Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28 s 12 s 2007 El asesinato de Bhutto sume a Pakistán en el caos INTERNACIONAL 33 George Bush capea el temporal y saca adelante las cuentas de su guerra Firma un primer presupuesto para 2008 que incluye 48.000 millones de euros adicionales ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. El presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, acaba de firmar un primer proyecto de presupuestos para 2008 que incluyen 70 billones de dólares adicionales (casi 48.000 millones de euros) para el esfuerzo bélico en Irak y Afganistán. George Bush firmó los presupuestos al día siguiente de Navidad y a bordo del Air Force One, el avión presidencial, que le llevaba a su rancho de Texas para celebrar el fin de año. No habían pasado ni veinticuatro horas y ya le amargaba las fiestas el virulento asesinato ayer de Benazir Bhutto en las calles de Rawalpindi. Hasta entonces George W. Bush podía estar contento de lo que da de sí el espíritu navideño, combinado con la cabezonería texana. Es una verdadera hazaña conseguir fondos para la guerra en Irak y Afganistán con la opinión pública en contra y con la oposición intentando cortar el grifo para modificar la política exterior. A George W. Bush le está costando pagar la guerra casi tanto como ganarla. Y en cambio, a base de mantenerse firme y no dar su brazo a torcer, está consiguiendo por lo menos lo primero. Estos 48.000 millones de euros nuevos los ha conseguido sin condiciones y sin calendarios de retirada como los que al principio pretendían imponerle la oposición demócratas. Aún así, el presidente George W. Bush les ha pegado un buen tirón de orejas, afirmando que está harto de sus reproches y tecnicismos y que espera que de aquí al próximo mes de febrero, cuando tendrá lugar el próximo asalto presupuestario, estén más dispuestos a colaborar y a ponerle menos pegas. norteamericano hace exactamente lo que quiere, sin escuchar aproximadamente a nadie. Más teniendo en cuenta que se va a ir, y ya no es él quien tendrá que encarar las iras del electorado. Por si esto fuera poco, lo sucedido los últimos días, y en especial ayer, en Pakistán es un nuevo frente de crítica virulenta contra la Casa Blanca, que ha gastado muchos y muchos dólares en ayuda a un presunto amigo y aliado como Pervez Musharraf, con resultados inenarrables: ni rastro de Osama Ben Laden, ni rastro de democracia operativa y creíble, ni rastro de estabilidad en esta conflictiva región asiática. George W. Bush REUTERS No da su brazo a torcer Debilidad de los demócratas No es fácil que eso suceda. Hasta ahora, George W Bush ha lo. grado sacar adelante sus cuentas aprovechando la debilidad congénita de los demócratas en el tema de la guerra de Irak y Afganistán: quieren estar en contra, pero no saben cómo. No es fácil dejar a los soldados y a los veteranos sin recursos sólo para apretarle las tuercas al presidente estadounidense. Pero si no le aprietan las tuercas, el mandatario