Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28- -12- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 95 Fernando Martín- Belmonte, investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y ganador del III Premio Biogen- Idec para jóvenes investigadores DANIEL G. LÓPEZ Los jóvenes investigadores en el extranjero volverían, pero no a cualquier precio El CSIC reunió ayer a más de 30 cerebros fugados para ponerlos en contacto con empresas e instituciones españolas ANTONIO VILLARREAL MADRID. El CSIC ha encontrado un gran aliado en su lucha contra la fuga de jóvenes talentos en el ámbito de la investigación científica: la pierna de cordero y los langostinos al vapor, amén de otros manjares que las familias de estos chicos y chicas han dispuesto sobre la mesa para festejar su regreso. Aprovechando la llegada masiva de investigadores españoles que vienen a pasar las navidades con su familia, el CSIC los reunió ayer en el decimoquinto Taller de Avances en Biología Molecular por Jóvenes Investigadores en el Extranjero Evidentemente, tenemos que buscar fechas como éstas para intentar aglutinar la mayor cantidad posible de investigadores dice Mario Mellado, investigador en el Centro Nacional de Biotecnología y uno de los organizadores del encuentro, que este año ha reunido a unos 42 jóvenes investigadores especialistas en áreas como Biología Celular, Oncología, Inmunología, Virología o Biología Estructural. El objetivo es, además de reunir a los jóvenes científicos para fomentar el debate y la circulación de ideas frescas entre sus participantes, propiciar su encuentro e informarles sobre el panorama científico en nuestro país, y, por qué no, intentar convencerles de que vuelvan mediando entre distintas empresas e instituciones. Es importante que los chicos vean cómo se está trabajando aquí- -incide Mellado- que comprueben que en España se está produciendo un desarrollo, que poco a poco se está invirtiendo en investigación. Lo que pasa es que aún nos queda para igualarnos a otras potencias porque hemos empezado desde muy abajo Sin embargo, declara avistar con optimismo el horizonte de la investigación en España tras medidas como la aprobación de la Ley de Agencias, que convertirá al CSIC en Agencial Estatal. Este discurso parece haber calado en investigadores como Fernando Martín- Belmonte, que, tras sus trabajos en la Universidad de California sobre mecanismos moleculares de la formación de tejidos, ha regresado para seguir esta línea de investigación en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. Lo cierto es que se están poniendo bastantes medios; si he vuelto es porque las condiciones ofrecidas para seguir desarrollando mi trabajo son buenas El trabajo de Mar- Comparaciones odiosas, pero inevitables Investigando en el Cancer Research del Reino Unido, el murciano David Sancho ha podido ver la distancia real entre ambos países: Mi centro subsiste a base de donaciones, tiendas de caridad, testamentos... y disponen de 600 millones de euros anuales para la investigación del cáncer. Eso es impensable en España Otros déficit que señala en comparación con Inglaterra incluyen el acceso del paciente a tratamientos experimentales, inversión de la investigación en la empresa privada, así como el desarrollo de empresas biotecnológicas, o atraer investigadores de primera fila, y no sólo españoles, al igual que ocurre con los equipos de fútbol tín- Belmonte fue galardonado ex aequo- -junto con Carola García- -con el Premio Biogen Idec 2007 para jóvenes investigadores, que premia con 10.000 euros el mejor trabajo realizado por un joven científico español en el extranjero. Sin embargo, la idea de investigar en España no resulta igual de halagüeña para todos estos investigadores. Si hubiese que establecer una postura común, ésta se aproximaría más a la de las palabras de Julio Saez, un gijonés en el departamento de Investigación del Cáncer de la Escuela de Medicina de Harvard: Me gustaría volver, pero no a cualquier precio Saez reconoce que, pese al recorte presupuestario en I+ D que se ha producido en Norteamérica en los últimos tiempos, la investigación allí sigue estando muy por encima. Es necesaria no sólo más inversión pública, sino también una mayor participación de la Empresa para que estos treintañeros vuelvan a investigar dentro de nuestras fronteras.