Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DEPORTES Tenis JUEVES 27 s 12 s 2007 ABC Australia, clave para Nadal Su equipo ya ha preparado la temporada que viene, que comienza el lunes en Chennai, con un objetivo prioritario: el número 1 de Federer. Tan difícil como siempre, las opciones del español pasan por el Open australiano POR JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Comienza la temporada y a Rafael Nadal le pasa como a los fumadores. Al final de la pasada, cansado de tantos torneos, tantos kilómetros en las piernas y tanta tensión en cada pista, juraba y perjuraba que dejaría de jugar tanto. Vamos, aquello de el uno de enero dejo de fumar Pues no. Pasa lo de siempre, que el vicio de estar en la elite, la ambición de alcanzar a Federer le pueden, a él y a su equipo. Tampoco es fácil alcanzar esa meta de jugar menos y descansar más. Un vistazo al calendario muestra que hay muchos torneos en los que ha sido campeón, debe defender muchos puntos y hay que jugarlos so pena de dejar escapar al suizo. Y luego está el dinero, que también cuenta. Un ejemplo: a primeros de julio, según acababa Wimbledon, el equipo de Rafa había decidido que no jugaría en Dubai y se centraría en el circuito suramericano: puntos a ganar, tierra batida... un mercado lleno de petróleo por explotar. No será tal: ¿El circuito suramericano? -decía Rafa- No, no lo voy a hacer. Eso era antes. Pero con los Juegos Olímpicos por medio, prefiero Dubai El quid de la cuestión es que cuando les dijeron a los árabes que no iban a ir, éstos tiraron de chequera y les ofrecieron- -a Rafa y a Federer- -un millón de dólares a cada uno para que disputaran el torneo. Y ante eso no hay nada Las cuitas y las cuentas de Roger Federer ante la nueva temporada Un año más el pulso que mantuvieron la pasada temporada Federer y Nadal marca la campaña que viene. El suizo salió vencedor con ocho títulos, tres del Grand Slam, y el de Manacor ganó seis, con su tercer Roland Garros consecutivo, convirtiéndose en la sombra más inquietante del número uno del mundo. Federer comenzó el año ganando el Abierto de Australia (tercera vez) y lo terminó alzándose con su cuarto triunfo en la Copa Masters de Shanghai. Entre medias sumó seis títulos más, quinto Wimbledon y cuarto Open de EE. UU. incluidos, para acabar por cuarto año consecutivo como rey del tenis mundial. No obstante, el suizo fue batido el pasado año por seis hombres, algo poco normal. Tres lograron vencerle en dos ocasiones, Nadal, en las finales de Roland Garros y Montecarlo, y los argentinos Cañas y Nalbandian. Volandri, Djokovic y González fueron los otros tres que consiguieron ganarle. Nadal tiene los ojos puestos en el número 1 de Federer que hacer. Ni puntos ni gloria ni número uno... Aunque eso no quiere decir que se pierda de vista el objetivo prioritario: cazar al suizo. Y eso pasa por el Open australiano, donde Nadal y los suyos van a ir con todo. Sucede que Federer defiende título, luego ahí no va a ganar puntos, pero Rafa sí. Rafa cayó el año pasado en cuartos: aquel partido ante Fernando González en el que fue derrotado después de acusar unas molestias en el recto. El español consiguió 250 puntos, pero si logra llegar a la final, sólo con llegar, le metería a Federer 450 puntos de un golpe y, si encima gana, serían mil, con lo que restaría 750. Ahora mismo el suizo tiene una renta de 1.445 puntos sobre el mallorquín. A partir de dejarle en 695 puntos todo es posible y el sueño estaría bastante más cerca. Es por eso que Rafa se va a cuidar en este principio. Mañana viaja a la India para disputar el torneo de Chennai y desde ahí, descanso hasta el mismo torneo de Australia, que experimenta con pista nueva: No sé cómo es. Me han dicho que AFP rápida, pero no puedo aventurar nada. No he jugado en ella Esta temporada es algo especial. Hay Juegos Olímpicos y eso, de alguna manera, aprieta el calendario porque, además de los torneos habituales, los tenistas tendrán China y la ambición natural por las medallas. Eso, en el caso de Nadal, podría condicionar la temporada norteamericana. Su tío y los responsables de su salud intentarán conseguir la mayor parte de puntos en arcilla para luego poder dosificar la temporada de pista dura, pero también en ese aspecto hay problemas. Por ejemplo, no puede renunciar a Indian Wells porque defiende título. Si renovara podría darse el lujo de no jugar en Miami pero, como dice el propio Nadal: A tanta distancia de tiempo no puedo decir si voy a jugar esto o lo otro. Son los resultados los que dictan el calendario En realidad, la aspiración es intentar cosechar muchos puntos para así poder dar de lado torneos como Cincinatti o Montreal. Incluso, sería bueno pasar de alguno entre los de Hamburgo, Suttgart o Barcelona, pero con la de puntos que Rafa tiene en ellos (ganó los dos últimos y fue finalista en el primero) es una empresa que se antoja imposible. Y a todo esto está el pie y la musculatura en general del jugador que, con el tipo de tenis que practica, se va cargando a medida que pasa la temporada. Los cuidadores intentarán protegerle, pero el asalto al número uno requiere unos esfuerzos que, por ejemplo, Federer, debido a su estilo, no necesita. Pero lo va a intentar, un año más, una vez más, y esta vez con Djokovic echándole el aliento en la nuca, aunque los analistas piensan que al serbio aún le falta cabeza para el asalto final. Cuidar el físico Los puntos a defender Campeón: Stuttgart, Indian Wells, Montecarlo, Roma, Barcelona y Roland Garros. Finalista: Wimbledon, Hamburgo y París. Semifinalista: Canadá y Chennai. Cuartofinalista: Madrid, Australia, Queen s y Miami.