciera algo de autocrítica, señaló que no tuve la suficiente capacidad de convicción o tiempo para transmitir (a Zapatero) que era absurdo ponerse a discutir sobre España o negociar con ETA. Es posible que haya un tanto de responsabilidad compartida indicó en una comparecencia en la que no hubo alusión al 11- M, a pesar de haber marcado buena parte de la agenda política. A juicio de Rajoy, la legislatura que acaba de terminar- -las Cámaras no volverán a abrirse hasta después de las elecciones generales- no ha sido buena ya que considera que se ha perdido una gran oportunidad Sin embargo, mostró su convencimiento de que se va a abrir una nueva etapa, un nuevo periodo y va a haber acuerdos básicos El líder del PP expresó en voz alta su deseo de Rajoy recibió ayer en la sede del PP a un grupo musical rumano que interpretó unos villancicos que lo de estos cuatro años sólo sea un paréntesis en la historia de España. El debate sobre el modelo territorial, el diálogo con ETA o la inacción en el campo económicos son, a juicio del líder del primer partido de la oposición, los tres hitos de la legislatura Zapatero. Pero tampoco dejó títere con cabeza a la hora de evaluar la política exterior o de vivienda, así como la inmigración o lucha contra la violencia de género. Sobre ETA, anunció que promoveré un acuerdo para derrotarla. No negociaré nunca, no se puede hacer y yo garantizo que no lo haré Respecto a las reformas estatutarias y el debate territorial se preguntó ¿qué hemos ganado con esto? para pasar a recordar desafíos como el de Juan José Ibarretxe y su consulta de autodeterminación para el año que viene, o el calendario marcado por Josep Lluís Ca- Fin de la legislatura Quien no ha sabido gestionar en bonanza económica no lo sabrá hacer en la incertidumbre Yo garantizo que no negociaré nunca con ETA JOSÉ CUIÑA CRESPO GALLEGO DE DEVOCIÓN Populista y dicharachero, orgulloso padre y abuelo, el parlamentario que falleció ayer contaba con el respeto de sus más reñidos adversarios POR ALFREDO AYCART SANTIAGO. El inventor de la expresión político de raza podría haber estado pensando perfectamete en José Cuiña, el parlamentario del PP fallecido ayer a los 57 años, pues pocas definiciones se aproximan más a la trayectoria vital del ex conselleiro de Política Territorial de la Xunta de Galicia, mano derecha indispensable en las sucesivas victorias electorales de Manuel Fraga Iribarne y defensor a ultranza del carácter galleguista que nadie pone ya en duda en el PP de la Comunidad Autónoma. Baluarte del sector rural del partido que sustentó su poder en Galicia en su predominio en el medio agrario, a Cuiña sólo le faltó presidir la Xunta- -su mayor deseo, frustrado pese ser considerado durante déca- EL PP PIERDE UN José Cuiña M. MUÑIZ das como el delfín de Fraga- -para haberlo sido todo en la política gallega. Por el camino, fue alcalde desde 1979 en su localidad natal de Lalín, aupado por una insultante mayoría absoluta; compañero de Mariano Ra- joy en la Diputación Provincial de Pontevedra; secretario general del PP gallego que se convirtió en palanca imprescindible para llevar a José Maria Aznar a la Moncloa, y titular del departamento responsable de la modernización de la red varia gallega, cuando cambió en dos legislaturas las decimonónicas corredoiras por carreteras dignas de tal nombre y vías rápidas. También supo aportar una lección de silenciosa dignidad en su vertiginosa caída. Contundente orador, látigo lleno de retranca del entonces casi intocable coordinador del BNG, Xosé Manuel Beiras, Cuiña gustaba de presumir de sus modestos orígenes como hijo de un molinero, en una familia que en la actualidad controla un holding empresarial que le permitió entregar, a precio de coste, el material necesario para acometer la limpieza de las playas afectadas por el vertido del Prestige destrozadas hasta ese momento por la falta de medios para defenderlas. Populista y dicharachero, campechano y político vocacional, tan mal cantante como magnífico anfitrión- -pocos gallegos podrían reunir en la misma mesa a figuras de la talla del fallecido editor Jesús de Polanco con Mariano Rajoy, José Bono e Isidoro Álvarez- -y orgulloso padre y abuelo, el parlamentario que ayer perdía definitivamente el PP contaba con el respeto y la simpatía incluso de sus más reñidos adversarios, que se explayaron en elogios a su talante personal y a su afán por engrandecer una Galicia de la que formaba parte por nacimiento y, sobre todo, por devoción. Pero sobre todo, José Cuiña Crespo fue un amigo, un término de difícil conjunción entre políticos y periodistas. Pepe, descansa en paz.