Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27- -12- -2007 Rowan Atkinson (Mr. Bean) se estrella contra un automóvil en Aspen 97 EN SU PUNTO Beatriz Cortázar FINALMENTE TITA NO CENÓ CON SU HIJO arecía que la Nochebuena iba a hacer el milagro en el hogar de los Thyssen y que la baronesa iba a aceptar la presencia de su nuera en su mesa, haciendo verdad aquello de pelillos a la mar. Días antes de esa noche, hubo varios contactos entre madre e hijo y conversaciones con intermediarios para ver si, al final, las cosas volvían a su cauce (el que corría antes de la boda) y la paz reinaba en la familia. Pero no ha podido ser. Finalmente, y con un gesto para demostrar que no es mujer de faroles, Tita no cenó con su hijo Borja, puesto que la única condición que le puso fue que acudiera solo y sin la embarazadísima Blanca al lado. Como era de suponer, Borja no quiso dejar esa noche sola a su esposa, y de ahí que no fuera al domicilio materno. Esta Nochebuena cenaron con un hermano de Blanca y su mujer, ya que los suegros de Borja se encontraban en Alemania, el país natal de la abuela materna del futuro Thyssen, Sacha, que, ironías de la vida, también tendrá sangre alemana en sus venas. Pues mientras los Thyssen cenaban por separado (la baronesa lo hizo con un grupo de íntimos amigos y sus dos hijas) en el Palacio de Liria sí se reunían todos por Navidad. La duquesa de Alba sentó en su mesa a sus hijos y a Genoveva Casanova, que acudió con sus gemelos, Luis y Amina, tal y como había anunciado hace pocas semanas. Que el matrimonio esté roto no significa que sus hijos no puedan tener unas Fiestas en paz y con sus padres compartiendo turrón y mantecados. Algo que no hizo, sin embargo, la madre de Genoveva, quien había pasado unos días en Madrid con su hija y nietos, pero que ya debe encontrarse de regreso en México. Por cierto, esta semana en Diez Minutos relacionan a Genoveva con José Asín, el mismo hombre que en su momento también vincularon con Gema Ruiz. Pues ni con una ni con otra pasa de tener algo más que una amistad. P EL Duque de Lugo y sus hijos, Froilán y Victoria Eugenia, llegan al monasterio soriano de Santo Domingo A. CASTAÑO El Duque de Lugo asiste a la misa en memoria del Conde de Ripalda El Duque de Lugo, Jaime de Marichalar, asistió ayer, acompañado de sus dos hijos, a la tradicional misa que todos los años se oficina en memoria del conde de Ripalda en la iglesia románica de Santo Domingo, en la capital soriana. Este año no ha asistido al acto la Infanta Elena, que había asistido a la misa desde que contrajo matrimonio con Jaime de Marichalar en 1995. Desde entonces, tras la cena de Nochebuena en el palacio de la Zarzuela junto con los Reyes y el resto de la Familia Real, los Duques de Lugo se trasladaban a Soria para pasar unos días con los familiares de Jaime de Marichalar. El Duque de Lugo, que ha salido de la iglesia cogido de la mano de su hijo Froilán, precedido unos pasos de su hermana Victoria Eugenia, ha acudido a esta cita familiar en la que también ha estado su madre Concepción Sáenz de Tejada, viuda del conde de Ripalda, y todos sus hermanos y sobrinos. Tras finalizar la ceremonia religiosa, la familia Marichalar ha mantenido el tradicional encuentro con las clarisas, monjas de clausura del convento anexo a la iglesia de Santo Domingo. La misa cantada ha servido para recordar la figura del padre de Jaime de Marichalar, al cumplirse el vigésimo octavo aniversario de su fallecimiento, informa Efe. En la iglesia de Santo Domingo también se encuentran los restos de Luis Marichalar, abuelo de don Jaime, quien fue diputado por Soria desde 1899 hasta 1923, además de alcalde de Madrid en 1913 y ministro de la Guerra en 1920. Los Duques de Lugo anunciaron su separación el pasado mes de noviembre después de más de doce años de matrimonio. La actriz Michelle Rodríguez, de perdida a presidiaria La actriz Michelle Rodríguez, conocida, especialmente, por su participación en Perdidos durante la segunda temporada, está pasando las Navidades entre rejas. Rodríguez se presentó el pasado domingo en la prisión del condado de Los Ángeles para cumplir una condena de seis meses por no cumplir tareas de servicio comunitario y dar positivo en un aparato de control de alcoholemia que llevaba permanentemente como parte de un programa de libertad condicional tras un accidente de tráfico. Rodríguez, en una fotografía antes de su ingreso en prisión AFP