Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CULTURAyESPECTÁCULOS VIERNES 28 s 12 s 2007 ABC Juan Ramón, víctima de los políticos El presidente de la Junta andaluza reabrió la casa museo del poeta, tras cuatro años de clausura y un año de retraso sobre el cincuentenario del Nobel y la muerte de Zenobia. Y el Ayuntamiento de Moguer abandona la Fundación por la incuria de la Diputación ALBERTO GARCÍA REYES SEVILLA. Lo que estaba llamado a ser un festín cultural se convirtió ayer en una guerra de fuego cruzado entre políticos, con el gran poeta Juan Ramón Jiménez como excusa. Mientras la actual presidenta de su Fundación, la socialista Petronila Guerrero, que también es presidenta de la Diputación de Huelva, ultimaba los preparativos para que Manuel Chaves inaugurara la nueva Casa Museo de Juan Ramón Jiménez en Moguer, el alcalde de esta localidad, el popular Juan José Volante Padilla, decidió romper la baraja y acabar con una situación que consideró como una falta de respeto a los moguereños Compareció ante los medios por la mañana para anunciar que el Ayuntamiento se escinde del patronato de la Fundación, que está formado por la Junta, la Diputación y el Consistorio. Y justificó su decisión en la politización que hace el PSOE de la figura del premio Nobel Una afirmación que apuntilló haciendo memoria: El rosario de despropósitos hacia el Ayuntamiento y el pueblo de Moguer en los últimos años por parte del PSOE ha sido constante, llegando incluso a un trato vejatorio motivado por la prepotencia de las administraciones socialistas con el pueblo natal del poeta al que dicen rendir homenaje Todo comenzó en el año 2002. La sobrina nieta de Juan Ramón Jiménez, Carmen Hernández- Pinzón, denunció el mal estado en el que se encontraba la casa de Moguer en la que había habitado el poeta y en la que se encontraban, por expreso deseo del autor, sus fondos bibliográficos y documentales. La primera reacción de las administraciones andaluzas fue contraria a la petición de Hernández- Pinzón, pero a principios de 2003 la lógica de las denuncias cayó por su propio peso y Carmen Calvo, entonces consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, no tuvo más remedio que anunciar el cierre de la Casa Museo para iniciar un proceso de rehabilitación que dotaría al inmueble de un nuevo proyecto museográfico. Fue entonces cuando sus Las obras, paso a paso Noviembre de 2002. La sobrina nieta del poeta, Carmen Hernández- Pinzón, denuncia el mal estado de la Casa Museo. Abril de 2003. La consejera de Cultura, Carmen Calvo, pone la primera piedra del nuevo proyecto museográfico. Se cierra la Casa. Mayo de 2003. Los fondos se trasladan a la Casa Natal. Mayo de 2006. Se adjudican las obras a la empresa Galimatías S. L. Noviembre de 2006. Galimatías da por finalizadas las obras. Se cierra la Casa Natal para devolver los fondos al Museo. Diciembre de 2007. Se reabre la Casa Museo. Moguer estaba lleno de carteles de Chaves, para convocar a la vez a la inauguración y al mitin posterior Denuncias desde 2002 fondos se trasladaron a la Casa Natal del poeta, situada a las afueras del pueblo, que hasta 2006 ha sido la referencia juanramoniana que Moguer ha ofrecido a sus visitantes. Pero en noviembre de ese año la empresa adjudicataria del proyecto, Galimatías S. L. dio por terminados los trabajos, por lo que el presidente de la Fundación Juan Ramón Jiménez- -participada por la Junta (PSOE) la Diputación de Huelva (PSOE) y el Ayuntamiento de Moguer (PP) decidió cerrar la Casa Natal para volver a trasladar los fondos a la nueva Casa Museo. Sin embargo, resulta que el presidente de dicha fundación era el alcalde popular moguereño, Juan José Volante Padilla, al que sólo le quedaba un año de mandato, porque en octubre de 2007 tomaría el relevo, como recogen los estatutos del consejo plenario, la socialista Petronila Guerrero, presidenta de la Diputación. Y en este contexto de esperas e intereses políticos cruzados se explica que ambas casas hayan estado cerradas 13 meses justo cuando, para más inri, la Fundación debía celebrar el Trienio Zenobia- Juan Ramón que rememora el espa- El poeta, en una imagen de archivo ABC CARTA DEL POETA EN 1943 Ni falangista ni comunista, soy un hombre libre El 10 de diciembre de 1943 Juan Ramón dictó una carta a Zenobia en Washington con destino a su amigo Juan Guerrero, indignado porque había incluido un prólogo del falangista José María Alfaro en el estudio- antología de Carlo Bo publicado aquel año. Y allí, el poeta y premio Nobel expresa con detalle lo que le repugna verse asociado con los diferentes partidismos políticos. Parece escrito para que los políticos de hoy reflexionen sobre su actuación: Aún cuando parezca extraño, Vd. parece que no ha comprendido ninguno de los cables que le hemos enviado sobre asuntos editoriales. Vd. sabe que una amistad como la que tenemos debe estar fundada en un respeto mutuo de ideas y sentimientos y que no son los medios actuales de comunicación apropiados para discutirlos. Yo respeto sus ideas, pero es necesario que Vd. respete las mías, que no pretendo imponerle. Mientras las circunstancias de España sean las que son actualmente yo no puedo volver a España ni relacionarme con determinados elementos de la República que andan por estos países. Yo tendría gusto en colaborar con Vd. en su editorial, pero no mezclándome con algunas de las personas que colaboran con Vd. Dada la amistad nuestra se supone que yo estoy haciendo un juego doble por la apariencia de lo que se refiere a mí en su editorial. No puedo aceptar que Vd utilice un título mío para una serie que empieza con un libro sobre mí. Esto es de una claridad que Vd. debe comprender. Tampoco acepto que un político militante de la España actual ponga prólogo a un libro sobre mí, como tampoco lo aceptaría si Vd. se lo hubiera pedido a otros políticos de los que andan por aquí. Mi situación en América es muy delicada, como Vd. debiera comprender. Yo no soy monárquico, ni republicano, ni falangista, ni comunista, etc. etc. Soy un hombre libre