Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID VIERNES 28 s 12 s 2007 ABC Los técnicos municipales supervisan las tareas de derribo del colegio que se desplomó el pasado día de Navidad DE SAN BERNARDO El lunes comienza la demolición del colegio Sagrado Corazón El Ayuntamiento decreta su ruina inminente y decide una actuación inmediata s La propiedad admite que no tenía licencia para las obras de la azotea MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. El último día del año, es decir, el próximo lunes 31 de diciembre, darán comienzo los trabajos de demolición del edificio perteneciente al colegio Sagrado Corazón que se vino abajo el pasado día de Navidad por estar mal construido, tal y como señalaron los técnicos municipales y como ayer confirmó un informe del Servicio municipal para el Control de la Edificación. La propia concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, aseguró que el derrumbe fue un colapso en el forjado superior del edificio- -en la calle Paraguay- -por una ejecución defectuosa, acrecentado por el paso del tiempo y el uso de la cubierta superior para actividades deportivas De hecho, el informe de Control de la Edificación lo deja bien claro: El motivo del colapso ha sido un fallo del apoyo de dos grandes jácenas (vigas) de hormigón prefabricado. Se ha podido observar que dichos apoyos estaban incorrectamente ejecutados Y añade: La caída de las vigas ha arrastrado hacia el interior del salón de actos una superficie de 240 metros cuadrados del forjado o de cubierta donde existen unas canchas deportivas habilitadas en sustitución del espacio perdido por las obras que se están ejecutando en la zona trasera del edificio Por todo ello, los técnicos municipales proponen en su informe la declaración de ruina inminente parcial de la zona afectada y deciden que se proceda a la demolición controlada, lo que consideran debe ser una actuación inmediata A medida que se van conociendo detalles sobre este suceso ocurrido el día de Navidad- -considerado un milagro porque el colegio estaba cerrado por vacaciones pero cuatro días antes había 500 personas en el salón de actos con motivo de los festivales navideños- queda de manifiesto la situación en que se encontraba el colegio regentado por los Hermanos Corazonistas. En principio, el hermano superior provincial, Guillermo Maylin, volvía a asegurar ayer a este periódico que el informe del Ayuntamiento está claro: la estructura estaba mal y lo que ocurrió podía haber pasado en cualquier momento. Ese edificio estaba mal Maylin admitió que las obras para instalar una cancha deportiva y una zona de recreo en la azotea del edificio que se hundió no tenían licencia. Supusimos que era una obra menor y no podíamos esperar. Ha sido un fallo nuestro pero se hizo con informes técnicos favorables al nuevo uso. Tampoco sabíamos entonces que la estructura del edificio estaba mal Estas declaraciones han sentado muy mal al arquitecto responsable del edificio, construido en 1981. Es Francisco Pérez Arbues, decano del Colegio de Arquitectos de Aragón: En los últimos cuarenta años he construido casi todos los colegios de los corazonistas Pérez Arbues, cuya responsabilidad civil sobre la obra ya ha caducado (lo hizo a los diez años de haberse construido) manifestó ayer a ABC: Me duele lo que está pasando y lo que se está diciendo. El edificio estaba muy bien hecho. Trabajaron empresas muy serias. No tenía que haberse hecho una cancha y una zona de recreo en la azotea porque esa terraza no era transitable y sólo se debía acceder a ella para tareas de mantenimiento. Es una barbaridad haber subido allí a tantos niños a jugar. Ese cambio de uso es lo que ha dañado la estructura. ¡Qué curioso. En 25 años no pasa nada y en cuanto se hacen obras para cambiar el uso, va y se cae! Los padres temen peligro en el otro edificio del centro Muchos padres de alumnos del Sagrado Corazón no ocultaban ayer su temor ante la vuelta a clase el próximo 8 de enero. Ese día, casi seguro, el edificio que daba a la calle Paraguay- -se levantó en 1981- -estará demolido. Queda el que da a la avenida Alfonso XIII, construido en 1959. Y en este último, el Ayuntamiento está haciendo calas para calibrar el nivel de seguridad. Más que nunca, los padres están intranquilos. Apuntan, incluso, que en el hundimiento del inmueble de la calle Paraguay han tenido que ver las obras- -hay un socavón impresionante- -que ahora se realizan en el patio central para construir un polideportivo y un aparcamiento subterráneos. Se ha movido tierra y ha habido vibraciones. ¿Quién nos dice que si ello puede haber afectado al edificio que se ha caído, no ha hecho lo mismo con el que está en pie? asegura una madre. Lo cierto es que ayer mismo, los Hermanos Corazonistas y la Consejería de Educación ya estaban trabajando para reubicar al alumnado en otros centros escolares de la zona que se habían ofrecido a ello. ¡Cambia el uso y se cae! Obras sin licencia El edificio estaba muy bien hecho dice su autor, Pérez Arbues, decano de los arquitectos aragoneses